Cultura

Hallan en Bizkaia la ‘Champions’ del paleolítico: 70 grabados rupestres de 14.500 años de antigüedad

Un equipo arqueológico de la Diputación de Bizkaia ha hallado en la cueva de Atxurra, cerca de Lekeitio, un "santuario" que contiene catorce paneles con al menos 70 grabados del paleolítico.

Una imagen de la  cueva de Santimamiñe, muy próxima al hallazgo comunicado.
Una imagen de la cueva de Santimamiñe, muy próxima al hallazgo comunicado.

Un equipo arqueológico de la Diputación de Bizkaia ha hallado en la cueva de Atxurra, cerca de Lekeitio, un "santuario" que contiene catorce paneles con al menos 70 grabados de animales del paleolítico superior, en concreto del periodo magdaleniense medio/superior de hace 12.500/14.500 años. Encontradas en 2012 por el equipo, los detalles del conjunto se dieron a conocer este martes en rueda de prensa. "Es un santuario, es de 'champions'", ha dicho el equipo científico para señalar su importancua.

La cueva de Atxurra, que permanecerá cerrada, se encuentra a unos 3 kilómetros de la localidad costera de Lekeitio, fue excavada como yacimiento arqueológico por Jose Miguel de Barandiarán en 1934 y 1935 y es muy conocida por los espeleólogos de la zona. Los grabados rupestres no habían sido hallados hasta ahora porque se encuentran en unas peligrosas repisas, a unos cuatro metros de altura del suelo, de una galería que está a casi 300 metros de la entrada y a la que se accede tras pasar arrastrándose por una gatera.

Sus resposables han destacado la relevancia que estas pinturas tienen para completar el conocimiento existente sobre el arte paleolítico en Bizkaia. Fueron identificadas en  2012 por casualidad, al realizarse una inspección imprevista del interior de la cueva. La peculiaridad está en el gran tamaño de las pinturas halladas, de 1,70 metros, más propio del arte rupestre pirenaico que del cantábrico. Otro elemento que incide en la importancia del descubrimiento es que es el primero con manifestaciones artísticas que se halla en la comarca de Lea Artibai, pese a haber sido una zona de asentamiento constante de poblaciones prehistóricas en el Magdaleniense.

El arqueólogo Diego Garate ha explicado que se trata de un "hallazgo muy importante" y que no es una cueva más del Cantábrico y los Pirineos con grabados rupestres. "Es un santuario, es de 'champions'", ha dicho. Entre las figuras representadas, Garate ha destacado la de un bisonte con una veintena de lanzas clavadas en la panza. "Este pobre es posiblemente el animal más cazado de toda Europa", ha comentado el arqueólogo. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba