Sociedad

El último tuit antes de ser detenido por la policía

Personas o empresas muy activas en Twitter hasta que la policía o la guardia civil les entró por la puerta.

Luis Pineda, junto a Susana Díez el día de su detención
Luis Pineda, junto a Susana Díez el día de su detención TWITTER

El rastreo en twitter es una práctica relativamente sencilla y abierta a todo el mundo. En algunos casos, se puede ir hasta el origen de los tiempos como con los tuits supuestamente xenófobos del concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata. En otras ocasiones, una actividad muy dinámica en la red social se ve cortada de la noche a la mañana. Y no por un motivo menor, sino porque la persona que llevaba personalmente esa cuenta, o la que era dueña de la empresa que utilizaba esa cuenta, ha sido detenida. Con un día a día judicial tan cargado de hechos, podemos contar unos cuantos casos de tuits que han supuesto un antes y un después, porque inmediatamente después de ellos, algo muy grave le pasó al protagonista de los mismos.

1. Luis Pineda (Ausbanc). El presidente de la presunta organización extorsionadora camuflada de asociación de consumidores era muy activo en la red del pájaro, lo que ha permitido rastrear con sencillez su actividad por España y las Américas durante los últimos años. En la misma jornada en que iba a ser detenido, 15 de abril, Pineda sabía que su aprehensión era inminente y trataba de resistirse mediante mensajes de 140 caracteres o menos.

Pineda, natural de Málaga, disfrutaba en la Feria de Abril sevillana y dos días antes hasta se había sacado una foto con la presidenta andaluza, Susana Díaz (a la que definió como "líder social de Andalucía").

La mañana iba pasando, la noticia de Pineda iba corriendo por lo medios y él seguía en la caseta, tuiteando.

Aunque finalmente la policía sí que llegó. Este fue el último tuit de Pineda (respondiendo a un troleo) y desde entonces, un mes completo de silencio. Son las 11 de la mañana del viernes 15 de abril.

2. Zero Móvil. Mucho más antigua es la historia de Zero Móvil, una supuesta compañía de las llamadas 'operador móvil virtual' que hace 6 años tuvo varios meses de actividad en un mercado creciente, acumulando 16.000 clientes y hasta más de 100 trabajadores. Pero en realidad, todo era una tapadera: sus dirigentes fueron detenidos acusados de introducir 11.000 kilos de hachís entre sardinas, y de utilizar el operador móvil virtual como excusa para blanquear parte de sus beneficios.

Las detenciones se produjeron en julio. Ya un par de meses antes, cuando la investigación seguía su camino sin prisa pero sin pausa, los responsables de redes sociales de Zero Móvil pretendían seguir manteniendo la normalidad mediante una actividad en twitter que cortaron sin avisar de la noche a la mañana. Ni una petición más desde entonces para unirse a la compañía.

Su actividad podía ser sospechosa, en cualquier caso nada que ver con los servicios de atención al cliente que en estos últimos años han proliferado en Twitter. Este perfil de empresa lanzaba unos mensajes más 'personales'. 

3. Mario Conde. El banquero y hombre de negocios gallego ha mantenido durante años su perfil @mariocondeconde con decenas de miles de seguidores donde mostraba su lado más filosófico, amante de la cultura, pero también en ocasiones daba la versión política criticando con fiereza la corrupción. Una paradoja, dado que fue detenido el 12 de abril acusado de repatriar desde Suiza el dinero que fue saqueando de Banesto.

En esta ocasión, tal vez por tratarse de una persona más mediática, con frecuente presencia en televisión (Intereconomia), las autoridades optaron por suspender su cuenta. Así que no es posible capturar su último tuit antes de ser detenido pero sí algunos de los tuits de sus seguidores que echaban de menos su presencia.

Además, una vez que fue capturado Conde, algunos tuiteros recordaron al responsable de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, sus palabras defendiendo a Conde: "El ya ha pagado su deuda con la sociedad".

4. Vitaldent. Otro caso empresarial, en este aspecto menos radical que el de Zero Móvil puesto que Vitaldent no fue acusada directamente, sino más bien su dueño Ernesto Colman

El día anterior a la detención de la cúpula de la empresa de odontología, cuando probablemente muchos en Vitaldent sabían que estaban siendo investigados y caminaban sobre el filo de una navaja, el community manager de la compañía aún trataba de disimular:

Sin embargo, el lunes 16 de febrero saltaba la noticia de la detención de Colman y los demás y el community quedaba impactado. Horas más tarde, ya por la tarde de ese fatídico día, la cuenta oficial de Vitaldent dejaba los consejos dentales y daba explicaciones.

Aunque los tuiteros ya no parecían estar muy conformes y las acusaciones de "estafadores" se sucedían.

Desde entonces, y dado que en este caso la actividad de la empresa ha seguido adelante, Vitaldent ha apostado por la campaña #somosvitaldent para tratar de convencer sobre las bondades de sus tratamientos. Se percibe desde el día de la detención un cambio notable: ya no se trata de dar consejos para buena higiene dental en Twitter, sino de vender con fe ciega las bondades de su equipamiento y profesionalidad. No obstante, el caso de presunto blanqueo de capitales está aún muy reciente y muchos clientes no olvidarán fácil lo ocurrido.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba