Motor

Ford Europa busca la reducción de costes en Almussafes, que prepara ya el nuevo del Kuga

Responsables de Ford Europa, con el director de Fabricación Dirk Heller a la cabeza, visitan la planta de Almussafes para tratar las medidas de ahorro que permitan alcanzar el objetivo de situar el beneficio en un 6% de la facturación. Todo ello en pleno proceso de lanzamiento del nuevo Kuga previsto para después del verano.

El director europeo de Fabricación, Dirk Heller, visitará la planta de Almussafes.
El director europeo de Fabricación, Dirk Heller, visitará la planta de Almussafes.

Ford Europa está en pleno proceso de reestructuración, con una nueva estrategia que incluye el cierre en agosto próximo de la planta de Burdeos (Francia) y el fin de la producción de los modelos C-MAX y Grand C-MAX en la planta de Saarlouis (Alemania), así como una reconsideración de su actividad en Rusia en la sociedad de riesgo compartido Ford Sollers y la «consolidación» en el Reino Unido.

Cuatro acciones clave que, de momento, no parecen afectar a la planta española de Almussafes, aunque el portavoz de UGT de la misma, Carlos Faubel, no se fía del todo y cree que el posible impacto en la fábrica valenciana podría venir a medio plazo. Y es que en la planta de Almussafes acaban de celebrarse esta misma semana elecciones sindicales en las que de nuevo UGT ha revalidado su mayoría absoluta. El renovado presidente, Carlos Faubel, afrontará la semana que viene reuniones con los representantes de otros centros productivos europeos antes de preparar el encuentro con la dirección para valorar posibles ajustes para el mes de junio.

Estaba prevista la visita esta semana a la planta del presidente de Ford Europa, Steven Armstrong, pero finalmente esta se ha suspendido. Sí acudirá el director de Fabricación europeo, Dirk Heller, quien revisará las instalaciones valencianas de la marca y estudiará las posibilidades de ahorro que pueden llevarse a cabo y el lanzamiento de la nueva versión del Kuga, prevista para después de verano.

Unas medidas de ahorro que forman parte de la nueva estrategia de la empresa para Europa que apunta a recuperar la rentabilidad a corto plazo y establecer un negocio más competitivo para el futuro. En este sentido, Ford Europa quiere obtener en el largo plazo un margen operativo del 6% de la facturación. Habrá que hacer ajustes para lograr el objetivo, y en ese sentido es posible que para el segundo trimestre del año se tengan que aplicar ajustes de empleo en Almussafes, tal como se hizo a finales de 2018 y principios de este año, con un expediente de regulación temporal de empleo que afectaría a toda la plantilla en varias jornadas, aunque no se espera que sean medidas muy drásticas.

Comerciales y eléctricos

Buena parte de la estrategia futura de Ford pasa por potenciar sus vehículos comerciales y la movilidad eléctrica. Así, desarrollará nuevos vehículos totalmente eléctricos e híbridos para todos los modelos, al igual que anuncia que aprovechará la alianza con Volkswagen AG para apoyar el crecimiento de vehículos comerciales. También, contempla que mejorará o abandonará las líneas de vehículos menos rentables, como ha empezado a hacer con los monovolúmenes, y abordará los mercados de bajo rendimiento. 

Decisiones contundentes en palabras de Steven Armstrong, presidente de Ford Europa, para transformar el negocio de Ford en el viejo continente. Y es que este año va a haber escenarios muy diferentes en los que se combinará el impacto del 'Brexit', el rediseño de Ford en Europa y los planes de producción. 

Hasta ahora no habían coincidido tantas situaciones distintas y las elecciones sindicales se habían celebrado en escenarios de estabilidad en la fábrica, muy diferente a las que acaban de celebrarse ante el incierto futuro en Europa, pero también en España.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba