Los artistas de espectáculos públicos no tendrán que acreditar su falta de actividad derivada de la pandemia del coronavirus para acogerse a la prestación de desempleo, tal y como demandaban los afectados y los portavoces de los grupos parlamentarios, según ha informado este miércoles el Ministerio de Cultura.

La cartera dirigida por José Manuel Rodríguez Uribes señala que, según el Real Decreto que publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE), la medida "simplifica" la tramitación del desempleo porque elimina "el requisito de acreditar su situación de falta de actividad" derivada de la pandemia "por las dificultades" que ello supone para los profesionales artísticos.

Asimismo, en un comunicado, Cultura indica que para calcular los días de actividad que genera "el derecho a la prestación", se computará del 14 de marzo de 2019 al 14 de marzo de 2020, considerando esta fecha como "la de situación legal de desempleo" sin necesidad de aportar documentación.

Además, añade el texto, será posible suspender el cobro de la prestación para realizar trabajos por cuenta propia o ajena, "en coherencia con la intermitencia de la actividad, y con el propio régimen de la prestación por desempleo", y reanudarlo después.

Los promotores musicales dijeron que el plan de 'desescalada' del Gobierno dejaba fuera casi "a la totalidad de la música en directo"

Con esta medida, el Gobierno de coalición asegura que está respondiendo a la demanda de los artistas y trata así de paliar las duras críticas que el mundo de la cultura han ido expresando las últimas semanas. 

Abandono de la música en vivo

El pasado 30 de mayo la Asociación de Promotores Musicales (APM) consideró que el plan de 'desescalada' del Ejecutivo de Pedro Sánchez dejaba fuera "prácticamente a la totalidad de la música en directo" y exigían que, con "urgencia", se estableciese una fecha para la vuelta de los conciertos en vivo y festivales con "aforo completo" para poder estar amparados por el marco legal. 

Asimismo, pedían aplicar el concepto de fuerza mayor y saber las medidas concretar y plazos para así poder estar amparados por el marco legal. Desde la APM necesitaban que se aplicase la fuerza mayor hasta que la actividad no vuelva a la normalidad para poder aplicar, por ejemplo, ERTEs, si lo ven necesario.  

Asistentes al Arenal Sound

Por otro lado, la industria musical solicitaba "medidas urgentes" como el "bono cultural" o la reducción del IVA cultural. 

76 millones para cultura

Días después, el pasado 5 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto-ley por el que se destinarán alrededor de 76 millones de euros a ayudas para el sector cultural y a la financiación de las empresas culturales relacionadas con todas las artes: cine, música, artes escénicas, etc.