Motor

De los triángulos de emergencia a la señal luminosa: un negocio de 450 millones de euros

La DGT está planteando sustituir los triángulos de emergencia por una señal luminosa que, de momento, ya ha homologado. De llegar a ser obligatoria la sustitución, el dispositivo podría generar ingresos de más de 400 millones de euros.

El año pasado más de 20 conductores fallecieron en las carreteras españolas por atropello al bajarse de sus vehículos para señalizar con los triángulos de emergencia obligatorios de la Dirección General de Tráfico (DGT) que deben colocarse 50 metros por delante y por detrás del vehículo que deben ser visibles al menos a 100 metros de distancia. Una maniobra siempre peligrosa en unos trazados en los que los turismos circulan en muchos casos por encima de los 120 km/h.

Para minimizar esta tan habitual operación cuando un coche tiene un fallo técnico o un simple pinchazo que obliga a detenernos casi de inmediato sea cual sea el tipo de trazado, la DGT está estudiando nuevas soluciones. Una de ellas es el ‘Help Flash’, un sencillo mecanismo basado en una potente luz diseñado y producido por una empresa de Vigo y que ya está homologado. Si finalmente la DGT lo hace además obligatorio sustituyendo a los tradicionales triángulos de emergencia, el volumen de negocio para esta fábrica asentada en Vigo podría superar los 400 millones de euros.

Los triángulos de emergencia podrían dejar paso a la señal luminosa.
Los triángulos de emergencia podrían dejar paso a la señal luminosa. Clara Rodríguez

Porque el parque automovilístico español ronda los 30 millones de turismos y furgonetas circulando por nuestras carreteras, una cifra que en caso de ser obligatorio este novedoso y sencillo sistema que se comercializa a unos 15 euros daría un volumen de unos 450 millones de euros. La idea de este nuevo sistema de señalización nace del equipo de la empresa Netun Solutions liderado por Jorge Torre, apenas hace tres años. Una empresa ubicada en la localidad de Nigrán (Vigo) y que buscaba innovar en el campo de la seguridad en las carreteras mediante tecnologías que conectan asfalto, personas y máquinas. Y en ese proceso de innovación, la empresa desarrolla el sistema Help Flash. 

A día de hoy, lo que establece el Reglamento General de Vehículos es una recomendación del uso de un dispositivo luminoso como elemento opcional. Dicho reglamento contempla que "para ofrecer una mayor protección al conductor y al resto de los ocupantes del vehículo que esté parado en la vía por avería o accidente mientras esperan la llegada del servicio de auxilio en carretera, se permite la colocación en el exterior del vehículo de un dispositivo luminoso de color amarillo auto, de alimentación autónoma, alta visibilidad y que quede estable sobre una superficie plana".

Sin embargo, en el plazo de los próximos 5 años está previsto ya que se reforme el reglamento para ir sustituyéndolo progresivamente. Según la subdirectora adjunta de Tráfico, Ana Blanco, “con el sistema actual de triángulos el conductor tiene que abandonar el vehículo e ir a colocarlos, y es en ese momento cuando la persona se convierte en vulnerable, por lo que consideramos que es más apropiado permanecer en el vehículo sustituyendo esta preseñalización por otro”. De hecho, en países como Reino Unido ya está prohibido la utilización de los triángulos para señalizar que un coche sufre una avería en plena carretera.

Porque es eso precisamente lo que se consigue con este nuevo sistema de visualización a distancia, que permite una vez que el coche se ha detenido en el arcén de una autovía o carretera secundaria simplemente bajar la ventanilla y sin salir del coche situarlo en el techo y accionarlo con un pequeño botón. También está homologado para su uso en motocicletas, un sistema que por sus dimensiones resulta más fácil de poder llevar que los triángulos, complicados de transportar en una motocicleta.

¿Cómo funciona el Help Flash?

La ventaja de este nuevo sistema de aviso de emergencia es que no hace falta salir del vehículo para su colocación. Se sitúa directamente sobre una chapa metálica sobre el techo o la puerta y se activa de forma automática emitiendo un intenso haz de luz amarillo visible a larga distancia, en los 360 grados alrededor de su eje de apoyo. Según la empresa, su visibilidad alcanza los mil metros de distancia.

El nuevo sistema de señalización cuesta 15 euros.
El nuevo sistema de señalización cuesta 15 euros. Clara Rodríguez

Para su correcta y eficaz utilización siempre se deberá situar en el lugar más alto posible, ya que será visible desde más lejos, y siempre lo más horizontal posible respecto del suelo, debido a la dirección del haz luminoso. En los casos de los automóviles, será preferente el techo, incluso el arco del chasis en casos de techos de cristal, o en el panel de la puerta del conductor.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba