Cultura

Barcelona: la ciudad y el himno que inmortalizaron a Caballé y Freddie Mercury

Desde que vio cantar a Caballé, Freddie Mercury se obsesionó con trabajar con ella. Lo consiguió y años después, ya como amigos y compañeros de confidencias, forjaron uno de los grandes himnos contemporáneos de nuestro país: la 'Barcelona' con la que todos recordamos los Juegos Olímpicos

Montserrat Caballé y Freddie Mercury
Montserrat Caballé y Freddie Mercury VP

El nombre de Monserrat Caballé quedó unido irrevocablemente al de Freddie Mercury hace más de un cuarto de siglo. Una Prima Donna y una Reina cantaron como nunca se había escuchado a la ciudad de Barcelona. No pudieron intepretarla juntos en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992 porque el sida se había llevado unos meses antes al líder de Queen, pero es imposible desvincular del imaginario colectivo los acordes de esa canción con los Juegos Olímpicos que situaron a Barcelona en el centro de la modernidad europea. 

Caballé y Mercury, dos mundos tan aparentemente dispares como ópera y rock unidos en una alianza musical que la estrella británica había buscado desde años atrás. Ya en Queen se vivieron guiños al mundo de la ópera en temas como Bohemian Rhapsody. Dicen que el día que el británico nacido en Zanzibar vio cantar a Caballé en la Royal Opera House de Londres, en 1983, empezó una sana obsesión por terminar intepretando junto a la diva española.

Su primer encuentro se produjo cuatro años después en el Ritz de -no podía ser otro lugar- Barcelona. Cuentan que Mercury se plantó en el hotel y correteó como un niño inquieto de arriba abajo hasta que pudo  hablar con Caballé. Allí empezó a convencerle de cómo sonaría una colaboración musical entre ambos. 

Comenzaron a colaborar y a forjar su amistad. Caballé fue una de las primeras personas en conocer la enfermedad que había contraído Mercury -todo un tabú y un monstruo devastador en los años 80- y que terminó acabando con su vida. "Me lo dijo y tuvimos la oportunidad de crear canciones en las que todas tenían un significado. Estábamos haciendo algo muy especial y eso no pasa a menudo", confesó la artista en una entrevista. 

Caballé y Mercury
Caballé y Mercury Archivo

Barcelona

La apretadísima agenda de la soprano barcelonesa provocó que los trabajos tuvieran que hacerse a distancia. Así, durante meses , Freddie le fue enviando las cintas de los temas casi terminados, con la parte vocal cantada por él en falsete para que ella la interpretara con su voz de soprano. Fue así como Freddie Mercury compuso Barcelona, el gran himno olímpico, con ayuda de Mike Moran en la creación y de David Richards en la producción.

En el verano de 1987, Freddie y Montserrat cantaron Barcelona ante el público por primera vez en el Club Ku de Ibiza, donde durante los cinco años previos a los Juegos Olímpicos se montó un evento anual para ir anticipando su celebración. Poco después se publicó el single en España con gran éxito, también en el Reino Unido donde alcanzó el puesto número 8 en la lista de éxitos británica.

Aún tuvo tiempo la pareja de cantar juntos su tema estrella el 8 de octubre de 1988, en el festival La Nit de Barcelona, al aire libre, con presencia de los reyes de España Juan Carlos y Sofía y la infanta Cristina. Durante aquel evento, la ciudad recibió la antorcha olímpica procedente de Seúl.

Sin embargo, el plan previsto no pudo cumplirse en su totalidad, pues el colofón a esta singular y grandiosa colaboración tenía que ser una interpretación conjunta en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, el 25 de julio de 1992. Pero no pudo ser, pues Mercury murió meses antes, el 24 de noviembre de 1991, a los 45 años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba