Tres autores españoles optan al capítulo internacional del Man Booker Prize, el galardón literario más prestigioso en el mundo anglosajón y con el que se reconoce al mejor libro publicado en inglés durante el año. Esta sección, creada hace cinco años, premia una obra perteneciente a un escritor de cualquiera de los cinco continentes y que haya sido traducida al inglés.

La primera es The Impostor, la traducción que hizo Frank Wynne de El impostor, novela Javier Cercas publicada por Literatura Random House en 2014. Le sigue Like a Fading Shadow, la traducción de Camilo A Ramírez a partir de  Como la sombra que se va (Seix Barral), una historia de 2014, en la que Antonio Muñoz Molina reconstruye la fuga del asesino de Martin Luther King, James Earl Ray, para revelar otro tema: cómo fue escrita una novela 27 años atrás. 

La tercera plaza de los españoles la tiene El comensal, la primera novela de Gabriela Ybarra y que fue publicada hace ya tres años por el sello Caballo de Troya. En sus páginas, la escritora entreteja las historias que forman parte de su biografía personal. Traducida como The Dinner Guest por Natasha Wimmer. Los tres libros compoten con libros de otros autores como la francesa Virginie  Despentes, con Vernon Subutex. Libros de hasta diez lenguas distintas lucharán por hacerse con las 50.000 libras del premio

Inaugurada en 2005, la edición internacional del Booker abarca a autores de los cinco continentes. El premio ha recaído anteriormente en el albanés Ismail Kadare, el nigeriano Chinua Achebe ol escritor experimental húngaro László Krasznahorkai, que vuelve a aparecer en la lista de 2018. Este año, el jurado ha contemplado 108 libros, una selección en la que tienen un peso importante los libros de las editoriales independientes, tal y como comentó al diario The Guardian la presidenta del jurado, Lisa Appignanesi.

"Hay que quitarse el sobrero ante los editores independientes. Cuesta dinero traducir, es más difícil de publicar, más difícil de vender. Pero creo que el número de lectores de ficción extranjera publicada por este tipo de editoriales está creciendo y creciendo, y eso solo puede ser algo bueno. Siempre hemos sido una isla que mira al mundo, y ahora el mundo acude a nosotros de una manera extraordinaria. Eso es fantástico ", dijo Appignanesi.

A diferencia del Man Booker, que se concede anualmente, este tiene carácter bienal. El ganador no se elige de entre un grupo de novelas presentadas por las editoriales, sino que la lista de los seleccionados de la edición internacional responde exclusivamente al criterio de los miembros del jurado. La presidenta del jurado Lisa Appignanesi Appignanesi, junto al poeta Michael Hofmann, los escritores Hari Kunzru y Helen Oyeyemi así como el periodista Tim Martin darán a conocer la lista de finalistas el día 12 de abril. El nombre del ganador se hará público el 22 de mayo.