Construir espacios vitales para el disfrute de nuestra mascota es, en muchos casos, una tarea que requiere creatividad, inspiración y por qué no, la utilización de criterios estéticos apoyados en el diseño de vanguardia. Proveedor de inocencia y amor incondicional, el perro se ha convertido en los últimos años en un punto de partida para que los mejores diseñadores de interiores apliquen su ingenio creativo a la elaboración de nuevos complementos que mejoren la calidad de vida de nuestro peludo amigo, compañía silenciosa de cuatro patas, concebido ya como otro integrante más de la familia. Las temperaturas cálidas traen consigo mayor tiempo al aire libre y la adaptación de distintos espacios para la comodidad de la mascota de la casa. Para ello, presentamos una selección de exclusivos objetos que recogen la esencia del juego, la alegría y un estilo de vida asentado por defecto en el minimalismo y la sencillez.

Caseta para el perro, de planos y líneas rectas, diseñada por Filippo Pisan para De Castelli.

Dogs, libro del fotógrafo de mascotas Walter Chandoha, de Taschen.

Cama Dune, de madera de abedul, de Brando.

Transportín para mascotas, en lona monogram de Louis Vuitton.

Telecámara interactiva, que permite hablar desde el móvil al perro y lanzar golosinas, de Furbo.

Bicicleta eléctrica de carga para perros… y niños, de Babboe.

Peluche para jugar en forma de botella, de Shopie Allport.

Gel para el lavado de perros, con notas florales y cítricos, de Aesop.

Bol para agua y comida Lulà, de la colección A di Alessi. Un diseño de Miriam Mirri para la firma italiana Alessi.

Doggy Décor Set, elaborado en franela, con manta de reverso de peluche, de Kona Cave.