Con un tono muy conciliador la primera ministra Theresa May se ha dirigido al Parlamento británico para anunciar que el brexit se ha puesto en marcha. En su discurso ha asegurado que su deseo pasa por convertir al en un actor global Reino Unido que se convierta en "el mejor amigo y vecino de nuestros socios europeos".

En cuanto al período negociador de dos años que se abre a partir de ahora, May pedido "mantener la cabeza fría" y ha llamado a cooperar en ámbitos como la seguridad o los asuntos económicos. En cuanto a la parte comercial y económica, May ha señalado que buscará "un acuerdo que beneficie a los intereses del Reino Unido y de la UE. Trabajaremos para que este acuerdo sea real".

A pesar de haber roto con la Unión Europea, May ha apelado repetidamente a los "valores liberales y democráticos de Europa asegurando que son "compartidos" por el Reino Unido”.