Cultura

Cebrián se queda a las puertas de presidir la RAE, que aplaza una semana la votación

El próximo jueves 20 de diciembre se volverán a proponer los nombres y si ninguno obtuviera la mayoría absoluta se procedería a una elección por mayoría simple entre los dos más votados.

Juan Luis Cebrián quedó entre los tres más votados, pero sin mayoría absoluta. La semana que viene se repetirá la elección.
Juan Luis Cebrián quedó entre los tres más votados, pero sin mayoría absoluta. La semana que viene se repetirá la elección. Archivo

La RAE ha decidido posponer una semana la elección de su nuevo director porque ninguno de los tres nombres más votados de la noche del jueves, Juan Luis Cebrián, Santiago Muñoz Machado y José Antonio Pascual, consiguió mayoría absoluta preceptiva que marcan sus estatutos en primera convocatoria.La Real Academia ha votado desde las 19:30 a las 20:30 el nombre del sucesor de Darío Villanueva, una elección sin candidatos porque todos los académicos son elegibles y aunque los académicos que más "sonaban" eran Cebrián, Muñoz Machado e Inés Fernández-Ordóñez, quien no llegó a estar entre las candidaturas más votadas.

El próximo jueves 20 de diciembre se volverán a proponer los nombres y si ninguno obtuviera la mayoría absoluta se procedería a una elección por mayoría simple entre los dos más votados. De los 46 académicos que hay en la actualidad, solo tienen derecho a voto 41 porque para ejercerlo hay que tener un mínimo de doce asistencias a los plenos y además dos son electos, es decir no han tomado posesión de su silla. En la sesión del jueves 13 de diciembre se ha votado también la elección de bibliotecario, cargo en el que ha sido reelegido Pedro Álvarez de Miranda, y al vocal segundo de la Junta de Gobierno, puesto que se votará el jueves próximo porque tampoco han obtenido mayoría absoluta ninguno de los candidatos: Paz Battaner, Margarita Salas y Miguel Sáenz.

La RAE y sus retos 

Una de las razones por las que Darío Villanueva renunció a repetir en el cargo es porque considera que es el momento de designar a un director con un perfil más gestor después de que la RAE haya sufrido un recorte de la aportación del Estado del 60% desde 2008. "Recibíamos una asignación de cuatro millones de euros que ahora se ha quedado en 1,6. Esa cantidad suponía el 50% del presupuesto hace una década y ahora ya casi no cuenta", declaró a este periódico en 2015. Tras la celebración de sus 300 años en 2013,  la institución se vio obligada a buscar estrategias y a tomar iniciativas que aseguren el futuro y permanencia de una institución con 46 académicos y 85 trabajadores. 

El agujero económico es grande. A la drástica reducción presupuestaria  se suma un segundo tema: la Academia ha vivido de la venta de sus productos, es decir, la Gramática, la Ortografía y el Diccionario. Sin embargo, el diccionario publicado en 2014 vendió 40% menos de lo que era la previsión inicial, lo cual también perjudica las vías de financiación. Queda así una tercera forma de supervivencia: a través de benefactores, en su mayoría empresas privadas aunque también existen particulares que aseguran la viabilidad económica.

Este es el primero y más urgente de los temas por atender, pero hay más: la reciente tensión con el lenguaje inclusivo sobre el que la RAE tendrá que pronunciarse luego de que la vicepresidenta Carmen Calvo encargara un informe para cambiar algunas expresiones de la Constitución. En muchas ocasiones las autoridades de la RAE han insistido en el hecho de que su papel es recoger el pulso del lenguaje, no censurar ni abolir las que se usan en el diccionario. Ese mensaje ha aparecido en distintas ocasiones, esta una de ellas.

Los académicos encargados de elaborar este documento solicitado por la vicepresidencia  son Pedro Álvarez de Miranda, filólogo, experto en lexicografía histórica y en historia de la lengua española, quien entró a la academia en 2010 para ocupar el sillón Q; la lexicógrafa salmantina ocupante del sillón s, Paz BattanerIgnacio Bosque, silla t,  doctor en Filología Hispánica y catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid e Inés Fernández-Ordóñez, sillón t dentro de la institución. La RAE ha sido clara: no habrá sorpresas  con respecto a la posición de la institución.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba