Podemos

El 'tramabús' de Podemos pierde fuelle en un clima de división interna

El diputado Delgado contesta a bordo a las voces críticas del partido: "A la inmensa mayoría le ha gustado la iniciativa". El exJemad afirma que son "aceptables todas las dudas" sobre la estrategia, pero reclama "hacer pedagogía" para que "se hable de la trama".

El diputado Juan Antonio Delgado y el exJemad José Julio Rodríguez, delante del 'tramabús' de Podemos.
El diputado Juan Antonio Delgado y el exJemad José Julio Rodríguez, delante del 'tramabús' de Podemos. S. Sanz

La segunda jornada del 'tramabús' de Podemos evidenció que la iniciativa está perdiendo fuelle. La acción, enmarcada en una campaña contra bancos, constructoras y eléctricas, así como contra dirigentes del PP o expresidentes del Gobierno (Felipe González y José María Aznar), ha despertado recelo en el sector moderado del partido, es decir, entre los afines al exportavoz parlamentario en el Congreso, Íñigo Errejón

La imagen que dejó este martes el 'tramabús' fue la de una idea que se desinfla nada más empezar, sin despertar especial entusiasmo siquiera dentro de la propia organización. La jornada dejó varias escenas que lo probaron. Una de ellas, bastante significativa, fue ver al diputado Juan Antonio Delgado, guardia civil en excedencia, y al exJefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) José Julio Rodríguez, únicos dirigentes de Podemos a bordo, saliendo al paso de las críticas internas que ha despertado el bus anti-trama.

Reproches, según las fuentes parlamentarias consultadas, por lo desafortunado de agitar todavía más la calle, cuando debería haber mayor equilibrio con el trabajo en las Cortes, y por el seguidismo del marketing de guerrilla que implementó recientemente la plataforma Hazte Oír, en las antípodas ideológicas de Podemos. 

Así, en el interior del 'tramabús', Delgado, exportavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), restó importancia a las voces críticas y recalcó: "A la inmensa mayoría le ha gustado la iniciativa y la hemos retuiteado". "De los cinco millones de votantes que tenemos, si hay gente que no le gusta la iniciativa, es respetable. Si hay algún cargo público al que no le gusta, no pasa absolutamente nada, esto no es una secta. Somos Podemos, un partido democrático, un partido que respeta, gentes normales", señaló dentro del autobús el agente en excedencia. Sin embargo, se da la circunstancia de que los errejonistas no han apoyado en las redes sociales esta 'perfomance'. Y de momento ninguno se ha subido al coche (sí lo hace este miércoles Miguel Urbán, eurodiputado y dirigente de Anticapitalistas, la corriente más radical de Podemos).

Por su parte, el exJemad manifestó que "son aceptables todas las dudas que pueda haber sobre la estrategia de comunicación, pero lo importante, y ése es el hecho por el que estáis aquí (a la prensa), es que se hable de la trama, y que cale, que no sea cosa de una semana, de hoy y mañana. Evidentemente puede haber dudas sobre la estrategia, como puede haber dudas sobre si yo lo estoy explicando bien, mal o regular, pero lo importante es hacer pedagogía y no quedarnos en la palabra, en el autobús, que es el medio para denunciar una trama de intereses. Si el argumento vuelve a ser ya están con lo de siempre, ese argumento evidentemente es pobre. Mediáticamente (el 'tramabús') ya es un éxito y lo que no queremos es que no se quede en la palabra", comentó Rodríguez en el planta inferior del vehículo.

Los errejonistas no apoyan en las redes sociales esta 'perfomance'. Y de momento ninguno se sube al coche

La parte superior del 'tramabús', a diferencia del primer día, quedó prácticamente vacía. Sólo viajaron nueve periodistas, empotrados abajo, en este segundo trayecto. Baja expectación. La ruta por las "cloacas del Estado", como la definió Podemos, incluyó el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, la sede de la compañía Indra, el Club Exclusivo de Negocios y Transacciones, la Audiencia Nacional, la sede del PP en la calle Génova, la Confederación Empresarial de Madrid o el Ministerio de Defensa.

Ajuste de cuentas

Al paso del vehículo por este departamento gubernamental, ubicado en el Paseo de la Castellana, el general del Aire aprovechó para ajustar cuentas pendientes con el exministro Pedro Morenés. De fondo,el controvertido episodio de su pase al retiro en 2015 -estaba en situación de reserva-, a raíz de su incorporación a las filas de Podemos. El Ejecutivo de Mariano Rajoy, con Morenés en el Ministerio de Defensa, le destituyó como vocal de las Reales Órdenes de San Hermenegildo por "pérdida de confianza y falta de idoneidad" después de romper la debida "neutralidad política". Rodríguez, que alegó entonces que ya había pedido el retiro con anterioridad, arremetió este martes contra Morenés por su nombramiento como embajador español en Estados Unidos.

El exJemad dijo a bordo que colocar políticos en puestos diplomáticos es algo "lícito, legal", que "lo han hecho todos los partidos (PP y PSOE)", pero subrayó que es también "tremendamente sospechoso de que van a defender una serie de intereses por el bien de unas determinadas empresas". "Es muy sintomático que alguien que ha estado relacionado con el Gobierno, que sabe los intereses del Gobierno, pase en la época de (Donald) Trump, cuando éste dice que hay que aumentar los presupuestos en materia de Defensa, a ocupar la embajada en Washington", remató el consejero estatal de Podemos y miembro de su 'Gobierno en la sombra'. 

Con todo, el 'tramabús', que sigue este miércoles su recorrido por Madrid, se desplazará a Cataluña del 14 al 19 de mayo. También está previsto que viaje a otras regiones como Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia o Murcia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba