Cultura

La Feria de Primavera lleva medio millón de libros al paseo Recoletos de Madrid

Una imagen de la edición número cuarenta y uno de la Feria.
Una imagen de la edición número cuarenta y uno de la Feria. Archivo

La primavera se instala en la ciudad justo cuando llega la Feria del Libro Antiguo al Paseo Recoletos de Madrid. Se ha celebrado durante 40 años y esta será su edición número cuarenta dos. La Feria reúne durante 19 días a 39 librerías especializadas de toda España, quienes expondrán más de medio millón de libros para su venta.

La feria, también conocida como Feria de Primavera, la organiza desde 1977 la Asociación de Libreros de Lance. Su esencia radica no sólo en recuperar ediciones de ocasión, sino también ejemplares cuya singularidad constituyen parte del patrimonio histórico y bibliográfico: primeras ediciones literarias de las generaciones, ediciones románticas ilustradas con grabados y litografías, encuadernaciones artísticas, documentos manuscritos de todas las épocas (carteles, postales, además de alta bibliofilia).

Como cada año, la Asociación de Libreros Lance publica una recuperación bibliográfica. Se trata de la edición facsímil de La vida difícil, novela más conocida del madrileño Andrés Carranque de Ríos (1902-1936), el "epígono pobre" de la Edad de Plata de la literatura española. El año anterior los libreros eligieron La calle de Valverde, de Max Aub.

En esta feria hay quienes buscan libros, pero también los que rastrean dónde conseguir joyas de ese otro mundo, todavía más complejo: el del coleccionismo en papel. A esta feria acude, justamente, una de las librerías de viejo más llamativas en esa especialidad. Se trata de la librería Anticuaria Mundus Libri, de Salamanca. En ella no sólo se encuentran manuscritos, documentos cartográficos, libros antiguos, raros o descatalogados, sino que además pueden adquirirse todos los objetos que tienen relación con el libro, la historia de la escritura y el coleccionismo: escribanías, grabados, fotografía antigua, álbumes de fotos.

El libro de fondo y descatalogado -del que se nutre esta feria- es huidizo; aparece y desaparece, dependiendo, claro está, de cuántos circulen en ese momento por el mercado. Dos librerías suelen ser las más fuertes y solventes de la feria: la sevillana Renacimiento y la madrileña Vitorio, que posee platos fuertes para todos los gustos, bolsillos y costumbres lectoras: desde ejemplares de ocasión o segunda mano a un euro hasta joyas del XIX, colecciones de historia así como un capítulo de volúmenes de historia de la guerra del siglo XIX, además de libros de viaje y Madrid.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba