Motor

La policía alemana registra la sede de Opel en busca de pruebas por fraude en las emisiones

La Autoridad alemana de Vehículos Motorizados (KBA) encontró meses atrás evidencias de que el tratamiento de los gases de escape de algunos modelos diésel de Opel se desconecta durante la conducción. Ahora, la policía alemana se encuentra registrando las oficinas de la marca en busca de pruebas que confirmen las sospechas.

La sede Opel en Rüsselsheim está siendo registrada por la policía alemana.
La sede Opel en Rüsselsheim está siendo registrada por la policía alemana.

Segñun información del diario alemán 'Bild', la Policía alemana ha comenzado esta mañana el registro de las oficinas de Opel en las localidades de Rüsselsheim y Kaiserslautern por la sospecha de un posible fraude en los niveles de emisiones de algunos de sus motores diésel. Ya meses atrás, la Autoridad Alemana de Vehículos Motorizados (KBA) encontró supuestamente evidencias de que el tratamiento de los gases de escape de algunos modelos diésel de la marca se desconectaban durante la conducción. 

Ahora, es la propia policía alemana la que ha tomado cartas en el asunto con un registro en dos de sus sedes. Las sospechas están en torno a la posible existencia de un software ilegal instalado en casi 100.000 automóviles con motor diésel que ocultaban los verdaderos niveles de emisiones de gases contaminantes.

Los modelos que podrían estar afectados por incorporar dicho dispositivo se corresponderían a diferentes versiones de Insignia, Zafira y Cascada fabricados en los años 2012, 2014 y 2017. La fiscal Nadja Niesen ha confirmado al propio diario alemán que "estamos investigando un posible fraude".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba