Motor

Honda desarrolla su primer motor híbrido sin utilizar los llamados metales raros

Honda desarrolla su primer motor híbrido sin utilizar los llamados metales raros que prácticamente monopoliza China, lo que le permitirá abaratar en hasta un 10% el desarrollo de la tecnología híbrida.

Honda podrá abaratar sus híbridos en un 10% al no utilizar los metales raros importados de China. Foto: Reuters.
Honda podrá abaratar sus híbridos en un 10% al no utilizar los metales raros importados de China. Foto: Reuters.

Raros por poco conocidos, pero indispensables para la producción de numerosos elementos de vanguardia, los metales raros son casi un monopolio de China, quien posee la mitad de las reservas mundiales y es responsable del 95% de las producción mundial, una producción especialmente cara en su proceso de extracción y que el gobierno chino subvenciona situando a este país como prácticamente el único productor mundial. Metales como el disprosio, el neodimio o el terbio resultan imprescindibles en la tecnología híbrida, en sus baterías, con un coste para los fabricantes especialmente elevado.

Honda, acaba de anunciar que ha desarrollado su primer vehículo híbrido que no emplea metales raros, lo que le va a permitir reducir la dependencia de estos caros materiales suministrados por empresas chinas. Un nuevo híbrido que pondrá a la venta a finales de año en el que se ha reducido el uso de estos metales raros en los motores eléctricos. El desarrollo del nuevo motor-generador en colaboración con Daido Steel & Co. será la primera aplicación práctica del imán de neodimio, lo que le permite prescindir de metales raros. 

Esta nueva tecnología permitirá a Honda abaratar los costes -estima que en un 10% más o menos- a medida que la demanda por esos materiales vaya subiendo y, sobre todo, poder no depender de paso de una hipotética falta de suministro si el principal productor mundial, China, decide reducir la producción, algo que ha dado lugar en el pasado a conflictos internacionales. De hecho, el 2010 China impuso una prohibición temporal de exportar metales raros a Japón debido a conflictos territoriales entre ambos países, lo que dio lugar a que muchos fabricantes japoneses apostaran por el desarrollo de nuevas tecnologías.

Honda explica que los imanes de nedodimio necesitan una protección para el calor para ser usados en automóviles y eso se consigue añadiendo metales pesados y raros a su composición, como el disprosio o el terbio. La técnica desarrollada por Honda y Daido Steel permite a los imanes de neodimio ser resistentes al calor sin necesidad de una protección. Además de abaratar el proceso de fabricación, permite aligerar los motores en torno a un 8%.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba