Agencias

Prisiones identifica a 39 presos que captan internos para sumarse a la yihad y a otros 82 susceptibles de radicalizarse

Imagen del interior de una cárcel española.
Imagen del interior de una cárcel española.

Instituciones Penitenciarias tiene identificados a 39 presos con potencialidad para captar a otros internos para que se sumen a la yihad y a otros 82 susceptibles de radicalizarse con este fin, según datos de Instituciones Penitenciarias a los que ha tenido acceso Europa Press. Además, un equipo multidisciplinar de Instituciones Penitenciarias trabaja con una veintena de ellos dentro de un programa pionero de tratamiento que busca "desengancharlos" del radicalismo.

Según los datos con fecha de noviembre de 2018, en las cárceles españolas existen 250 presos relacionados con el yihadismo, clasificados internamente en tres grupos: Grupo A, con 129 internos con condenas por terrorismo; Grupo B, donde hay 39 "captadores" que han sido condenados por otros delitos, pero con indicios de que hacen proselitismo islamista; y Grupo C, los "susceptibles de ser captados", con 82 internos.

Desde Instituciones Penitenciarias se subraya que la situación dentro de las prisiones en relación con el terrorismo yihadista está controlada

Desde Instituciones Penitenciarias, organismo dependiente del Ministerio del Interior, se subraya que la situación dentro de las prisiones en relación con el terrorismo yihadista está controlada, recordando la operación reciente de la Guardia Civil, en colaboración con Prisiones, que llevó a identificar a 25 internos en 17 prisiones por hacer proselitismo de DAESH.

La operación se inició por unas pintadas y llevó a la intervención de comunicaciones y registro de celdas, además de la detención, entre otros, de Jamal Zougam, condenado por el atentado del 11-M. El cabecilla era Mohamed Achraf, un yihadista muy conocido en las prisiones españolas, pues ha pasado interno más de una década tras ser arrestado en la 'operación Nova'.

Plena colaboración con las Fuerzas de Seguridad

"La información entre Prisiones y las Fuerzas de Seguridad es fluida porque tiene que haber plena colaboración", ha explicado a Europa Press un alto cargo de Instituciones Penitenciarias especializado en radicalismo violento, que ha pedido mantener su anonimato.

Se refiere en concreto a la Instrucción 8/2014 porque dio inicio a una "triple actuación muy relevante": prevención y detección; evaluación del riesgo; y, finalmente, tratamiento. "Conseguimos hilar mucho más fino desde entonces", indica esta fuente, para quien el modelo penitenciario español es en este sentido "modélico".

En la parte de evaluación del riesgo los expertos de Instituciones Penitenciarias trabajan con 12 factores de riesgo violento y 27 de captación y radicalización. El tratamiento individualizado ha incorporado desde este pasado mes de febrero un nuevo instrumento de evaluación del riesgo de radicalismo violento que se ha empezado a utilizar con una veintena de estos presos relacionados con el yihadismo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba