Considerando la difícil situación que atraviesa el sector del teatro con el IVA del 21% y el desplome de la venta de entradas, habrá quién se pregunte si se trata de una propuesta o de una ocurrencia. En tal caso, Acción Cultural Española no considera "descabellado" que en los próximos años los móviles incluyan la opción 'modo teatro' (similar a las opciones para los aviones) que silencie "por completo" el dispositivo, ante la proliferación de 'smartphones' en las obras.

Esta es una de las conclusiones del Anuario AC/E de cultura digital impulsado por este organismo para "iniciar una línea editorial" destinada a conocer el impacto de las nuevas tecnologías en el sector cultural. En esta ocasión, el primer anuario está dedicado a las artes escénicas.

En el último apartado, AC/E alerta del hecho "cada vez más frecuente" de ver en los teatros a personas provistas de un 'smartphone' "dispuestas a tuitear algo" en medio de una representación. Por ello, contempla la opción arriba citada para los móviles, "parecida al 'modo avión'", que silencie la entrada de llamadas y tan solo deje la posibilidad de la conexión a Internet para redes sociales y consultas de información.

En cualquier caso, no rechaza que las segundas pantallas se conviertan "a corto plazo" en un medio de comunicación con otros aficionados presentes en la sala o fuera de ella. Además, ha destacado el papel que tendrán estas nuevas tecnologías incluso en el desarrollo de la obra.

"En un futuro nos encontraremos ante nuevas obras de teatro o de ópera que contemplen la participación del público a través de las tecnologías de la información o el uso de redes sociales, en tiempo real. Supondría un paso más en la integración histórica entre platea y escenario", ha recogido el anuario.

Apple ya se adelantó

En 2012, Apple registró en la Agencia de Patentes Estadounidense, bajo el nombre de Aparatos y métodos para la aplicación de las políticas sobre un dispositivo inalámbrico, una aplicación que apagaría el teléfono o evitaría su acceso a la Red, dependiendo de la ubicación, como un museo o un avión. 

Esta aplicación supone una desactivación de algunas de las funciones del 'smartphone' en función del área donde se encuentre. Por ejemplo, si se está en un cine o en un teatro se apagaría el sonido, y si el usuario está en un avión, la conexión Wi-Fi. Para ello, hace uso del sistema de posicionamiento GPS de Apple, de modo que cuando el dispositivo móvil se acerque a un área concreta, se active alguna de estas funciones automáticas. Otras opciones incluyen la desactivación de la luz, del sonido, de la conectividad web, el uso de la alarma y la puesta en marcha del "modo en espera", ante determinadas situaciones.