Política

El Vaticano desmiente a Calvo y dice que no se ha pronunciado sobre inhumar a Franco en La Almudena

El texto emitido desde la Santa Sede ha tranquilizado a la Iglesia española, que hasta ahora había defendido que la decisión sobre el destino de los restos de Franco no es su compatencia

El Papa minado
El Papa minado EFE

El Vaticano ha desmentido a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. A través de un comunicado al que ha tenido acceso este diario, la Santa Sede ha precisado que "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de inhumación" de Francisco Franco.

Calvo había asegurado horas antes que contaba con el respaldo de la Iglesia católica para no enterrar al dictador en la cripta que la familia Franco posee en La Almudena, pero el director del departamento de comunicación, Greg Burke, ha aclarado que en "la reunión" que mantuvo este lunes con el secretario de Estado vaticano, Calvo "expresó su preocupación por la posible sepultura en la catedral de la Almudena y su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia".

"Al cardenal secretario de Estado le pareció oportuna esta solución", continúa, que precisó que "el cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes, pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación".

De esta forma, el Vaticano sigue la línea mantenida hasta ahora por la Iglesia española. La Conferencia Episcopal Española (CEE) había defendido hasta este lunes que la Iglesia no tenía competencias sobre el futuro de los restos de Franco, pero cuando Calvo anunció desde el Vaticano que había llegado a un acuerdo con la Santa Sede para buscar una "salida conjunta" para que el dictador no fuese enterrado en el centro de Madrid, la CEE se vio abocada a acatar la decisión.

El texto emitido por el Vaticano habría calmado a la Iglesia española, que hasta ahora había defendido que no tiene competencias en el futuro de los restos de Franco

Si embargo, el comunicado emitido este martes por el Vaticano habría tranquilizado a la Iglesia española, que hasta ahora ha señalado que la decisión sobre el destino de los huesos de Franco una vez hayan sido exhumados corresponde a la familia.

Fuentes conocedoras de la actividad diplomática de la Santa Sede aseguran que en ningún caso el Vaticano interpretó "la visita" como "un acuerdo" y que el "gesto" de la vicepresidenta estaría encaminado a "aparentar que existe consenso con la Iglesia tras el error cometido por el Gobierno al dar pie a que Franco sea enterrado en La Almudena".

"Una cosa es la exhumación, pero otra el entierro. El Gobierno no contempló que la familia Franco disponía de cuatro tumbas en la cripta de La Almudena y ahora que pretenden enterrarlo ahí, no saben cómo solventar el problema. Por eso ha tenido que ir a reunirse con Parolin", consideran las mismas fuentes.

Por otro lado, fuentes ministeriales aseguran que "la celeridad" con la que Calvo se pronunció desde el Vaticano provocó cierto "estupor" en Exteriores, puesto que los asuntos diplomáticos de la Santa Sede se caracterizan por una "extrema discreción". De hecho, rara vez el Vaticano emite un comunicado para matizar las declaraciones de alguna de las autoridades gubernamentales que allí acuden. "Es un tema que está llevando directamente vicepresidencia", insisten.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba