Cultura

Hablan los escritores: las casetas imprescindibles en la Feria del Libro de Madrid

Cinco autores nos dicen cuáles son sus casetas indispensables de la Feria del Libro de Madrid. 

La feria del Libro de Madrid llega a su segundo fin de semana.
La feria del Libro de Madrid llega a su segundo fin de semana. EFE

La Feria del Libro de Madrid llega a su segundo fin de semana. Editores y libreros están listos -sin nubarrones ni temporales de Champions a la vista-, para recibir a los cientos de lectores, curiosos, paseantes y viandantes que inundan el Paseo de Coches del Parque El Retiro en estos días. Con la intención de armar una bitácora de la cual fiarse y con la que perderse –los autores son como los buenos amigos: hay que hacerles cierto caso-, en Vozpópuli hemos pedido a cinco escritores una selección de aquellas casetas imprescindibles en su recorrido. Cada uno debía sugerir al menos cinco opciones. Pero el asunto salió mejor de lo que pensábamos, porque han sugerido más de las que pedimos. Antes de arrancar, eso sí, convendría hacer una división básica. 

En la Feria del Libro no todas las casetas son iguales. Hay de distintos tipos. A modo general, puede decirse que se dividen en tres grupos principales: las institucionales, así como aquellas que pertenecen a los editores y los libreros, estas dos últimas son las que concentran mayor número de novedades y apuestas editoriales. Es decir: las que funcionan como prescriptores. En la selección aportada por los autores existen puntos en común: librerías y editoriales que se repiten, acaso por su calidad o su singularidad. No es una regla fija, pero convendría prestar atención.

Entre las editoriales destacan Pepitas de Calabaza, Delirio o La Uña Rota (Las tres comparten la caseta 241). Estas tres han sido las más recomendadas al momento de pensar en algo como una ruta esencial. Entre los libreros ganan por goleada Tipos Infames (185), una librería que hace ya casi cinco años abrió sus puertas en el número 3 de la calle San Joaquín de Madrid y que en esta oportunidad visita la Feria del Libro por segundo año consecutivo. Se las han arreglado los Infames para que su caseta -a pesar de ser igual al resto- reproduzca el espíritu que suele reinar en su tienda: el de un lugar del que es difícil salir sin llevarse un autor nuevo o un libro singular.

Aloma Rodríguez. Escritora y periodista zaragozana. Acaba de publicar la novela Los idiotas prefieren la montaña (Xordica), sello en el que también figuran sus libros anteriores: París tres (Xordica, 2007)Jóvenes y guapos (Xordica, 2010) y Solo si te mueves (Xordica, 2013). Aloma fue de las primeras en atender a nuestro llamado. Y vale decir que su selección es, sin duda alguna, canela fina. "Este año visito la Feria del Libro de Madrid como autora (es la primera vez que lo hago solo como autora, las otras era autora-casetera, que es algo así como ser portero delantero). Firmé el primer domingo en la caseta 201, la que comparten Xordica y Satori, entre algunos de los libros que más me gustan: los de Ismael Grasa, que acaba de publicar Una ilusión, o las antologías de relatos y artículos de Félix Romeo, Todos los besos del mundo y Por qué escribo. Pasé a la carrera por la caseta de Pasajes (291) y compré la novela que Annie Ernaux acaba de publicar en Gallimard: Mémoire de fille; en la caseta de Jaguar ediciones compré Felipe tiene gripe, un cuento que leí al día siguiente a mi hija, Greta. Volveré el segundo domingo a firmar a la misma caseta. Y pasaré por una de mis favoritas, la de la editorial Fulgencio Pimentel, donde compraré el mismo libro que el año pasado,Mundo loco, y hojearé alguna de las novedades para ver cuál me seduce. Como este año la FLM está dedicada a Francia, recomiendo dos últimas casetas: la de Anagrama, donde están algunos de mis escritores en francés favoritos (Patrick Modiano, Jean Echenoz, Amélie Nothomb o Delphine de Vigan) y la del grupo editorial Contexto, al que pertenece Periférica que edita a una de mis escritoras preferidas: Valérie Mréjen, cuyo primer libro,Mi abuelo, es uno de los que más he regalado (y siempre he acertado)”.

Miqui Otero. El autor barcelonés, que la semana pasada firmó ejemplares de su novela Rayos (Blackie Books), ha diseñado una ruta con sus imprescindibles; la mayoría son editoriales independientes. Miqui Otero comenzó por la 241, Pepitas de Calabaza: "Si las editoriales fueran personas, querría pasarme un fin de semana entero tomando cañas con Pepitas de Calabaza. Compromiso, humor, audacia y un editor la mar de salado y talentoso. Hay que visitar la caseta de la editorial ‘con menos proyección que un Cinexín’. Como dirían en la película que les da nombre, ‘Un tipo en la feria es un tipo en la feria’”. La siguiente parada la ha dedicado al sello Libros del K.O, en la caseta 220. “El reclamo podría ser: ‘la caseta donde venden Fariña’. Y solo luego añadir: el libro galaiconarco de Nacho Carretero. Pero también Novato en nota roja, de Alberto Arce o Una historia personal, de Katharine Graham. Estupendos editores, cruzados del periodismo narrativo cuando solo en los libros parece poder ejercerse”. La siguiente caseta la dedica Miqui Otero a una librería, Tipos infames (185). “Tengo a gala poder afirmar que fui el primer cliente de la librería Tipos Infames. Hice allí las entrevistas de mi primera novela, Hilo musical, y cuando aún tenían todo el fondo en cajas de cartón, pincé Los Millones, de Santiago Lorenzo. Algunos comercios suelen dar premios al cliente número mil, pero mi premio por ser el número 1 ha sido poder tratar a los infames, grandes tipos que, cuando vas a firmar, te reciben con una sonrisa, una lata bien fría y que en su caseta enarbolan un plumero, con el que sacan brillo a los libros para que luzcan, con la maestría de Scaramouche luchando con un florete. Además, suelen tener cameos e invitados tan de bien como los héroes sureños del sello Dirty Works. Disfruté mucho de mi firma allí. Como también lo hice en otras casetas de librerías de cabecera a las que voy y que me acogieron estupendamente como La Central (90) o Antonio Machado (52)”. No podía faltar Blackie Books (326), de la que Miqui Otero asegura que se trata de su "casa" y su "teléfono" y no solo porque sean sus editores, hay algo más: "Dado mi congénito talento para desorientarme y perderme en cualquier lugar, incluso en la Feria, siempre está bien poder regresar a la caseta de mi editorial, donde nunca me faltará un plato en la mesa (ni un café con hielo). Este año la custodian dos muchachos estupendos que explican los mejores libros del catálogo como si los hubiera escrito su mejor amigo". En la selección del escritor barcelonés el broche toca a otra librería: Testimonio, en la caseta 129. “Desde los dominios de Blackie Books, se vislumbra la caseta de Testimonio. El pasado fin de semana pasé largos ratos observándola intrigadísimo desde la distancia, zozobrando y debatiéndome, hasta que decidí ir. Me suele gustar trastear y toparme con libros inesperados en mercadillos y rastros. Y en esta caseta y editorial consagrada a temas religiosos, puede uno cruzarse con vidas de santos con biografías más atribuladas y milagrosas que las de los X-Men y hasta con la apasionante historia de una joven pareja, cuya entrega sin límites cimentó la obra de la Asociación Lumen Dei (desde hace un tiempo en graves bretes). Creo que el día de la final de la Champions vi a unos cuantos persignándose allí”.

Elena Medel. La poeta y editora cordobesa responsable de La Bella Varsovia, Elena Medel, se suma a la lista de consultados y ofrece su bitácora. Comienza con Mujeres y Compañía (97): “Su estupenda librería feminista se traslada al Retiro. La atención a la escritura de mujeres resulta evidente, y justa, y gozosa, porque subrayan la calidad de los libros conocidos y alumbran la de obras que nos pasaron desapercibidas. Me acercaría sin ningún título en mente, para dejarme aconsejar por su entusiasmo, o coincidir con alguna firma”. Le sigue el sello Páginas de Espuma (216): "Todas las ferias me acerco para que Encarnación Molina y Juan Casamayor me recomienden algún título de su fondo de catálogo que todavía no conozca: siempre aciertan. Imprescindible para los amantes del cuento, y con una línea de ensayo interesantísima”. Elena Medel le dedica un tiempo de su ruta a Ediciones Torremozas (218): "La escritora Luzmaría Jiménez Faro fundó esta editorial para visibilizar el trabajo pasado y presente de las mujeres, y ahora Marta Porpetta continúa su labor. Publican joya tras joya: entre las más recientes, la valiosísima edición que Fran Garcerá ha realizado de Pez en la tierra, el mítico poemario de Margarita Ferreras, miembro de la Generación del 27”. Aunque en principio la elección incluía cinco, Elena Medel ‘se vino arriba’ y agregó unas cuantas más. Ella eligió también Pepitas de Calabaza, Delirio o La Uña Rota todas ellas incluidas en una misma caseta, la 241, (que lleva de tres, dos): "Cuando pienso en editoriales a las que me gustaría que La Bella Varsovia se pareciera, se me ocurren de manera inevitable estos cuatro sellos. En algún momento caerá una visita para comprar los libros de Luci Romero (Western, en Delirio) y Ángela Segovia (La curva se volvió barricada, en La uÑa RoTa). A esta amplia selección se suma Antiguan, Fórcola (355). ¿Alguna más? ¿Poesía acaso? "Las editoriales de poesía que me suelen interesar no tienen caseta en la feria, por desgracia...".

Mercedes Cebrián. La escritora y periodista, quien recientemente ha publicado el ensayo Verano azul: Un viaje al corazón de la transición(que firmará este sábado en la caseta de Alphay Decay a partir de las 18.00), también da un paso al frente y recomienda las casetas que considera importantes en su recorrido personal por la Feria. La primera que cita es el sello independiente Impedimenta (253), "porque a menudo están sus editores (Enrique Redel y Pilar Adón), son maravillosos para aconsejar". En su catálogo figuran, sin duda, traducciones esenciales y un corpus de autores que dialogan entre sí. Fundada en el año 2007 por Enrique Redel, aspira a recuperar y redescubrir aquellas obras literarias indispensables, ya sean clásicos o voces olvidadas. La segunda opción de Mercedes Cebrián es la caseta de Adriana Hidalgo, “la editorial argentina de referencia cuyos libros por suerte se pueden leer en España”. Al igual que Miqui Otero y Elena Medel, Cebrián señala la caseta 241: "El sello Delirio suele estar junto a La uña rota: dos minieditoriales exquisitas con libros insólitos". Dos librerías completan la bitácora de Cebrián selección: la Librería Alberti (321) "porque tiene estupendos firmantes” y la caseta de La Central (90), “por su amplia y buena selección”. Mercedes Cebrián ha publicado los libros El genuino sabor, Oremos por nuestros pasaportes (Antología) (Mondadori Argentina, 2012), La nueva taxidermia (Mondadori, 2011), El malestar al alcance de todos,  Mercado Común (ambos en Caballo de Troya, 2004 y 2006), 13 viajes in vitro (Blur Ediciones, 2008) y Cul-de-sac (Alpha Decay, 2009).

Guille Galván. No hay mejor biografía que describa a nuestro quinto prescriptor que la que aporta Bandaàparte Editores, sello que publica su primer poemarioRetrovisores. Sobre él, dice: "A Guille Galván (Madrid, 1980) lo conocemos como escritor de canciones y guitarrista de Vetusta Morla". Quizá él sea muchas más cosas que esas dos -como en efecto lo es-, pero para quienes han escuchado las canciones de Vetusta Morla les basta esa sola coordenada para saber de qué estamos hablando. Alguien capaz de escribir que el tiempo no se pone en su lugar jamás recomendaría una librería gris y anodina. El recorrido de Guillermo Galván comineza en la Librería Muga (312), un espacio que, a su juicio, reúne aquellos atributos que realmente importan: los que se imprimen en la experiencia lectora y creadora. "Son ya muchos años como punto de referencia en Vallecas. Aparte de cuidadosa y detallista, ofrece propuestas culturales de todo tipo que han ayudado a dinamizar el barrio. Compartí piso con una de sus libreras, Julia, que me invitó a colaborar en su proyecto musical Emite Poquito, con pequeños conciertos entre sus estanterías de libros". Al igual que los otros escritores consultados, no deja por fuera a Tipos Infames (85): "Sus recomendaciones pocas veces fallan. Una de las librerías independientes más completas de Madrid". Las librerías dominan la ruta de Galvan, que elige como tercera parada a Traficantes de sueños (63): "La conozco desde la Universidad, cuando pedíamos a sus libreros que pusieran a la venta nuestra revista de cine independiente Cabeza Borradora. Han cambiado de local pero siguen siendo referencia en Lavapiés y todo Madrid como librería especializada". A sus cinco imprescindibles de la Feria se suman Panta Rhei, un lugar que Galván describe sin regatear la poesía en sus elogios: "El tiempo se detiene y alumbra siempre fabulosos hallazgos en una de mis librerías de diseño favoritas". Un sello coloca el broche: la caseta de la editorial Sexto Piso: "La propuesta de esta editorial independiente de novela, poesía y no ficción me hizo llegar a uno de los libros más fascinantes que se han escrito sobre música, el estudio de David Byrne Cómo funciona la música".

75º feria del libro de madrid

Como cada año, en el Paseo de Coches del Parque de Retiro de Madrid se celebra una edición más de la feria que propicia el encuentro entre autores, lectores, libreros y editores. Aunque parezca una obviedad, hay algunos datos que convendría saber, entre ellos, su horario. Recordad: la feria para para comer. 

Fechas: hasta el domingo 12 de junio de 2016

Horarios de lunes a viernes: 11:00h a 14:00h y de 18:00h a 21:30h.

Sábados, domingos y festivos: 11:00h a 15:00h y de 17:00h a 21:30h

Planos, programa completo y anuncios en http://www.ferialibromadrid.com



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba