Premios Feroz

Noche 'para la ira'... de Almodóvar: el novel Raúl Arévalo arrasa en los Feroz

El cineasta manchego y su 'cine de mujeres' pierden fuelle. 'Julieta' se va con las manos vacías en las nueve categorías a las que estaba nominada.

Noche 'para la ira'... de Almodóvar: el novel Raúl Arévalo arrasa en los Feroz
Noche 'para la ira'... de Almodóvar: el novel Raúl Arévalo arrasa en los Feroz

El director novel Raúl Arévalo arrasó en la cuarta gala de los Premios Feroz, imponiéndose al veterano cineasta Pedro Almodóvar y su Julieta, que no asistió a la ceremonia organizada por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España -un grupo de más de 180 periodistas especializados de todo el país- en el Palacete de los Duques de Pastrana. El manchego optaba a nueve nominaciones, pero finalmente no se llevó ninguna. La cinta protagonizada por Emma Suárez y AdrianaUgarte competía en la categoría a mejor película dramática, reconocimiento que recibió la ópera prima de Arévalo, Tarde para la ira, que logró cinco de las ocho estatuillas a las que aspiraba. Además, el premio a mejor actriz protagonista que se disputaban ambas intérpretes fue a parar a una eufórica Bárbara Lennie por su papel en María (y los demás), la comedia de la también directora novel Nely Reguera. Lennie recoge así su segundo Feroz, tras Magical girl, de Carlos Vermut. "Se me ha ido de las manos", bromeó la actriz mientras pedía disculpas a su "amiga" Suárez.

El Premio Feroz a la mejor dirección y al mejor guion también sorprendió a Raúl Arévalo, decisión que allana el camino hacia los Goya a este madrileño que no había terminado sus estudios de interpretación en la concurrida escuela de Cristina Rota cuando le llegó la oportunidad de interpretar a Carlos, uno de los alumnos del  popular colegio Azcona de la serie Compañeros, la comedia dramática emitida por Antena 3 que enganchó a millones de adolescentes desde 1998 hasta 2002. El joven cineasta, que cuenta con AzulOscuroCasiNegro, Primos o El camino de los ingleses entre sus largometrajes como actor, quiso compartir su logro con todo el equipo, con toda la gente que lo quiere y "con todos los directores" con los que ha trabajado porque "gracias a ellos" ha "aprendido a hacer cine".

El actor y director Raúl Arévalo
El actor y director Raúl Arévalo Efe

Tarde para la ira también brindó reconocimientos en la categoría a mejor actor y actriz de reparto. Superado por la emoción, Manolo Solo recibió su premio y se lo dedicó al resto de intérpretes que competían con él: Carlos Santos por El hombre de las mil caras; Luis Callejo por Tarde para la ira, José Coronado por El hombre de las mil caras y Javier Pereira por Que dios nos perdone. Entre lágrimas, su compañera en el filme Ruth Díaz recogió su 'Feroz', agradeciéndoselo a los periodistas por "tener el poder y la responsabilidad de hacer visible lo invisible". Otra de las triunfadoras de la noche fue Kiki el amor se hace, dirigida por Paco León, que se llevó la estatuilla a la mejor comedia. "Yo sí me lo esperaba, pero con todo el deseo del mundo porque es el único premio al que aspira uno cuando hace una comedia, el Feroz a mejor comedia", ha asegurado.

En el otro extremo, acompañando a Pedro Almodóvar en la decepción -o más bien a su hermano Agustín, que sí que asistió al multitudinario evento-, se situó el sevillano Alberto Rodríguez, que optaba a diez nominaciones con El hombre de las mil caras y se tuvo que conformar con un único premio: el de mejor cartel. Sin embargo, no fueron los únicos batacazos. El filme más taquillero del año, Un monstruo viene a verme, de J.A. Bayona, solo se llevó el premio a la mejor música, un 'chasco' para su pequeño actor principal, Lewis MacDougall, que había viajado hasta Madrid para competir a en la categoría de mejor protagonista de una película, un reconocimiento que finalmente recayó en Roberto Álamo por Que Dios nos perdone, de Rodrigo Sorogoyen. Para más inri, los organizadores no supieron de la asistencia de Bayona hasta el último minuto, por lo que el conductor de la ceremonia, Antonio de la Torre, hacía bromas sobre su ausencia mientras el director barcelonés trataba de hacerse ver desde su asiento, al ritmo de un "pero si estoy aquí" que no dio resultado.

La 'garra' política

No habían pasado ni cinco minutos cuando los Feroz sacaron su garra política. El tema de las subvenciones irrumpió en el guion mediante un sketch protagonizado por el presentador y otros 'colegas' del gremio -como Michelle Jenner y el propio Raúl Arévalo- donde advertían sobre una oleada de mensajes en Twitter criticando el trabajo de De la Torre en la gala y llamándole "subvencionao" (sic), símil de la polémica acontecida en torno a Dani Rovira tras los 30 Premios Goya. Otro guiño fue para Fernando Trueba. "Este año estreno dos películas y me siento muy español, pero muy español. A mí me pones una guerra y me sale ir con España. En la Guerra de la Independencia yo voy con España; en la Guerra de Filipinas, con España y en la Guerra Civil también", bromeó el presentador en alusión al discurso de Trueba durante la recepción del Premio Nacional de Cinematografía en 2015, unas palabras que le han proporcionado algunos quebraderos de cabeza  (y de taquilla) cuando trataba de promocionar La Reina de España. "Si no ganáis no os enfadéisA la gente cuando le dejas votar, sale el Brexit, Donald Trump y Mario Casas tiene dos premios", pidió el actor andaluz, que desveló que la gala de los Premios Feroz era conocida en el sector como "Los Goya, pero borrachos", desatando las carcajadas de los invitados.

El periodista Iñaki Gabilondo también tuvo su momento durante la celebración. A través de uno de sus habituales videoblogs, simuló informar sobre un "sondeo a pie de urna" que apuntaba al "fin del bibartidismo Almodóvar-Bayona". Por si fuesen pocas los mensajes dirigidos a Almodóvar y a su equipo, siempre en clave de humor, Emma Suárez y Adriana Ugarte fueron felicitadas por ser "las únicas actrices capaces de no coincidir en el rodaje y aún así acabar a hostias", aludiendo a la supuesta disputa que se originó entre las 'chicas Almodóvar' durante la promoción de Julieta.

Antonio de la Torre presentó una gala políticamente incorrecta
Antonio de la Torre presentó una gala políticamente incorrecta Efe

Irrumpen las series

Era la primera ocasión en la que los Premios Feroz premiaban a lo mejor de las series de televisión, una novedad que despertó el entusiasmo de decenas de adolescentes que esperaban en la puerta de entrada a los jardines del Palacete de los Duques de Pastrana a los gritos de "¡Ministéricos, ministéricos!", en alusión al elenco de actores que forman parte de la ovacionada ficción El Ministerio del Tiempo. Creada por los hermanos Javier y Pablo Olivares -quien falleció en noviembre de 2014-, la obra emitida por TVE se posicionó en el primer lugar en la categoría a mejor serie dramática. Uno de sus creadores, Javier, celebró que la cadena pública volviese a hacer "series buenas como antes" y pidió no "depender tanto" de las cadenas privadas. Aura Garrido consiguió el Feroz a la mejor actriz protagonista por la misma ficción, que además propició el galardón a mejor actor de reparto en una serie a Hugo Silva, llevándole a empatar con el veterano José Sacristán por Velvet. En total, la ficción obtuvo tres de los ocho premios que se disputaba.

Pleno para Paquita Salas. El equipo consiguió las tres nominaciones a las que aspiraba: mejor serie de comedia, mejor actor protagonista (Brays Efe) y mejor actriz de reparto (Belén Cuesta). "Nos hacéis capaces de crear, gracias por hacernos sentir que podemos hacerlo", gritaron entre lágrimas 'Los Javis' -Javier Ambrossi y Javier Calvo-, creadores del innovador proyecto. "También hay actores gordos, pelirrojos, sin dientes y feos que son capaces de contar historias, así que por favor, escribídselas", reivindicó Brays Efe, quien interpreta a esa representante de actores representante venida a menos. "Es un honor enorme que algo tan pequeño como una webserie haya sido tan grande", dijo una ilusionada Belén Cuesta. La ficción peor parada de la noche fue Vis a Vis que, pese a haber gozado de muy buenas críticas, se fue de vacío.

Brays Efe con su Feroz a mejor protagonista por 'Paquita Salas'
Brays Efe con su Feroz a mejor protagonista por 'Paquita Salas' Efe

La promesa de 'Chicho'

De la mano de un "orgulloso" Álex de la Iglesia, el mítico realizador Narciso Ibáñez Serrador, recibó el Premio Feroz de Honor a su trayectoria. Nacido en Montevideo y nacionalizado español, 'Chicho' ha sido el más aplaudido de la noche. "Es terrible que todos me estéis mirando con respeto, el único que me tiene respeto es mi hijo. Prometo que la próxima vez que se haga una recepción como esta, antes verán una película más", ha garantizado Serrador. "A muchos no les conozco, pero prometo presentarme a ellos y hacer un trabajo más, una película más", ha insistido una de las figuras que más ha contribuido al cine fantástico y de terror en idioma español, así como a la dirección de programas para TVE, entre los que destacan Historias para no dormir, Historia de la frivolidad y Un, dos, tres... responda otra vez, entre otros.

Protagonistas ausentes de la noche fueron Bimba Bosé, que falleció a los 41 años este lunes tras una larga enfermedad, y Rikar Gil, actor de El Ministerio del Tiempo, que lo hizo el sábado en una accidente de moto, y a quien su equipo dedicó los tres reconocimientos. La muerte de Luis XIV, dirigida por Albert Serra, ha sido  premiada por el Comité Organizador como la película del año que hubiera merecido mejor suerte en su carrera comercial, y el documental Dead Slow Ahead, de Mauro Herce, ha recibido el primer Premio Especial al mejor documental.

Chicho Ibáñez Serrador, Premio Feroz de Honor
Chicho Ibáñez Serrador, Premio Feroz de Honor Efe



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba