Cultura

La hoja de ruta del Prado: más presupuesto, Bicentenario y luz verde al Salón de los Reinos

El Plan de Actuación 2017-2020 del organismo da continuidad a las líneas de trabajo desarrolladas por Miguel Zugaza y que ahora retoma Miguel Falomir, el nuevo director de la pinacoteca.

Fachada de Velázquez. Foto © Museo Nacional del Prado.
Fachada de Velázquez. Foto © Museo Nacional del Prado.

La hoja de ruta del Museo del Prado no difiere del plan de trabajo previo. Mantiene sus tres puntos clave: la conmemoración del bicentenario del Museo en 2019; la rehabilitación arquitectónica y adecuación museística del Salón de Reinos y el trabajo con la Colección como eje. Esos han sido los pilares sobre los que el nuevo director, Miguel Falomir, ha levantado su programa de trabajo de aquí hasta 2020.  El futuro inmediato del Museo del Prado está marcado por la conmemoración de sus doscientos años, una efeméride que contempla la captación de recursos económicos de la sociedad civil a través del mecenazgo, incentivado por las ventajas fiscales que se derivan de Ley dePresupuestos generales del Estado 48/2015, del 29 de octubre de 2016.

El plan mantiene sus tres puntos clave: la conmemoración del bicentenario en 2019; el proyecto del Salón de Reinos y el trabajo con la Colección como eje

El documento da luz verde a las obras para la incorporación del Salón de Reinos, cuya rehabilitación arquitectónica y adecuación museística está a cargo de Norman Foster y Carlos Rubio, ganadores del concurso público para la fase de ampliación. El presupuesto destinado a la elaboración del proyecto será de cerca de 2 millones de euros, que se unirán a los 30 millones que costarán las obras , cuyo inicio está previsto para 2018. La ejecución integral de este proyecto, así como el posterior equipamiento del edificio, incluyendo la definición de las correspondientes exposiciones temporales y/o permanentes que hayan de ocuparlas, cobrarán forma específica en el próximo plan cuatrienal.

Junto a estos dos hitos, que han marcado la necesidad de diseñar dos programas de actuación extraordinarios complementarios, el Plan de Actuación 2017-2020 aspira "dar continuidad" a los programas de trabajo desarrollados ya en el anterior: La Colección, El Centro de Estudios, Las Exposiciones, El Visitante y Prado Digital, a los que como novedad se suma ahora el programa de Gestión de Calidad, que "prevé la  adaptación del Museo a los nuevos requerimientos exigidos al sector público para su adecuación a normativas europeas y españolas que persiguen la centralización y la optimización de recursos".

El documento da luz verde a las obras para la incorporación del Salón de Reinos, a cargo de Norman Foster y Carlos Rubio

En materia presupuestaria y al margen de las necesidades especiales de financiación del Salón de Reinos, está prevista la recuperación de la aportación del Estado , la cual disminuyó durante los años anteriores. El objetivo es generar un "equilibro de corresponsabilidad financiera" que se plasmaría al alcanzar, en el año 2020, un presupuesto de gasto cercano a los cincuenta millones de euros (un 7,51% más que el presente ejercicio), de los que veinte serían aportados por el Estado y treinta autogenerados

En su dimensión de mayor proyección pública y exterior, las exposiciones temporales, el Plan arrancará el próximo martes con la apertura de la exposición Tesoros de la Hispanic Society of America. Visiones del mundo hispánico, continuando en octubre con el proyecto Cai Guo-Qiang en el Prado. El espíritu de la pintura, tras el que, también dentro del año en curso, se presentará Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874). Ya en 2018, el programa de exposiciones temporales incluirá, entre otras, las dedicadas a Rubens, pintor de bocetos, Lorenzo Lotto. Retratos y Bartolomé Bermejo.

El 2016, un precedente  favorable

Aquel fue el año del Museo del Prado. En un mismo periodo, la pinacoteca batió su propio récord de visitantes gracias a la potentísima exposición dedicada al Bosco; anunció la participación de Norman Foster en las obras del Salón de los Reinos y recibió tres jugosas incorporaciones: un Velázquez y dos Fray Angélico. Un triplete de lujo, para despedir la era Miguel Zugaza, quien después de 15 años frente al Prado ha regresado  al Museo  de Bellas Artes de Bilbao, institución que abandonó en 2003 para capitanear la pinacoteca madrileña. En su lugar, Miguel Falomir retoma el testigo con una herencia más que potente.

Además, en el Balance de resultados del ejercicio económico de 2015, difundido en 2016, se redujeron las pérdidas, que pasaron a 81.093 euros, cerca de medio millón de euros menos respecto a las que tenía el año anterior, cuando se elevaron a 587.135 euros. Tanto las cuentas anuales como el informe de auditoría reflejaron unos ingresos de gestión de 38.627.467 euros, frente a los 36.569.318 del año anterior. Entre estos destacaba además la recaudación por venta de entradas, que fue de 16,3 millones de euros, 10,35 por ciento mayor a las las previsiones iniciales para 2015. También se incrementaron las previsiones que había sobre el número de visitantes, que se elevaron a 2.696.666 frente a los 2,5 millones de personas calculadas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba