Premio Nobel

Olga Tokarczuk y Peter Handke reciben el 'doble' premio Nobel de Literatura

La academia sueca retoma la senda perdida con el reconocimiento al austríaco Peter Handke y refuerza su posición de pertinencia política al premiar a la polaca Olga Tokarczuk

Tras los bandazos de sus últimas ediciones y luego de atravesar una profunda crisis que obligó a la Academia Sueca a no entregarlo el año pasado, el Nobel de Literatura retoma su senda más clásica al premiar a la polaca Olga Tokarczuk y el austríaco Peter Handke.El de Tokarcuck corresponde a la edición de 2018 y Handke a la 2019. 

La escritora polaca estaba entre las favoritas para conseguir el premio, aunque seguida de cerca por autoras como Margaret Artwood, de su obra la Academia destacó "una imaginación narrativa que con pasión enciclopédica representa el cruce de fronteras como forma de vida". En el caso del austríaco Handke, la Academia justifica la entrega del Nobel de Literatura 2019 "por un trabajo influyente que con ingenio lingüístico ha explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana".

El Premio Nobel de Literatura 2019 será recompensado con 9 millones de coronas suecas, que al cambio supone unos 830.000 euros. Esta cifra aumentó recientemente, ya que hasta el año 2017, el año previo a la gran hecatombe tras las denuncias por tráfico que influencias, la cuantía económica recibida por ser galardonado era de 8 millones de coronas suecas, unos 740.000 euros.

Tokarczuk, la número 15

Se jugaba su prestigio la Academia sueca en esta ocasión y por eso ha decidido elegir con criterio dual: literario y político (el género, eso sin duda entra en esa dupla). Olga Tokarczuk (Sulechów, Polonia, 1962) es una de las escritoras polacas actuales más reconocidas por la calidad e impacto internacional de su obra. Es autora de ocho novelas y tres libros de relatos.

Con Los errantes, publicada en España por Anagrama, ganó el Man Booker International 2018 y fue finalista del National Book Award en la categoría de libros traducidos. Tokarczuk se ha convertido, después de la canadiense Alice Munro y la bielorrusa Svetlana Aleksiévich en la décimo quinta mujer que obtiene el reconocimiento.

Ediciones Siruela publicó en 2016 su novela Sobre los huesos de los muertos, un thriller en el que muestra su compromiso con la defensa de los animales y analiza las contradicciones del ser humano, con un sorprendente final. El Nobel de Literatura cuenta en su lista de autoras con nombres de peso como Doris Lessing, Nadine Gordimer, Toni Morrison o Hertha Müller. En lengua hispana, solo una mujer, la chilena Gabriela Mistral, logró el Nobel de Literatura y lo hizo en 1945.

Handke, el escritor de la incomunicación

El escritor y pensador austriaco Peter Handke (Griffen, Austria, 1942) es un clásico contemporáneo, un autor inclasificable y cuya literatura comparte complejidad y belleza con escritores como Thomas Bernhard. Su carrera literaria posee más de cincuenta obras entre la que se incluyen la novela -su memorable La mujer zurda-, los ensayos y poesías, así como 18 obras teatro, además de 8 películas guionizadas o dirigidas por él entre las que destaca Las alas del deseo, dirigida por su amigo Win Wenders. 

Handke es ecléctico, polémico y tiene un mirada implacable para analizar la condición humana de la sociedad contemporánea, a la cual ha dedicado libros como Ensayo sobre el lugar silencioso (Alianza) ,la cuarta entrega de una serie de cinco textos en el que reflexionó sobre temas y lugares aparentemente marginales como el cansancio, las jukeboxes, los bares del extrarradio de las ciudades o las estaciones de tren.

Handke renunció al Premio Heine en 2006 y al Ibsen en 2016 por la polémica que creó su postura en la guerra de los Balcanes y su defensa de los serbios. Recientemente se publicó en España el libro Peter Handke y España (Alianza) en edición de Cecilia Dreymüller, que incluye fragmentos de sus obras en los que el autor ha plasmado su visión de este país, y que se completa con entrevistas como la de su traductor en español Eustaqui Barjau y con textos de Enrique Vila-Matas, Juan Villoro, Ray Loriga, José Luis Pardo o Miguel Morey.

A la obra de Handke la recorre un pulso descarnado, sin afeites ni remilgos y dotada de una capacidad de extraer belleza de los espacios más agrios de la vida. Así lo hizo en aquella potentísima novela El miedo del portero al penalti. Su poso es oscuro, a la par que honesto. La incomunicación y la soledad han sido siempre su reino y el territorio a partir del cual exprime emociones y crea un paisaje humano tan desolador como hermoso. 

¿Por qué dos Nobel de Literatura?

Tras un año sin Nobel, se retoma la continuidad. Es un intento institucional por recuperar la credibilidad perdida, una forma de corregir una larga cadena de desaciertos o, al menos, un propósito de enmienda para una crisis institucional demasiado larga. Hace ya dos años, la Academia Sueca anunció su decisión de no conceder el premio y la mantuvo. Eso sólo había ocurrido en las ediciones que coincidieron con la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Los motivos de fuerza que justificaron semejante medida apuntaban a la pérdida de la "confianza" en la institución, debido a la crisis desatada tras las denuncias por acoso sexual contra  Jean-Claude Arnault, un personaje muy vinculado a la institución a a través de su club literario, además de ser esposo de una de sus miembros, Katarina Frostenson. A partir de ahí hubo una intervención en el comité encargado de elegir, entre otras cosas, por las elecciones irregulares en su adjudicación.

La polémica elección de Bob Dylan no podía ser sinónimo de nada bueno. En sus últimos anuncios, la Academia Sueca parecía dar bandazos entre autores poco conocidos y elecciones desconcertantes como la del cantautor estadounidense, quien fue reconocido en 2016, el año en que muchos esperaban que el premio fuese a parar a manos Philip Roth

La reputación del premio, que llegó a ser concedido a autores como Samuel Beckett,  comenzó a dejar a su paso una estela de duda que acabó mucho peor de lo que algunos imaginaban. La cuerda reventó por donde menos se esperaba: la denuncia anónima de 18 mujeres por abusos y vejaciones sexuales. 

La Academia cortó la relación con Arnault y encargó una auditoría sobre sus relaciones con la institución. La avalancha de señalamientos e implicaciones comprometió a más personas:  la secretaria, Sara Danius, y la propia Frostenson. Ambas abandonaron sus cargos. También la escritora Sara Stridsberg y Peter Englund renunciaron a sus sillones. La Academia, pues, entró en crisis definitiva.

A lo largo de más de un siglo, el Nobel de Literatura  se ha apuntado bajas y omisiones sangrantes. Kafka, James JoyceProust, Nabokov, Jorge Luis Borges… Autores fundamentales, catedrales de la palabra escrita que fueron sistemáticamente ignorados. El Premio Nobel de Literatura es uno de los cinco señalados en el testamento del filántropo sueco Alfred Nobel, quien pidió que fueran entregados cada año “a quien hubiera producido en el campo de la literatura la obra más destacada”.

Desde su institución en 1895 y su primera entrega en 1901, el Nobel había sido considerado uno de los reconocimientos de mayor peso en la consagración de un creador. Para cada categoría de los Nobel existe una Academia específica. En el caso de literatura es la Svenska Akademien. Está conformada por 18 miembros. No todos intervienen al mismo tiempo, ni de la misma forma.  Hasta la votación definitiva de la que sale el ganador, el trabajo principal del comité Nobel lo realizan cinco miembros, quienes envían una carta a cerca de mil personalidades, instituciones y autores para que propongan sus candidatos. La regla más elemental es que nadie puede proponerse a sí mismo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba