La escena es la siguiente: en el último año el Ayuntamiento de Madrid ha autorizado casi 10.000 rodajes de películas, documentales, anuncios publicitarios, cortometrajes y otros proyectos audiovisuales. La cifra deriva en una media de  27 rodajes diarios que las productoras consideran mejorable y así se lo han trasmitido al equipo de Manuela Carmena. Con vistas a fortalecer las relaciones entre la capital y el cine, el área de Cultura del consistorio, dirigida por Celia Mayer, ha presentado este viernes un ambicioso plan que contempla triplicar el presupuesto actual de 400.000 euros de cara al próximo año. Es decir, Madrid contará con 1.200.000 euros en 2017 para impulsar el sector audiovisual.

La estrategia contará con cuatro ejes de actuación dirigidos a convertir la capital en "ciudad de festivales", "plató de cine", "ciudad de creadores" y para que el cine llegue a todos los barrios. Y es aquí donde la reconocida cineasta Lola Salvador entra en escena.

La cineasta Lola SalvadorLa veterana guionista catalana (Premio Nacional de Cinematografía, ganadora de un Goya y Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes) será la encargada de liderar la nueva estrategia en Madrid. "Al igual que París o Nueva York, Madrid tiene un atractivo que tiene que aprovechar", ha dicho Salvador en un acto celebrado en espacio Cineteca, en el Centro de Creación Contemporánea Matadero, al que ha acudido con un palillo "para ahuyentar a los malignos" -en homenaje a Luis García Berlanga, quien, según la cineasta, siempre llevaba un palillo- y con uno de los "sujetalibros" italiano que le regaló la viuda de su ya fallecido amigo Rafael Azcona.

"Esta iniciativa es para mí una gran superproducción en la que tengo una veintena de funciones, pero me gustaría añadir una más: hacer que la gente respete al cine, a los creadores, a los artistas y a los técnicos", se proponía Salvador, que ha recordado que su trayectoria profesional comenzó con El fabuloso mundo del circo, la superproducción que trajo a Madrid a grandes estrellas de Hollywood como John Wayne, Rita Hayworth y Claudia Cardinale. "Veo que terminaré en el fabuloso mundo del Ayuntamiento de Madrid, que tiene mucho de fabuloso y mucho de circo", ha bromeado la galardonada cineasta que contará en su equipo con Javier Corcuera y Yolanda Pividal.

Una nueva Film Office

Entre las ideas que incluye el plan destaca la creación de una nueva Film Office, que recuperaría la labor de la fallida Film Comission, oficina disuelta hace dos años. "El formato fracasó, está en un proceso de liquidación de deuda, pero, como paralelamente tenemos que rellenar ese vacío que demanda el sector del cine, tenemos que encontrar un modelo asumible", ha explicado José Haro, director de gabinete de Cultura y Deportes. Cabe destacar que la Comunidad de Madrid ya cuenta con una oficina similar, Film Madrid, con la que el Ayuntamiento explica se está coordinando. Como ejemplo de Film Office, Lola Salvador ha apuntado a la de París. "La gente del cine siempre ha querido copiar bien. La ley francesa contempla una serie de beneficios fiscales etc. y tienen un 40% del mercado. Se trata de una oficina en la que trabajan de 20 a 30 personas, con idiomas, y funciona como un reloj", ha dicho.

El festival Documenta Madrid se reforzará gracias a un 30% más de presupuesto, al pasar a 300.000 euros

Otra de las consecuencias inmediatas es el cambio en la gestión de Cineteca, el espacio de Matadero dedicado hasta ahora casi en exclusiva al cine de no ficción. Mikel Olaciregui deja la dirección de este pequeño templo del cine documental, dotado con dos salas de 250 y 70 personas, función que ahora asumirán Salvador y su equipo. Por su parte, Olaciregui pasará a dirigir el festival Documenta Madrid, que se celebra cada año entre abril y mayo y que se reforzará y ampliará gracias a un 30% más de presupuesto, al pasar de 228.000 euros a 300.000 euros para "vertebrar todo lo que sucede en la ciudad". Sin establecer ningún plazo para la materialización de las iniciativas que contiene la estrategia, Haro ha prometido que la "fotografía final que resulte de la relación entre el Ayuntamiento y el cine será mejor que la que nos hemos encontrado".