Cultura

Amin Maalouf inaugura la 75ª Feria del Libro, en la que Francia y Cervantes serán protagonistas

Amin Maalouf será el protagonista de la Feria del Libro que se inaugura este próximo viernes y que este año está dedicada a las letras francesas.

Una imagen del cartel de la 75 edición de la feria del Libro de Madrid.
Una imagen del cartel de la 75 edición de la feria del Libro de Madrid.

El escritor libanés en lengua francesa Amin Maalouf será el protagonista de la Feria del Libro que se inaugura este viernes 27 de mayo y que este año está dedicada a las letras francesas. Será el encargado de dar la conferencia inaugural, a las 19.30 horas, en la Carpa de actividades y el sábado 28 firmará ejemplares de su obra.  La visita del prmeio príncipe de Asturias de las Letras  coincide con la publicación del libro Un sillón que mira al Sena, donde rinde homenaje a sus dieciocho predecesores en el sillón 29 de la Academia Francesa, entre ellos a Claude Lévi-Strauss, a quien Maalouf sucedió. Un libro que ofrece un recorrido por los últimos cuatro siglos de esa institución,así como por la cultura europea en su conjunto. 

Con la visita del Premio Príncipe de Asturias 2010, se da inicio a la cita lectora que se celebra en el retiro entre el 27 de mayo y el 12 de junio 

Así, con la visita del Premio Príncipe de Asturias 2010,  se da inicio a la cita lectora  que entre el 27 de mayo y el 12 de junio se celebrará en el recinto de los Jardines del Buen Retiro, cuyo programa ha sido presentado este lunes por Teodoro Sacristán, director de la Feria. Con 1.100.000 euros de presupuesto y con el fin de consolidar un espacio público de cultura y diálogo y también de imaginación, el evento se desarrollará con un lema sacado de una novela de Belén Gopegui: "Porque no se imagina en el aire. Porque imaginar tiene que ver con hacer, con poder hacer", mientras que el cartel, un "collage", ha sido creado por el artista Emilio Gil.

Según sus organizadores, el programa concentra una serie de actividades volcados en Francia, país al que se dedica esta edición, así como distintos actos alusivos l IV centenario la muerte de Miguel de Cervantes. Escritores como Marc Levy, Régis Debray, Maylis de Kerangal, Michel Serres o Jean Pierre Filiu componen, entre otros, forman parte de una cita que pondrá el acento en el Mediterráneo y el fenómeno de las migraciones y las fronteras, según explicó el director del Instituto francés y consejero de Cultura de la Embajada de Francia en España, Nicolas Kassianides.

El 400 aniversario de la muerte de Cervantes tendrá también su reflejo en las actividades de la feria con la presencia del hispanista francés Jean Canavaggio; la conversación "Siempre Cervantes", con Andrés Trapiello o la velada "Leer bajo la luna". La Biblioteca Pública Eugenio Trías se convertirá en el pabellón del Ayuntamiento de Madrid en la feria, donde se desarrollará programa de actividades de animación a la lectura, conferencias y debates. La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento, Celia Mayer, ha destacado también las representaciones teatrales que se desarrollarán en el centro cultural Casa de Vacas sobre "Cervantes en el Parnaso", así como el festival "Poetas" que coincide este año por primera vez con la feria que se celebrará en la plaza de Matadero.

El 400 aniversario de la muerte de Cervantes tendrá también su reflejo en las actividades de la feria

La 75ª edición de la Feria del Libro de Madrid contará con 367 casetas y 479 expositores: 26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63  libreros especializados, 56  libreros generales, 177 editores de Madrid y 147 editores de fuera de Madrid. Asimismo, tras cuatro años de ausencia, Bankia volverá a 'patrocinar' la Feria. Cuatro años después de la intervención de la entidad bancaria y la petición de rescate financiero a la banca en 2012, el regreso tiene algo de resurrección tras cuatro años en los que Sabadell asumió el papel de patrocinante de la feria. 

Vender libros, espantar los números rojos 

La edición de Feria del Libro de Madrid de 2015  mostró la engrasada maquinaria de una industria obligada a levantar los pésimos números de los últimos cinco años –el negocio editorial se contrajo entre un 30% y 40% desde 2008-. Que ya no se venden libros y el mercado no absorbe todo lo que se publica; ese es el mantra. En esa tarea, los editores y libreros tiraron de las figuras políticas -estábamos en plena campaña electoral-, pero también depersonajes mediáticos entre los que se incluían chefs, presentadores de televisión y hasta periodistas deportivos con tirón. La consigna era vender. La misma de este año.

Incluso la oferta editorial estaba volcada en una nueva dimensión de lo mediático, la que se mueve entre el interés por entender y la urgencia por no enterarse, un arco en el que entran políticos, periodistas de destacada figuración en la arena pública y chefs. La No ficción se impuso entonces. Esa frontera porosa entre el lector y el comprador se hizo mucho más visible en esa edición. Son ya demasiados años de números rojos, los que se reparten a ambos lado de una misma línea: los de los bolsillos de la gente y los de las cuentas de las editoriales.

De momento, las buenas cifras de Sant Jordi entusiasman a los libreros madrileños: 20, 96 millones, 3% que en 2015 

La feria, especialmente los fines de semana, es la ocasión que tienen los grandes grupos para sacar a sus primeros espadas de ficción. El primer fin de semana de la edición de 2015, en tan solo un día de firma, Arturo Pérez-Reverte (Penguin Random House- Alfaguara) congregó el triple de personas que la mediática María Dueñas (Planeta,. La novela juvenil Blue Jeans(Temas de hoy- Planeta) acaparó también la atención, seguido de cerxa La trilogía del Baztán (Destino-Planeta) de Dolores Redondo. La carne en el asador, cuanta más mejor. 

Teodoro Sacristán, director de la Feria del Libro, ha explicado en la presentación de esta edición que aunque no tienen previsiones de ventas, la feria ha funcionado "muy bien" los últimos años "para como está el sector", de tal forma que de la caída experimentada del 42% ya se ha recuperado un 20 por ciento. De momento, las buenas cifras de Sant Jordi entusiasman a los libreros madrileños. Según las cifras aportadas por el Gremio de Libreros de Cataluña,  facturaron 20,96 millones de euros en Sant Jordi: 3 % con relación al 23 de abril de 2015. Respecto al número de títulos diferentes, se comercializaron un total de 45.267, un 5 % más que en 2015.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba