Crónicas

70 años sin Gandhi: ¿participó el Reino Unido en su asesinato?

El 70 aniversario de su muerte fue celebrado con fervor por toda la India con actos oficiales, plegarias en los colegios y salvas de honor

  • Una estatua de mahatma Gandhi exhibida en el museo Gandhi Smriti de Nueva Delhi.
    Una estatua de mahatma Gandhi exhibida en el museo Gandhi Smriti de Nueva Delhi. EFE/Noemí Jabois
  • Mahatma Gandhi, líder de la independencia de la India e ideólogo de la no-violencia.
    Mahatma Gandhi, líder de la independencia de la India e ideólogo de la no-violencia. EFE
  • 70 años sin G- Vista de la silueta de una estatua de Mahatma Gandhi situada en Amritsar (India).
    70 años sin G- Vista de la silueta de una estatua de Mahatma Gandhi situada en Amritsar (India). EFE

Nacido el 2 de octubre de 1869 en el actual estado de Gujarat, en el oeste de la India, Gandhi cursó estudios de Derecho en Inglaterra y vivió en Sudáfrica antes de liderar la lucha no violenta por la independencia de India del Imperio Británico, obtenida en 1947.

Gandhi hizo de la "no violencia" o desobediencia civil una estrategia de lucha contra los británicos, abogó por acabar con la injusticia perpetuada por el sistema hindú de castas y fue un firme defensor de la armonía interreligiosa.

Todo ello le hizo ganarse el apelativo de padre de la patria y acaparar un trocito del corazón de millones de indios que le reverencian casi como a un dios.

Es por ello que cundió el pánico cuando el 30 de enero de 1948, el integrista hinduista Nathuram Godse disparó tres veces a bocajarro al adalid de la lucha pacifista, cuando iba a dar un discurso ante una multitud en el jardín del palacio delhí en el que vivía y hoy convertido en museo.

Un particular ha llevado al Tribunal Supremo un caso para que se reabra la investigación de uno de los asesinatos más famosos de la historia

Un particular ha llevado al Tribunal Supremo un caso para que se reabra la investigación de uno de los asesinatos más famosos de la historia

Godse, asesino confeso, y su colaborador Narayan Apte, que siempre insistió en su inocencia, fueron ejecutados por el asesinato el 15 de noviembre de 1949.

Sin embargo, mientras líderes políticos y militares y gente de a pie recuerdan al padre de la patria con plegarias, ofrendas florales y cánticos en el 70 aniversario de su muerte, su asesinato se sigue paseando por los pasillos del Tribunal Supremo de la India.

Mohandas Karamchad Gandhi

Nacido en el seno de una familia ilustre, perteneciente a la clase alta de la sociedad india y muy religiosa, Gandhi puso rumbo a Inglaterra cuando tenía apenas 19 años para completar los estudios que había comenzado en su tierra natal. Allí, sintió que los ingleses menospreciaban a los estudiantes provenientes de los pueblos del Imperio, algo que haría despertar en él una indignación que le movería el resto de la vida.

Tras cuatro años en Inglaterra se graduó en Derecho y regresó a la India sólo para, apenas tres años después, trasladarse a Sudáfrica, donde los emigrantes indios eran también tratados, según consideró, de forma discriminatoria.

En 1914, el que se convertiría sin buscarlo en uno de los hombres más famosos de la historia, logró que se aboliesen los impuestos especiales y las restricciones de residencia impuestas a los hindúes. En esos años, también creó la Cruz Roja India, fundó un hospital en Johannesburgo y formó parte del cuerpo de camilleros de las tropas gubernamentales contra los indígenas sublevados.

Pero su primera campaña de plegarias y ayuno a favor de la autonomía de la India, su gran lucha, no llegaría hasta 1919. Gandhi abogó por un programa de no cooperación con el poder central británico y, tras muchos tiras y aflojas y varios arrestos, el adalid de la lucha pacifista vio finalmente la independencia de su patria hacerse realidad en 1947. Surge entonces un jefe efectivo de la India, Jawaharlal Nehru, mientras Gandhi queda como jefe espiritual.

A raíz de la independencia, sus esfuerzos pasaron a centrarse en la unidad entre musulmanes e hindúes, mediante el ayuno voluntario. Sin embargo, parece que todo ello fue en vano, ya que de la partición del subcontinente indio nacieron dos estados enfrentados para siempre: la India y Pakistán.Sin tiempo para buscar una solución de paz entre ambos, el 30 de enero de 1948 fue asesinado.

Aniversario con fervor

El 70 aniversario de su muerte fue celebrado con fervor por todo el país. A Rajghat, en la capital india, donde se erige la plataforma de mármol negro en el lugar donde fue incinerado Gandhi, se acercaron el primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente, Ram Nath Kovind, para participar en una plegaria en honor del padre de la patria.

La figura de Gandhi es tan célebre como para unir al Gobierno y a la oposición en un mismo lugar, uno que es visitado por prácticamente todo dignatario extranjero que viaja a la mayor democracia del mundo.

El exprimer ministro congresista Manmohan Singh y la expresidenta del Partido del Congreso Sonia Gandhi, de la dinastía Nehru-Gandhi, muy cercana al adalid de la lucha pacifista, se unieron también a la conmemoración, en la que el presidente Kovind realizó un saludo de honor al memorial y depositó pétalos de rosa sobre la plataforma.

La figura de Gandhi es tan célebre como para unir al Gobierno y a la oposición en un mismo lugar, uno que es visitado por prácticamente todo dignatario extranjero que viaja a la mayor democracia del mundo

Mientras, en el lugar donde el 30 de enero de 1948 el padre de la patria recibió tres tiros, hoy parte de un museo, se congregaban otros como el líder de la oposición, Rahul Gandhi, del Partido del Congreso.Como cada año, Connaught Place, en el centro de Nueva Delhi, fue escenario de una pequeña ceremonia en la que se dispararon dos cañonazos en honor del pacifista.

Estudiantes de colegios de todo el país tomaron parte en actos de conmemoración y plegarias en su memoria, mientras editoriales marcaban la fecha con la publicación de biografías y asociaciones de distinto signo organizaban desde visualizaciones de documentales hasta exposiciones.

Lío en los tribunales

Mientras el país recuerda al padre de la patria, su familia lidia con la enésima retahíla de teorías conspiradoras sobre su muerte. Y es que un particular ha llevado al Tribunal Supremo un caso para que se reabra la investigación de uno de los asesinatos más famosos de la historia.

El hombre, un ingeniero de nombre Pankaj Phadnis, alega que detrás de la muerte de Gandhi estuvo la agencia de inteligencia británica Fuerza 136, activa durante la II Guerra Mundial, y habla de la existencia de pruebas no tenidas en cuenta, como una cuarta bala.

"No solo de reinvestigar el caso (...) la cuestión que planteo es si el caso del asesinato de Gandhi acabó su curso legal hasta el final", dijo a Efe, arguyendo que los criminales fueron ejecutados 71 días antes de que el nuevo Supremo de la India independiente fuera fundado.

El bisnieto de Gandhi, Tushar Gandhi, ha salido públicamente a tumbar sus teorías.Afirmó que el cuerpo de su bisabuelo sólo tenía tres heridas de bala y argumentó que, si los británicos le hubieran querido matar, lo hubiesen hecho antes de la independencia de la India, un año antes.

En opinión de Tushar, si se nombrase otra comisión para reinvestigar el caso, ésta se vería "forzada a escuchar este tipo de teorías fantásticas", creando "confusión" sobre lo que realmente pasó.

También el nieto del padre de la patria, Arun Gandhi, ha calificado la causa interpuesta por Phadnis de "descaradamente frívola y sin sentido".

"Desde los 50, cuando yo era un periodista en The Times of India, se ha culpado a la CIA y la agencia de inteligencia rusa de todo lo que fue mal en la India. Esto todavía sigue", dijo Arun en noviembre en una entrevista con el semanario The Week. Pero Phadnis, que comenzó una investigación personal en 1996 un poco por casualidad, insiste.

Insiste en un segundo asesino y una cuarta bala, disparada desde un arma distinta a la de Godse. Cuatro reporteros de diferentes medios, mantiene, afirmaron haber oído ese día cuatro disparos y una persona de confianza de Gandhi confirmó en un diario el hallazgo de una cuarta bala cuando estaban lavando su cuerpo.

"La nieta espiritual de Gandhi, Manuben Gandhi, la más cercana a él en aquellos días, dejó detrás un diario escrito a mano que contiene una declaración categórica diciendo que habían recuperado una bala cuando se le estaba dando a Gandhi su último baño", afirmó.

El móvil del crimen, en opinión de Phadnis, fue evitar un presunto viaje de Gandhi a Pakistán. Es por ello que ha tejido una teoría que señala a alguien que no quería una mejora en las relaciones entre los dos países, separados un año antes con el fin de la época colonial británica: los británicos.

"Los británicos tenían el móvil porque iban hacia una bancarrota financiera y tenía sentido para ellos crear enemistad entre la India y Pakistán, para poder exportar tanto a la India como a Pakistán", explicó el ingeniero.

Las conjeturas de Phadnis, que ha sido acusado de estar vinculado a la extrema derecha y de buscar un lavado de cara de los acusados por el asesinato, no convencieron al Tribunal Superior de Bombay, que desestimó en 2016 su solicitud de que se reabriera la investigación.

Pero el investigador, que no tiene pensado darse por vencido, ha seguido hasta la máxima instancia.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba