Actualidad

18.000 vecinos de Jaén llevan una semana sin poder beber agua del grifo

La causa es una concentración superior a los límites permitidos de trihalometanos, considerados peligrosos para la salud

Imagen de archivo de una mujer abriendo un grifo.
Imagen de archivo de una mujer abriendo un grifo. EFE

Unos 18.000 vecinos de trece municipios de la zona de El Condado de la provincia de Jaén continúan después de una semana sin poder consumir agua de la red general debido a una concentración superior a los límites permitidos de trihalometanos (THMs).

La prohibición de agua se refiere al consumo directo o para preparar alimentos hasta que se reduzcan y alcancen los niveles permitidos, y sí se puede utilizar para usos higiénicos y lavado de ropa, utensilios de cocina u otros.

Los trihalometanos (THM) son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar.

Muchos trihalometanos son considerados peligrosos para la salud y el medio ambiente e incluso carcinógenos, por lo que la normativa de la Comunidad Europea establece que no se deben superar los cien microgramos de trihalometanos por litro de agua para el consumo.

No apta para el consumo humano

Fuentes de la Delegación Territorial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía han informado a Efe de que el agua que abastece a los municipios pertenecientes al Consorcio del Condado continúa siendo no apta para el consumo humano y se notificará el levantamiento de la prohibición cuando los niveles sean los adecuados.

Los depósitos de los municipios del Consorcio de Aguas del Condado reciben el agua procedente de la red de alta del Condado y la ETAP Dañador, gestionada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), de ahí que la situación fuese comunicada a la CHG a fin de que se tomasen las medidas correctoras necesarias para paliar la situación de incumplimiento.

Somajasa, empresa gestora del abastecimiento a los municipios del Consorcio del Condado está realizando el control analítico de Trihalometanos en el abastecimiento para poder determinar su evolución hasta valores óptimos.

El suministro alternativo de agua se realiza a través de camiones cisterna, que permanecen durante cuatro horas en los municipios de Sorihuela del Guadalimar, Santisteban del Puerto, Navas de San Juan, Castellar, Montizón, Aldeahermosa, Venta de los Santos, Chiclana de Segura, Campillo, Camporredondo, Los Mochuelos, Arquillos y El Porrosillo.



Volver arriba