Cultura

El Prado compra un Fra Angélico a la Casa de Alba y cierra la operación con dos obras por el precio de una

'La Virgen de la granada', una de las pocas tablas de Fra Angélico (Florencia, 1395 - Roma, 1455) que aún seguía en manos privadas, es "inexportable". 

La Virgen de la Granada, una pintura de la colección de La Casa de Alba, se expuso en 2013 en CentroCentro.
La Virgen de la Granada, una pintura de la colección de La Casa de Alba, se expuso en 2013 en CentroCentro.

El Museo del Prado dispondrá en sus fondos de tres Fra Angélicos: el que ya tiene, la Anunciación; el que adquirirá a la Casa de Alba y el que ésta le donará. La operación -de la que se tiene noticia desde hace unos días- ha sido finalmente aprobada y comunicada este miércoles tras reunión del Patronato de la pinacoteca. La Virgen de la granada y una escena del entierro de San Antonio Abad pasarán a formar parte de la colección por 18 millones de euros.

Tal y como explicó su director, Miguel Zugaza, la financiación se hará a cuatro años y sin intereses y estará respaldada con un crédito extraordinario de diez millones por parte del Estado, una contribución de cuatro millones de la Fundación Amigos del Museo del Prado y otros cuatro de fondos de la pinacoteca. Para el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez-Vigo, la compra no supone "un gasto, sino de una inversión para todos los españoles y para siempre".

La Virgen de la granada, una de las pocas tablas de Fra Angélico (Florencia, 1395 - Roma, 1455) que aún seguían en manos privadas, es "inexportable" 

La Virgen de la granada, una de las pocas tablas de Fra Angélico (Florencia, 1395 - Roma, 1455) que aún seguía en manos privadas es "inexportable", una de las razones por las que el precio de adquisición está "muy por debajo" del que alcanzaría en el mercado libre. Aunque la Casa de Alba no ha dado mayores detalles, ha trascendido que la obra fue tasada en unos 40 millones de euros. Esa fue la cantidad registrada en el seguro para recibir el permiso de exportación temporal para su participación en la exposición de obras de la Casa de Alba que se celebró el año pasado en el Meadows Museum de Dallas. La operación supondría una especie de dos obras de arte por el precio de una. "Esta operación no se ha hecho con valor de mercado sino con sentido de Estado", ha aseverado el director del Prado, Miguel Zugaza.

La Virgen de la Granada, de 83 por 59 centímetros y obra favorita de la duquesa de Alba, no ha sido ofrecida a la venta a ningún otro posible comprador. La pintura ha permanecido en la misma familia desde 1817, fecha en la que fue adquirida en Florencia por Carlos Miguel Fitz James-Stuart, duque de Alba. Considerada como una de las pinturas más hermosas de la iconografía religiosa, pertenece a la Colección Duques de Alba (Palacio de Liria) -que fue expuesta en 2013 en Centro-Centro de Cibeles (Madrid)-, muestra cómo Fra Angelico trabaja los detalles con el preciosismo de la miniatura. 

La operación supondría una especie de dos obras de arte por el precio de una, o al menos así lo han comunicado los responsables del museo

En el catálogo de aquella muestra, la tabla era descrita de la siguiente forma: "La pintura, en perfecto estado de conservación, deja visibles los pliegues y sombras en el paño dorado de honor sostenido por ángeles, que protegen la espalda de la Virgen. El Niño Jesús, sentado sobre las piernas de su madre, está vestido con una túnica roja y juega con la granada que sujeta María con la mano derecha. La escena transcurre mientras la Virgen, vestida con los colores propios de la iconografía religiosa de la época, rojo y azul, mira al espectador. Una magnífica composición que impide desviar la mirada consiguiendo de esta forma transmitir el espíritu más intimo de la escena".

Faltando apenas tres años para el bicentenario del Prado, el museo ha recibido dos importantes donaciones. Desde las 25 obras donadas por Plácido Arango, que incluyen desde las obras del pintor flamenco afincado en Sevilla, Pedro de la Campaña (1503-1580):Camino del Calvario, realizada hacia 1547, que formaba parte de un retablo privado en la iglesia del convento de Santa María de Gracia de Sevilla, así como El Descendimiento, hasta la sala monográfica que reúne las doce obras del arte medieval y renacentista español donadas por el empresario José Luis Várez Fisa, fallecido recientemente.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba