Series

'The Crown', la nueva joya de la corona de Netflix

La plataforma ha invertido cerca de 140 millones de euros en la serie, por lo que se ha convertido en la más cara de su historia. ¿Da para tanto lo que sucede en el interior de Buckingham Palace?

¿Quién es Isabel Alejandra María Windsor? Puede que la Reina Isabel II de Reino Unido sea una de las monarcas más sometidas al escrutinio de los medios, pero su personalidad de puertas del Buckingham Palace para adentro continúa siendo un misterio. Quizá es ese enigma el que alimenta la imaginación del dramaturgo británico Peter Morgan para crear contenidos sobre la soberana. Fue el guionista de The Queen, la película que le valió aHelen Mirren un Óscar a la mejor actriz; es el autor de la producción teatral The Audience, que narraba la relación entre Isabel II y sus primeros ministros y ahora irrumpe con The Crown, la primera producción original inglesa de Netflix que, además, se ha convertido en la serie —en streaming y de televisión en general— más cara de su historia. Hasta 156 millones de dólares, unos 139 millones de euros, ha invertido la plataforma en la última apuesta de Morgan, lo que supone 14 millones de euros por capítulo.

Estrenada el pasado 4 de noviembre, The Crown cuenta la historia de los interiores de dos de las residencias más célebres del mundo: el palacio de Buckingham y el número 10 de Downing Street. Pero a sus 90 años y con más de 64 en el cargo, Isabel II lleva a sus espaldas el reinado más largo del mundo, por lo que exponer sus intrigas personales y las rivalidades políticas que se han cruzado en su camino en una serie es una pretensión muy ambiciosa. "Si vas a contar la historia de una de las familias más ricas y famosas del mundo, tienes que estar a la altura", comentó el productor de la serie Andrew Eaton (Rush).

La serie más cara de la historia: Netflix ha invertido en 'The Crown' hasta 14 millones de euros de media por capítulo

Detrás del desorbitado desembolso existe un equipo que durante dos años y medio ha investigado meticulosamente archivos, biografías y actas de los Consejos de Ministros, además de apoyarse en las conversaciones que Peter Morgan ha mantenido con personas vinculadas a la Casa Real. "La trama principal es real, son hechos históricos", dice Suzanne Mackie, una de las productoras ejecutivas de 'The Crown'. "Pero cuando llegamos a los momentos más personales e íntimos, ahí sí que hemos tenido que usar nuestra imaginación", reconoce.

Reina con 25 años

La nueva joya de la corona de Netflix, que forma parte de su campaña de expansión con contenidos locales de alcance internacional,comienza con una joven princesa Isabel (Claire Foy) cuya prioridad es disfrutar de su felicidad conyugal antes de ascender al trono. Quiere tiempo para ocuparse tranquilamente de su familia en Malta mientras la carrera de su marido prospera en la Marina, pero sus aspiraciones pronto se ven truncadas con la inesperada muerte de su padre, el rey Jorge VI y, con tan solo 25 años, hereda la Corona y con ella todas las responsabilidades que conlleva. "La Corona trae consigo una serie de responsabilidades y reorganiza las estructuras del poder de modo que supone todo un reto", comenta Morgan.

John Lithgow, el protagonista de 'Cosas de marcianos', interpreta al ex primer ministro Winston Crurchill

De repente, Isabel dejar de ser únicamente esposa, hermana o hija. Ahora es reina, cabeza de la familia, jefa de Estado, cabeza de la Iglesia anglicana y cabeza de la Commonwealth, la organización que agrupa a 52 países, en su mayoría, ex colonias del Imperio Británico. De hecho, Isabel II es la monarca en 16 de estos estados. "Tanta responsabilidad con 25 años… En tan poco tiempo, ¿qué pasa con ella como mujer, en su familia, en su matrimonio? No es sólo la historia de Isabel II, es la historia de todos nosotros en la segunda mitad del siglo XX. Es una familia extraordinaria en circunstancias extraordinarias. Es fascinante para alguien que se dedica a crear historias", contó Morgan en la rueda de prensa que el equipo de The Crown ofreció en Londres un par de días antes del estreno. 

El dinero invertido en la serie se refleja en una cadena de detalles cuidados al máximo como el impresionante montaje escénico o el diseño de vestuario, que corre a cargo de Michele Clapton, quien ya ideó los trajes de los protagonistas de Juego de Tronos durante cuatro temporadas. Aunque lo más atractivo de esta ficción inspirada en hechos reales, nunca mejor dicho, es la capacidad para trasladar a los espectadores a los ambientes interiores en los que se mueve Isabel II, haciendo que resulte igual de verosímil verla en combinación en su dormitorio que paseando por la abadía de Westminster vestida de novia. Además de presentar la faceta personal de personajes históricos como el duque de Edimburgo (Matt Smith), el primer ministro Winston Crurchill (John Lithgow); el príncipe Ernesto de Hannover (Daniel Betts); el político conservador Athony Eden (Jeremy Northam) o la princesa Margarita (Vanessa Kirby).



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba