Motor

Preocupación en Ford Almussafes por la posible bajada de producción en el próximo semestre

Los problemas de la norteamericana Ford a nivel mundial con miles de despidos en cartera causa preocupación en muchos países, España incluida. En la fábrica de Almussafes esperan con cierta ansiedad los datos de producción para la segunda mitad del ejercicio, que podrían ser a la baja

Las perspectivas de una posible bajada de producción en Almussafes podría acarrear despidos en la plantilla.
Las perspectivas de una posible bajada de producción en Almussafes podría acarrear despidos en la plantilla.

Después de varios ERTE en los últimos meses que han supuesto un total de cinco días de parada de producción en la planta valenciana de Ford y que han afectado a cerca de 6.000 trabajadores, esperan ahora con preocupación las expectativas de producción para la segunda mitad del año, que podrían ser a la baja.  Una planta que ya el pasado ejercicio sufrió una caída en la producción cercana al 9% tras finalizar con 380.000 unidades producidas.

La caída de ventas en Europa y Norteamérica, sus principales mercados, provocó ese descenso que supuso alcanzar los niveles más bajos de los últimos cinco años y muy lejos de los más de 417.000 vehículos producidos en el anterior ejercicio. Una bajada de la producción que justificó el último expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), que se aplicó durante los últimos meses del año y que se extendió a este 2019.

Y es que Ford, en pleno proceso de reestructuración de toda Europa, vive una etapa compleja por los sucesivos cambios de los planes de previsión de fabricación de vehículos dada la enorme incertidumbre, sobre todo de los mercados europeos. Por ello, la plantilla de Ford Almussafes espera ahora con preocupación conocer los planes de producción del segundo semestre, que serán comunicados por la dirección en el próximo mes de junio, ya que podría confirmarse entonces la temida bajada de la producción.

En caso de que se anunciara finalmente un descenso de la producción para la segunda mitad del año, ya no valdría un expediente de suspensión temporal de empleo como los llevados a cabo en los últimos meses en esta planta para adecuar la producción a la demanda, según ha indicado a Efe el portavoz de UGT Ford, Carlos Faubel.

Posibles despidos

La dirección de la factoría convocará en junio la Comisión consultiva para exponer a los trabajadores los planes del segundo semestre, y ese mes también está previsto un encuentro del comité europeo.

Según Faubel, los planes de producción para lo que queda de año será lo que determine las consecuencias para los trabajadores y no tanto el anuncio realizado este lunes del Grupo Ford de eliminar en los próximos meses 7.000 puestos de trabajo, un 10% de su plantilla mundial, mediante despidos voluntarios y forzosos, de los que 2.300 serán en Estados Unidos. Despidos que en su mayoría se corresponden con los planes de adelgazamiento de la estructura de la compañía a nivel global y, en opinión del responsable de UGT -mayoritario en la planta de Almussafes-, no forma parte de la reestructuración que ha iniciado en Europa.

De los cinco modelos que fabrica actualmente la planta valenciana, el Kuga pasará por unos meses de contenida producción ante el lanzamiento del nuevo modelo en septiembre, cuya producción irá de menos a más, mientras que sobre el resto de modelos se desconoce cómo resultarán afectados por el ritmo de la demanda. La factoría valenciana acaba de cerrar el último ERTE con la cancelación del último día previsto (31 de mayo) y que finalmente ha concluido con cinco días de ajuste entre marzo y este mes de mayo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba