Cultura

Del 'procés' a Vargas Llosa: lo que debe saber de ARCO

La feria, que se celebra en los pabellones 7 y 9 de IFEMA desde el 27 de febrero hasta el 3 de marzo, será inaugurada con la presencia del Nobel de Literatura

Una imagen de la edición pasada de ARCO.
Una imagen de la edición pasada de ARCO. EFE

Un año más, ARCO intenta abonar el árido terreno del coleccionismo en España. Y lo hará con Perú como País invitado. Sus organizadores buscan un encuentro con los artistas de ese país, pero, sobre todo, con el coleccionista latinoamericano. No es casualidad que Brasil, Colombia y Argentina hayan sido los últimos invitados de la feria. El empequeñecimiento y poco peso del del coleccionismo español ha motivado la búsqueda de mercados en expansión.

La feria, que se celebra en los pabellones 7 y 9 de IFEMA desde el 27 de febrero hasta el 3 de marzo, acoge a 203 galerías procedentes de 31 países; 166 galerías incluidas en el programa general, a las que se suman 49 que forman parte de los programas comisariados, que exponen pintura, escultura, instalaciones, fotografía, vídeo, nuevos medios, dibujo y grabado. En esta ocasión, la inaugurará el escritor Mario Vargas Llosa, el día 27 de febrero. 

A esta edición regresa el polémico artista Santiago Sierra, que ya avivó el debate con las obras de los 'presos políticos'

Si el año pasado hubo polémica -cuándo no la hay en esta feria- por la serie de 24 fotografías de Santiago Sierra titulada Presos Políticos en la España Contemporánea, en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras o los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra), este año se reedita el asunto, entre otras cosas por la galería Helga de Alverar vuelve a traer al artista cuya polémica pieza valorada en 80.000 euros y adquirida por Tatxo Benet, socio de Jaume Roures en Mediapro.

A mitad de camino entre la feria divulgativa y el espectáculo mediático, ARCO por en marcha su propia noria, su tiro al blanco y su mujer barbuda. El mercado español del arte representa el 1% del global y en esta ocasión, su feria de arte contemporáneo más importante, ratifica la pequeñez y endogamia del circuito.  En su entrega número 38 la amenazan los mismos temas: las representaciones de Franco que ya dieron de qué hablar con las obras de Eugenio Merino, y que podrían rebrotar a raíz de que el escultor coruñés Enrique Tenreiro pintara una paloma de la paz en color rojo sobre la rumba del dictador el año pasado.

En esta ocasión, la inaugurará el escritor Mario Vargas Llosa, el día 27 de febrero

Perú en Arco se presenta con una selección de 23 artistas en 15 galerías, comisariados por Sharon Lerner, además del programa paralelo que se desarrolla con diferentes exposiciones por Madrid, comisariado por la peruana Fietta Jarque. Entre esas exposiciones destaca la muestra de la Fundación Telefónica sobre la cultura Nasca, desarrollada entre los años 200 a.C. y 650 d.C. en el sur del Perú, una civilización que deslumbró al mundo por su cerámicas y tejidos.

Otras muestras importantes son 'Amazonías', sobre el arte que se hace en ese territorio sin fronteras; 'Retratos de un paisaje', que resume el esplendor de la fotografía peruana a comienzos del siglo XX, o "Sincrónicas", que reúne la visión del arte contemporáneo peruano bajo la mirada de cinco grandes coleccionistas, entre ellos, la Fundación de Ella Cisneros-Fontanals.

Un detalle de l sobra De Santiago Sierra en la que aparecen los 'presos políticos'.
Un detalle de l sobra De Santiago Sierra en la que aparecen los 'presos políticos'. Archivo


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba