Cine

Las claves para producir una película en España

Las nuevas plataformas digitales han permitido que la oferta se incremente y que ahora no cueste tanto producir un filme

Fotograma de la película Todos lo saben, de Asghar Farhadi
Fotograma de la película Todos lo saben, de Asghar Farhadi

Crear una obra como 'Ágora', la gigantesca producción de Alejandro Amenábar de 2009, costó unos 50 millones de euros. Concebir algo como 'Lo imposible', de Juan Antonio Bayona, supuso desembolsar 30 millones. Sin embargo, no todas las producciones españolas necesitan presupuestos tan altos para salir adelante. Con la irrupción de las nuevas plataformas digitales como Netflix o HBO, la oferta se incrementa y, ahora no cuesta tanto producir una película.

Miguel Ángel Poveda, profesor de EAE Business School y Ceo de Gold Tower Producciones, aclara algunas dudas sobre la parte económica del cine y afirma que "antes costaba más producir una película que ahora" gracias al mundo digital. "Ahora hay más demanda de producto y el estándar de una película de cine está entre los dos y los dos millones y medio de euros", asegura. "Alrededor del 80% de las producciones que se hacen en este país" están en esas cifras.

Ejemplo de ello son filmes que cosecharon gran respaldo del público y de la crítica y cuyo presupuesto no superó los cinco millones como por ejemplo 'El hombre de las mil caras', dirigida por Alberto Rodríguez Librero y protagonizada por Eduard Fernández. También hay filmes con presupuesto inferior: 'Que Dios nos perdone', del aclamado Rodrigo Sorogoyen, fueron cuatro millones; 'Julieta', de Pedro Almodóvar, 1.350.000 euros; o 'Tarde para la ira', del actor y directo Raúl Arévalo, 1.200.000 euros.

El productor señala que hay cuatro caminos para financiar una obra. La primera consistiría en la venta de derechos a las plataformas tanto digitales como la televisión tradicional. Eso supondría un tercio del total del presupuesto. La segunda vía para generar ingresos es la coproducción, en la que el productor se asocia con otros inversores. Por último, estarían las ayudas y subvenciones que, defiende Poveda, "no es tanto dinero como la gente piensa". "Son un concurso público, tú lo solicitas pensando que te lo van a dar, pero si no lo hacen tienes que suplir esa parte", explica el experto, por lo que "no queda otra que pedir un préstamo bancario". Para ello, las productoras firman "préstamos blandos" con diversas entidades financieras.

Fotograma de 'Tarde para la ira'
Fotograma de 'Tarde para la ira'

Beneficios fiscales para la producción de una película

Los incentivos fiscales, aunque no son una forma de financiación, también ayudan a aligerar el presupuesto de las producciones.Aunque en España el camino del mecenazgo aún está por desarrollar del todo, existen desde hace tres décadas una serie de ventajas para empresas o particulares que quieran invertir en el mundo de la cultura."En el primer año, los patrocinadores se podrán desgravar un 20% y en el segundo un 40%", señala Poveda. 

Por cada millón que un productor extranjero invierta en España se le devuelve un 15% en la península y un 40% en el archipiélago canario"

Muchos productores eligen España como escenario para rodar sus películas. No solo eligen este país por sus paisajes y su diversidad de ambientes. también cuentan con una interesante ventaja fiscal que se utiliza para fortalecer el sector y "convertir a España en un plató de televisión y cine" internacional. Estas ventajas de obtienen a través del 'tax-refund' (reembolso en castellano).

Fotograma de 'Juego de tronos' en España
Fotograma de 'Juego de tronos' en España

Esta devolución se realiza para "dar beneficios a los productores extranjeros para que quieran trabajar aquí". Ha pasado con superproducciones como 'Juego de Tronos', que ya ha grabado en varias ocasiones en España. Ahora prepara una precuela que será rodada en Canarias. Gracias a las ventajas fiscales, por cada millón que inviertan los productores se les devuelve un 15% en la península y un 40% en el archipiélago canario.

"La taquilla es residual, solo funcionan dos películas al año"

En cuanto a la taquilla, el productor afirma que "no significa nada". "Para el 80 u 85% de las películas es puramente residual por no decir inexistente", añade.

Poveda asegura que la recaudación es "un desastre". "Solo funcionan 2 o 3 películas al año" y "el resto no hace dinero ni para pagar la publicidad y las copias", señala.

De acuerdo con los datos recogidos por el ICAA (Instituto de la cinematografía y de las artes audiovisuales), hay dos producciones que destacan frente al resto: 'Campeones' y 'Superlópez'. Recaudaron el pasado año 19,1 millones y 10,6 millones, respectivamente -3,2 y 1,8 millones de espectadores-.

Si se observa lo obtenido en las películas nominadas a los Premios Goya, la recaudación baja hasta incluso los 94.232 euros que consiguió 'Entre dos aguas' (15.521 espectadores). 'Todos lo saben' ganó 3,1 millones (570.326 espectadores); 'El reino', 1,4 millones (273.634 espectadores); y 'Carmen y Lola', 326.208 euros (58.817 espectadores). 

Además de lo recaudado hay que tener en cuenta lo invertido. Un ejemplo claro es quien conquistó los premios de la Academia, la película de Sorogoyen. Su presupuesto fue de 4 millones más 1,4 sufragados por el ICAA. Su recaudación, menos de tres veces lo invertido. 

Según Poveda, si los productores tienen que pagar publicidad y copias, que es lo habitual, de esa recaudación "no se llevan nada". 

Ahora bien, si la distribuidora asume los costes, el productor se lleva "entre un 20 y un 50% (dependiendo de la película y la negociación) del precio de taquilla". 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba