Cultura

Las 5 razones que explican por qué pinta negro el Libro Blanco de la Cultura en España

La Plataforma en Defensa de la Cultura (PDA), constituida en 2013 , presenta el Libro Blanco de la Cultura en España.

En esta fotografía de archivo, la galerista Soledad Lorenzo aparece en las protestas que organizó el sector en 2012 ante el aumento del IVA que grava el arte.
En esta fotografía de archivo, la galerista Soledad Lorenzo aparece en las protestas que organizó el sector en 2012 ante el aumento del IVA que grava el arte. KSB

Este martes, en el Ateneo de Madrid, se ha presentado el Libro Blanco de la Cultura en España que ha realizado la Plataforma en Defensa de la Cultura (PDA), constituida en 2013 por asociaciones de artistas y creadores, productores, gestores y ciudadanos. En compañía de figuras como el político socialista Patxi López, los portavoces han señalado la necesidad de un Pacto de Estado por la Cultura y una reforma fiscal.  

Este martes, en el Ateneo de Madrid, se ha presentado el

Libro Blanco de la Cultura en España que ha realizado la Plataforma en Defensa de la Cultura (PDA)

A lo largo de 203 páginas, el texto afronta los grandes retos del sector y ofrece, según sus reponsables, tanto el diagnóstico como la medicina. Al revisar el documento, saltan a la vista algunas imprecisiones  -cifras no del todo actualizadas- y un excesivo catastrofismo que carga las tintas contra la legislatura del PP. Hay datos, sin embargo pero abundan las reflexiones. Las principales reivindicaciones son: bajar el IVA Cultural del 21%; propiciar una verdadera Ley de Propiedad Intelectual así como legislación más profunda en lo que a Mecenazgo respecta

Además de Patxi López, acudieron a la presentación el presidente de la SGAE, José Miguel Fernández-Sastrón, que ha hecho un llamamiento a los partidos políticos para que consideren a lacultura un patrimonio de todos y para que "cuiden de los creadores" así como el presidente de la Plataforma en Defensa de la Cultura, Javier Campillo, que insistió en la necesidad de un pacto de Estado.

  1. Una caída del 0,6% del aporte al PIB desde 2009. El Libro Blanco propone un panorama general de las cifras del sector en España y su progresiva demolición tras la crisis y los recortes. "Lo cierto es que las industrias culturales han llegado a representar antes de la desdichada crisis, sin contar la enseñanza, casi un 4% del PIB nacional - el informe alude a datos del Ministerio para 2009-, y han sostenido 625.000 puestos de trabajo, lo cual no es desdeñable para actividades que se ven a menudo obstaculizadas desde la administración cuya actuación en las dos últimas legislaturas solo puede calificarse de hostil y cuyos resultados están a la vista". Tras las valoraciones a la actitud del Partido Popular, el texto cita los datos de la Secretaría de Estado para la Cultura de 2014, que reflejan una caída al 3,4% del PIB así como la pérdida de 140.000 puestos de trabajo.
  2. El IVA del 21%, la peor de las medidas. Según asegura la Plataforma en Defensa de la Cultura algunas medidas, como el aumento del IVA cultural al 21%, son buen ejemplo de la hostilidad manifiesta de la adminsitración por el quehacer de creadores y gestores. Denuncias y adjetivos sobran, aunque el acopio de datos es errático y poco preciso. Sobre el aumento del gravamen, la medida "ha resultado brutalmente agresiva para el tejido cultural español ocasionando pérdidas cuantiosas para las empresas teatrales, musicales y cinematográficas, cierre de locales y miles de puestos de trabajo desaparecidos". Este aumento, insisten, "no tiene comparación posible en el entorno europeo (duplica ampliamente la media de la UE, el 5% en Francia, el 7% en Italia, el 10% en Alemania y el 13%, en Portugal)" y que resulta "bien expresiva del desprecio que la cultura merece a lo más rancio de nuestra clase política, que contempla sin rubor como una película española tributa un 21 % mientras la pornografía disfruta de un IVA reducido (4%)".
  3. Recortes presupuestarios continuados. El tema dotación pública es el más ásperamente tratado en el documento. "La desatención estatal hacia la cultura se expresa también elocuentemente en los presupuestos del Estado. La clase política española nunca ha sido generosa con los creadores, pero con el pretexto de la crisis económica y las políticas de austeridad y recortes, la fobia a la cultura ha encontrado un cauce de legitimación". Como consecuencia de lo anterior, el documento asegura que entre 2008 y 2012 se redujo el presupuesto de cultura en un 49,8 %, algo, un recorte sin comparación en ningún país europeo (Italia y el Reino Unido, los más agresivos, llegaron al 30%). "El nuevo gobierno se apuntó en 2013 al saqueo y redujo en 19,6 millones el presupuesto ministerial, además de liquidar la copia privada y aumentar el IVA cultural al 21%.
  4. Ley de Mecenazgo y Propiedad Intelectual. Según el Libro Blanco de la Cultura en Españala industria del Cine, las Artes Escénicas (cine, teatro y danza) y la Música han sido las más perjudicadas por la falta de instrumentos para luchar contra la descarga ilegal. Poco o nada ha conseguido la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual impusada por los populares. Ya fuera del documento, hay que destacar que Patxi López mencionó la necesidad de dctualizar la Ley de derechos de autor para defender "de forma clara al artista frente a la maquinaria empresarial". Asimismo, se pronunció a favor de  una "ley de Mecenazgo que merezca ese nombre" y por una reforma fiscal que reconozca la forma atípica e intermitente de las rentas de los artistas, al igual que ocurre con los contratos intermitentes que hacen preciso adecuar los derechos de prestación del subsidio de desempleo y del acceso a las pensiones. La creación de un Estatuto del Artista fue otro punto de honor.
  5. Mercado editorial, también golpeado. Dentro de las industrias culturales españolas, puede que la editorial tenga un panorama algo mejor que el resto, a pesar de eso el Libro Blanco denuncia algunas situaciones que apuntan a su precarización. "Las ventas de libros descendieron un 11,7% en 2013, según refleja el Informe de comercio interior del libro que elabora la FGEE. Por otra parte, según datos del Mapa de librerías elaborado por CEGAL para 2013, en Europa, de 2008 a 2014, se observa un incremento de librerías independientes cercano al 20% mientras que en España en el mismo periodo el número de librerías decreció un 22%. Pese a que la industria del libro supone el 1,7 del PIB y casi el 40% del PIB cultural, la palabra librería no se menciona ni una sola vez en el Plan Estratégico Nacional de la Secretaría de Estado de Cultura 2012-2015 (la palabra libro, tres veces), un dato más que significativo. Por otro lado, las ayudas al sector también han sido cicateras y de los 8.000 millones de euros que el Estado gasta en subvencionar la industria en España, no llega a los dos millones los que destina a subvencionar directamente proyectos editoriales".

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba