Goya 2017

Ana Belén compara el 'boicot' a Trueba con su exilio en México durante el franquismo

En la línea de la actriz estadounidense Meryl Streep, la también cantante madrileña ha dicho que "no te puedes abstraer a lo que te rodea, no solo como sector, sino como ciudadano".

Ana Belén recibirá el Goya de Honor el próximo 4 de febrero
Ana Belén recibirá el Goya de Honor el próximo 4 de febrero Efe

Rafaela Aparicio, Imperio Argentina, Josefina Molina, Concha Velasco y, este año, Ana Belén. La actriz, cantante y directora madrileña recibirá el Goya de Honor 2017 el próximo 4 de febrero durante la ceremonia de los máximos reconocimientos otorgados por la Academia de Cine, convirtiéndose en la quinta actriz en lograr una estatuilla a lo largo de los 31 años que suman los galardones frente a los 26 que han sido entregados a actores del gremio. "Trabajas por una pasión y una necesidad de conocimiento y de entender muchas cosas que te rodean, no para que te den un premio. Ha valido mucho la pena y te encuentras con sorpresas que no están previstas en el guión, hay muchas cosas que se planifican y no salen, es lo normal", ha dicho este lunes una emocionada Ana Belén desde la sede de la institución en la madrileña calle Zurbano. Le avalan más de cuarenta películas, unas treinta obras de teatro y más de treinta y cinco discos. "Con este premio pretendemos decirte lo mucho que te queremos", le ha dicho la presidenta de la Academia, Yvonne Blake, quien ha descrito a la homenajeada como "una extraordinaria mujer y una actriz que sigue siendo rostro y voz imprescindible de nuestra cinematografía".

Desde aquel musical infantil llamado Zampo y yo, donde la entonces conocida por su verdadero nombre Mari Pili Cuesta participó a los 13 años interpretando a una niña rica, han pasado más de 50 años y se han sumado otras películas conocidas como La pasión turca, Libertarias, La Colmena, La casa de Bernarda Alba, Cómo ser mujer y no morir en el intento o, más recientemente, La Reina de España. "El cine español ha evolucionado a contar historias muy diferentes con distintas miradas con muy buenos directores y guionistas y gente muy preparada con un problema muy gordo que es el de financiación. Incluso a pesar de ese problema, la gente se busca la posibilidad de poder llevar adelante sus proyectos a través de crowdfunding, un teléfono móvil, los pocos ahorros que se tienen. Hay mucha inteligencia", ha explicado durante una rueda de prensa.

La artista se ha referido al 'speech' de Meryl Streep durante la gala de los Globos de Oro como "valiente y elegante"

Aunque en los últimos años la actriz no se ha involucrado públicamente en temas políticos, la artista criada en Lavapiés se ha referido al reciente speech de Meryl Streepdurante la gala de los Globos de Oro como un acto "valiente y elegante". "No estoy en la misma situación que Meryl Streep. Ella estaba en un momento concreto en el que hablaba de la prensa, tan denostada ahora por Trump, y por lo tanto era el sitio adecuado. Además, hasta ahora los actores de allí se habían mostrado tibios y el discurso de Streep me ha parecido muy valiente, elegante y rotundo", ha expresado. "No te puedes abstraer a lo que te rodea, no solo como sector, sino como ciudadano del continente que habitamos. Hay cosas que nos tienen preocupados y muy enfadados y muy en alerta. Si no estás viviendo en Babia, estás con los ojos muy abiertos", ha señalado. A Streep, a quien algunos han bautizado como 'la dama de Hierro' de Hollywood, no solo le llovieron halagos, pues muchos estadounidenses también la han ridiculizado por decir que su gremio, el de los actores, es un sector de los más "vilipendiados".

Y también a Fernando Trueba, el director del último filme en el que la actriz madrileña ha participado, La Reina de España, donde interpreta a la mujer de Blas Fontiveros. Trueba fue objeto de tantas críticas por aquello de no sentirse español ni dos minutos de su vida que se han llegado a gestar boicots a través de las redes sociales. "La gente debería poder decir lo que siente, más aún si unas determinadas declaraciones se hacen en clave irónica", ha dicho sobre colega de profesión y ha añadido que esta situación le "recuerda" a una todavía más "terrible" vivida por ella y Víctor Manuel.

Compromiso político

¿Sería capaz de pronunciarse en un tono similar al de su colega estadounidense durante los Goya? ¿Se referirá al boicot contra Fernando Trueba? A lo largo de su carrera profesional sí se ha manifestado en torno a temas políticos. Eran otros tiempos, pero Ana Belén ha recordado que en las galas de los Goya también ha habido discursos "combativos". "No hay que rasgarse las vestiduras porque alguien diga lo que piensa", ha insistido. A principios de los 70, en los últimos coletazos de la dictadura franquista fue acusada, junto a Víctor Manuel, por el Ministerio de Información Español de ultrajar la bandera española durante la representación de Ravos en el teatro Manolo Fábregas de Ciudad de México, una situación que provocó el exilio de la pareja durante seis meses y que posteriormente fue desmentida por ellos y otros cantantes como Julio Iglesias. "Es muy jodido. La polémica [el boicot al último largometraje de Trueba] me ha me ha retrotraído a un momento terrible, cuando nos dijeron que habíamos pisado una bandera española en México en plena dictadura; a esa intolerancia. Como si no hubieran pasado 43 años", ha comparado.

Ya en democracia, en 1986, participó como cantante en la campaña de protesta contra la permanencia de España en la OTAN durante el Gobierno de Felipe González. Tampoco se perdió el 'No a la Guerra'. En 2003 colabora en la plataforma cultural contra la Guerra de Irak junto a otros artistas como Juan Diego, Pedro Almodóvar, Jordi Dauder o Pilar Bardem, que salieron junto a miles de personas a la calle para rechazar la posición del Gobierno de España en el conflicto. Su compromiso con la causa la empujó a entrar al Congreso de los Diputados con otros actores como Aitana Sánchez Guijón, Juan Echanove o María Barranco con camisetas de protesta mientras el entonces Presidente del Gobierno José María Aznar, uno de los integrantes del 'Trío de las Azores' junto a George Bush y Tony Blair, comparecía en el hemiciclo.

Aunque ha revelado pocos detalles sobre el discurso que protagonizará al recoger el Goya de Honor, sí ha garantizado que va a ser corto y que se acordará de las personas que "a lo largo de mi vida me han ayudado y sobre todo en quienes ya no están aquí con nosotros y han dejado señales", además de tantos actores "con los que he trabajado y creo que soy el enjarje entre varias generaciones". A sus 65 años, la actriz ha reconocido que sigue teniendo "energía" para hacer cine y que no le han llegado proyectos cinematográficos en doce años: "Me gustaría que me ofrecieran papeles como los que dan a los hombres, ricos, con aristas". Pese a todo, ha dicho, el cine "ha merecido y merece la pena".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba