Motor

Ibiza TGi: ¿Será el Gas Natural la solución más factible a corto plazo para las grandes ciudades?

Es uno de los combustibles alternativos que más se está extendiendo en los últimos años. Ya sea en grandes berlinas como en pequeños utilitarios, el Gas Natural ofrece grandes ventajas por sus bajos niveles de emisiones, con una red de suministro que no plantea los problemas de la movilidad eléctrica.

El Ibiza TGI cuenta con dos depósitos con sus bocas de llenado propias, una para el gas natural y otra para la gasolina.
El Ibiza TGI cuenta con dos depósitos con sus bocas de llenado propias, una para el gas natural y otra para la gasolina.

Seat es una de las marcas que más está apostando por el Gas Natural como solución para una movilidad más limpia, sobre todo en las grandes ciudades, tan habituadas ya a continuos episodios de contaminación y las consecuentes restricciones. La nueva generación del Ibiza incluye desde ahora una variante TGi que puede funcionar con este combustible y que aporta grandes ventajas en el entorno urbano y en el día a día en general, con una notable economía de consumo y un mayor respeto con el entorno.

Y es que esta nueva variante del Ibiza –el turismo más vendido en nuestro país este año–, funciona con dos depósitos, uno de Gas Natural y otro de gasolina, lo que le permite en el caso de funcionar con el primero de ellos un muy bajo coste por kilómetro, permitiendo recorrer 100 kilómetros por tan solo 2,81 euros, un 43,5% más económico que el Ibiza de gasolina 1.0 TSI. El nuevo Plan MOVALT del Gobierno, además, ofrece una ayuda de 2.500 euros de descuento al adquirir vehículos propulsados por Gas Natural, como el del nuevo Ibiza TGI, que se beneficia también de la etiqueta ECO de la DGT.

El cuadro cuenta con dos indicadores de nivel de combustible.
El cuadro cuenta con dos indicadores de nivel de combustible.

Unas cifras que llegan fruto de un consumo de 3,3 Kg/100 km en modo GNC que suponen esos 2,81 euros por 100 kilómetros frente a los 6,46 euros de su hermano de gasolina. Esta nueva versión TGI de la quinta generación del Ibiza dispone de dos depósitos, uno de Gas Natural Comprimido de 13 kg y otro de gasolina de 40 litros –idéntico al de las versiones de gasolina–. La autonomía total, combinando ambos depósitos, es de 1.320 kilómetros. El Ibiza TGI utiliza siempre el GNC (Gas Natural Comprimido) como combustible principal y preferencial. Una vez que se agota, recurre a la gasolina como fuente de combustible alternativa, produciéndose el cambio de manera automatizada y sin que el conductor perciba diferencia alguna en las prestaciones o conducción dinámica del vehículo. En el cuadro de relojes aparece un testigo que informa al conductor de que se está circulando con gas, además de disponer de los respectivos indicadores de nivel para ambos depósitos y tipología de combustibles.

El motor 1.0 TGI es un tres cilindros de 12 válvulas asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades. Ofrece una potencia máxima de 90 CV entre las 4.500 y las 5.800 rpm y un par máximo de 160 Nm entre un régimen de 1.900 y 3.500 rpm. En cuanto a las prestaciones, alcanza una velocidad máxima de 180 km/h, emplea 12,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, el consumo medio es de 5 l/100 km en modo gasolina y 4,9 m3/100 km –3,3 kg/100 km– en modo GNC y emite a la atmósfera 114 g/km de CO2 al utilizar gasolina y solo 88 g/km de CO2 en modo GNC.

Así, el Ibiza TGI reduce las emisiones de CO2 en torno a un 17 % respecto al gasolina de 95 CV y, además, la sencilla tecnología implementada –que utiliza un único motor–, reduce los costes de mantenimiento frente a otras alternativas, sin renunciar a sus dotes prestacionales.

El GNC está almacenado a alta presión (aproximadamente 200 bar) y, tanto el depósito como los conductos, están construidos y preparados para soportar dicha presión. Asimismo, el circuito dispone de válvulas de seguridad que se abren en una situación de excesivo calor, dejando salir el gas a la atmósfera. Como comparación, esta evacuación nunca ocurre, por ejemplo, en los vehículos de gasolina o diésel.

Los vehículos equipados con tecnología GNC están sujetos a los mismos requisitos de seguridad (‘crash test’) que el resto de vehículos, y obtienen los mismos resultados; es decir, que el Ibiza TGI mantiene la máxima puntuación con sus cinco estrellas, en las pruebas de choque EuroNCAP.

Ventajas de la etiqueta ECO

El nuevo SEAT Ibiza TGI se beneficia de la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, con sus consiguientes ventajas para el cliente, principalmente en Madrid y Barcelona, aunque cada vez son más las ciudades que otorgan beneficios para los vehículos que ostentan este distintivo medioambiental de la DGT. En cuanto a ayudas generales, cuenta con bonificación de hasta el 75% del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica en Barcelona y Madrid, así como diferentes municipios colindantes del área metropolitanas de ambas ciudades. También está exento del pago del impuesto de matriculación.

En Madrid, puede acceder al interior de la M-30 en los episodios de restricciones al tráfico por contaminación, tiene un ahorro del 50% al aparcar en las zonas de estacionamiento regulado de la capital (SER).

Y en Cataluña, el Ibiza TGI por su condición de turismo ECO tiene un descuento del 30% en los peajes titularidad de la Generalitat de Cataluña y libre acceso al carril VAO de la C-58 de la citada Comunidad Autónoma.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba