Motor

S60 Polestar 367 CV: Volvo también sabe de deportivos

Es la versión más deportiva y radical de la gama V60, un modelo que por fin ha llegado a nuestro mercado para satisfacción de los amantes de este tipo de berlinas tan especiales.

El S60 Polestar rinde 367 CV y cuenta con un chasis más rígido que el reto de la gama.
El S60 Polestar rinde 367 CV y cuenta con un chasis más rígido que el reto de la gama.

Porque hablar de una berlina familiar con más de 360 CV de potencia supone hacerlo de apenas unos pocos modelos y Volvo, con tradición es este tipo de versiones, ha querido dar ahora un paso más y lanzar este novedoso S60 Polestar. El motor desarrolla 367 CV de potencia y tiene dos litros de cilindrada y para lograr semejante cifra, recurre a un sistema de sobrealimentación doble compuesto por un turbocompresor y un compresor. Un motor hecho a partir del que volvo utiliza en el S60 T6 de 306 CV.

Para ello monta un turbocompresor de mayor tamaño, nuevas bielas y árboles de levas y una toma de admisión de mayor tamaño. La caja de cambios es automática de ocho velocidades y el sistema de tracción es a las cuatro ruedas. La división Polestar ha puesto a punto el sistema de tracción total distribuyendo más par a las ruedas traseras y dejando mayor margen al control de estabilidad para permitir deslizar el eje trasero.

Cambio automático.
Cambio automático.

Algo realmente fácil cuando de golpe llega tanta potencia detrás, aunque permite controlar con cierta facilidad las reacciones de la zaga. Los muelles y amortiguadores firmados por Öhlins son un 80% más firmes y la estructura del chasis más rígida. Junto a las llantas de 20 pulgadas y los neumáticos 245/35, el S60 Polestar se pega literalmente al asfalto.

Además, sus discos de 371 milímetros de diámetro y las pinzas de seis pistones fabricados por Brembo garantizan los máximos niveles de seguridad y eficacia a la hora de frenar. Porque el S60 Polestar puede acelerar desde parado hasta 100 km/h en sólo 4,7 segundos y alcanzar fácilmente los 250 km/h de velocidad máxima, limitada de forma electrónica. Un nivel de prestaciones que permiten disfrutar a fondo de la conducción, con unas reacciones muy ágiles y un comportamiento exquisito sobre los trazados más virados.

Ya sean estrechas carreteras de montaña o amplias autovías con rápidas curvas, el S60 Polestar demuestra desenvolverse con igual eficacia. Su paso por curva es rapidísimo y sus reacciones muy controlables. Si nos excedemos, la electrónica se encarga de poner todo en su sitio.

Y todo ello con un interior que, aunque más vistoso y deportivo que el resto de la gama S60, mantiene un altísimo grado de confort. A pesar de sus cifras de potencia, el S60 Polestar permite viajar con el confort habitual de las berlinas del segmento. Porque además, el consumo es otro de sus buenos argumentos, apenas 7,8 litros cada 100 kilómetros de media en conducción normal supone una cifra muy a tener en cuenta para un turismos que se acerca a la barrera de los 400 CV. Eso sí, aprovechando todo el potencial en una conducción muy dinámica las cifras suben con cierta facilidad por encima de los 9 ó 10 litros.

Lo que no es el S60 Polestar es barato, ya que cuesta casi 64.000 euros, eso sí, con un equipamiento que lo incluye prácticamente todo. Como muestra de ello, sólo cabría añadir la televisión y un techo practicable. El resto, viene de serie.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba