Cultura

Sergio Ramírez ya está en España para recibir el Premio Cervantes

Recibirá el reconocimiento en Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares el 23 de abril, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, fecha en que se conmemora oficialmente el fallecimiento de Miguel de Cervantes

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en la Biblioteca Nacional pocos días antes de recibir el Premio.
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en la Biblioteca Nacional pocos días antes de recibir el Premio. EFE

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez  quien fue reconocido con el Premio Cervantes de Literatura en Lengua Castellana correspondiente a 2017, se encuentra ya en España para recoger el que considera el máximo galardón de las letras hispanoamericanas, y que será entregado de mano de los reyes, el presidente de Gobierno y el resto de las autoridades en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares el 23 de abril, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, fecha en que se conmemora oficialmente el fallecimiento de Miguel de Cervantes.

Sergio Ramírez sonaba con insistencia como posible galardonado y no solo este año, también en las ediciones anteriores.  Su biografía hace honor al hecho cervantino, al espíritu del premio que lo distingue: en ella coinciden las armas y las letras. La revisión y el pulso de ambas, que se expresa en la capacidad de actuar, pero también de revisar y reconstruir. Sergio Ramírez ha librado todo tipo de batallas: culturales, políticas, ideológicas. Tras un largo exilio voluntario en Costa Rica y Alemania, Ramírez abandonó por un tiempo su carrera literaria para incorporarse a la revolución sandinista que derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza, en 1979.

En 1977 encabezó el Grupo de los Doce, formado por intelectuales, empresarios, sacerdotes y dirigentes civiles, en lucha contra el régimen de Somoza. Apoyó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y formó parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. En 1984 fue elegido vicepresidente de Nicaragua como compañero de fórmula de Daniel Ortega, con quien se mostró muy crítico. 

Trabajó para el restablecimiento de la paz en el país mediante negociaciones entre diferentes grupos y a través del tratado de Esquipulas. En febrero 1990, se presentó como candidato a la vicepresidencia de la nación por el Frente Sandinista, elecciones que marcaron el fin de la década sandinista al ganar el partido Unión Nacional Opositora (UNO), de Violeta Chamorro.

En el primer congreso del FSLN de 1991, Ramírez entró en la dirección del partido, sin embargo debido a continuos choques con la línea ortodoxa de Ortega, en mayo de 1994 quedó excluido de la dirección. Poco después perdió su escaño parlamentario. En 1995, y tras 20 años en el Frente Sandinista, abandonó la formación para promover la constitución del Movimiento Renovador Sandinista (MSR), que presidió. Fue candidato a la presidencia por el MRS en las elecciones de octubre de 1996, fue derrotado por Arnoldo Alemán y su partido no consiguió escaño en la Asamblea.

Sergio Ramírez, a la derecha junto a Fidel Castro y Daniel Ortega. Ramírez  criticó duramente a Ortega y se separó del  movimiento sandinista.
Sergio Ramírez, a la derecha junto a Fidel Castro y Daniel Ortega. Ramírez criticó duramente a Ortega y se separó del movimiento sandinista.

Hombre de letras 

Sergio Ramírez se licenció en Leyes en la Universidad Nacional de León, en 1964, tras organizar el movimiento literario Ventana con la publicación de una revista del mismo nombre y, en 1968, fue secretario general del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUA). De forma paralela a su actividad política y social, inició su carrera como escritor junto con Fernando Gordillo para publicar, en 1963, Cuentos, al que siguió una docena de libros, entre ellos,Tiempo de Fulgor, El pensamiento vivo de Sandino o Estás en Nicaragua (1985), sobre Julio Cortázar.

Retomó la escritura con la novela Castigo divino (1988), que obtuvo el Premio Dashiel Hammet en España, y la siguiente, Un baile de máscaras, ganó el Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera traducida en Francia en 1998. Ese año gana el Alfaguara de Novela 1998 conMargarita, está linda la mar. Ha publicado sus Cuentos completos (1998); Mentiras verdaderas (ensayos sobre la creación literaria, 2001); los volúmenes  Catalina y Catalina (2001), El reino animal (2007) y Flores oscuras (2013); así como las novelas Sombras nada más (2002), Mil y una muertes(2005), El cielo llora por mí (2008) y La fugitiva (2011).

Hace apenas unos meses, Sergio Ramírez publicó una nueva novela con el sello Alfaguara. Se trata de la novela Ya nadie llora por mí, cuyo hilo conductor es la historia contemporánea de su país y que vuelve a estar protagonizar el inspector Dolores Morales, ex guerrillero que ya aparecía en El cielo llora por mí, quien  tras el triunfo del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional), se incorpora a la policía, donde hizo carrera en la división antidrogas.  En esta entrega, Morales ya no forma parte de la policía y malvive como detective privado investigando infidelidades matrimoniales hasta que recibe el encargo de encontrar a la hijastra de uno de los hombres más poderosos del país.

La historia del Cervantes 

A lo largo de su historia, el Cervantes ha reconocido a 20 escritores españoles y otros 20 hispanoamericanos. México encabeza el podio  latinoamericano como el país con más escritores reconocidos: el primero de ellos, Octavio Paz, en 1981, así como Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005), José Emilio Pacheco (2009), Elena Poniatowska (2013)  y Fernando Del Paso (2015). Disputado claro, con los argentinos, con cuatro: Borges (1979), Ernesto Sábato (1984), Bioy Casares (1990) y Juan Gelman (2007).

Entre los españoles empatan los escritores andaluces y catalanes. Del primer grupo: los granadinos Luis Rosales (1982) y Francisco Ayala (1991), la malagueña María Zambrano (1988) y el jerezano Caballero Bonald (2012). Del segundo, los barceloneses Juan Marsé (2008), Ana María Matute (2010), Juan Goytisolo (2014) y Eduardo Mendoza (2016). El premio, que está dotado con 125.000 euros, se entrega en un solemne acto, presidido por los Reyes de España, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares el 23 de abril, Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, fecha en que se conmemora el fallecimiento de Miguel de Cervantes.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba