Cultura

Las obras de Canalejas amenazan a los Goya y Rubens de la Academia de Bellas Artes

Fotografía publicada en la cuenta oficial de Twitter de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que ha notificado hoy la existencia de daños en al menos una de sus esculturas, el "Hércules Farnese", que atribuye a "los trabajos que se están realizando en las proximidades del edificio".
Fotografía publicada en la cuenta oficial de Twitter de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que ha notificado hoy la existencia de daños en al menos una de sus esculturas, el "Hércules Farnese", que atribuye a "los trabajos que se están realizando en las proximidades del edificio". EFE

La noticia se dio a conocer este fin de semana. Las obras de Canalejas han afectado directamente al museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que se ha visto obligado a cerrar las salas 19, 20 y 21 -aquellas que dan directamente a la calle Alcalá-  por motivos de conservación de las obras. El movimiento de escombros y las vibraciones producidas por la maquinaria que adelanta las obras en Canaletas algunas obras, motivo por el cual se ha decidido su cierre. 

Según declaraciones recogidas por la agencia EFE, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, no descarta paralizar las obras en la plaza de Canalejas para "proteger el patrimonio". El anuncio fue hecho después de que la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando notificase la existencia de daños en al menos una de sus esculturas: el Hércules Farnese. La institución atribuyó los daños a los trabajos que se realizan en las proximidades del edificio.

La cuenta oficial de Twitter de la Academia de Bellas Artes  informó de que por este motivo habían sido clausuradas tres salas que dan a la calle Alcalá de Madrid; concretamente, las número 19, 20 y 21, que acogen piezas de Francisco de Goya, Giuseppe Arcimboldo, Pedro Pablo Rubens y Anton Van Dyck. Varias obras se encuentran actualmente en ejecución en las cercanías del museo, vinculadas al proyecto para unir seis edificios protegidos de la calle Alcalá y de la plaza de Canalejas en una única manzana, y construir un hotel y un centro comercial junto a la Puerta del Sol.

El cierre de las salas, sin embargo, apenas resuelve una situación compleja. Muchas obras, como es el caso del lienzo Susana y los viejos, de Rubens, no puede moverse debido a su delicado estado de conversación. Otras obras atraviesan una situación parecida, por ejemplo,  El entierro de la sardina (1808-1812), de Goya, también expuesto a las vibraciones y el polvo ocasionado por los taladros y la maquinaria de los trabajos que se adelantan entre la Puerta del Sol y Canalejas. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba