Sociedad

¿A qué edad debería regalarle un móvil a mi hijo?

El uso del teléfono por parte de los pequeños de la casa conlleva beneficios pero también riesgos que son necesarios valorar.

La compra de un móvil debe de ser visto como un privilegio, no como un derecho.
La compra de un móvil debe de ser visto como un privilegio, no como un derecho. Creative Commons

"¡Necesito un móvil, todo el mundo tiene uno!", es una de las frases que más escuchan los padres de niños de entre 8 y 13 años y ahora, en plena época de comuniones, provoca más de una discusión familiar sobre la conveniencia o no de que el menor disponga de su propio dispositivo.

El uso de las nuevas tecnologías se ha convertido en imprescindible en nuestro día a día, igual pasa entre los menores. De hecho más del 90% de los niños de entre 10 y 15 años utiliza Internet para hacer los deberes del colegio o para divertirse y, según la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares publicada por el INE, el 67% de ellos tiene su propio móvil.

Sin embargo, la edad de inicio en su uso es mucho más temprana. Los niños de 2 y 3 años de edad acceden de forma habitual a los terminales de sus padres. Dato que puede interpretarse como una oportunidad para su educación o un grave riesgo si los padres no educan bien en su uso.

Todos los expertos están de acuerdo, es muy positivo que los menores accedan a las nuevas tecnologías siempre y cuando estén acompañados por un control paterno, que establezcan el tiempo y las actividades que realizan en Internet. Conforme más pequeños son, más interactúan con sus padres por lo que son especialmente receptivos a sus consejos y recomendaciones, por ello los autores del estudio Menores de Edad y Conectividad Móvil en España: Tablets y Smartphones -Guillermo Cánovas, Alicia García de Pablo, Ana Oliaga San Atilano e Isabel Aboy Ferrer- consideran que lo mejor es que los niños se inicien a en el uso de las nuevas tecnologías lo antes posible.

La edad variará en función de la madurez del menor

Los expertos también coinciden en que no es necesario que los niños tengan su propio móvil antes de los 12 años, aunque la edad variará en función de la madurez del menor, punto clave para encontrar el momento indicado para comprarle su dispositivo. En cualquier caso, la edad aconsejada es entre los 14 y los 16 años, coincidiendo con el inicio de su etapa social.

También hay que tener en cuenta otra serie de factores como la necesidad de los padres de tenerles localizados, sin embargo la compra del teléfono nunca debe de producirse por la presión de los hijos o del entorno, sino que debe de responder a una necesidad real.

Control paterno

El menor deberá de tener la suficiente madurez para usar su 'smartphone' de manera responsable pero también deberá ser monitorizado por sus progenitores, encargados de educar en su uso.

Según el estudio dirigido por Cánovas, los menores educados en la "actividad", en la "creatividad", en la "generación" de contenidos, ideas y movimientos pueden llegar a transformar la educación y la sociedad en la que se desenvuelven", de modo que la sociedad debería formarles desde pequeños para que se conviertan en un elemento clave de transformación de la misma.

Sin embargo, no todo son beneficios, su uso constituye una distracción más que puede dificultar su atención en los estudios o interrumpir sus horas de sueño. Pero incluso puede acarrear problemas más graves como que sean víctimas de acoso a través del móvil o internet ('ciberbullyng'). El hecho de que los teléfonos de última generación incorporen cámara de fotos y un sinfín de aplicaciones, además de acceso a internet, puede provocar que el pequeño entre en contacto con desconocidos o comparta fotografías pertenecientes a su intimidad en las redes sociales o a través de aplicaciones de mensajería.

PAUTAS DE USO

Según explican desde la plataforma Familia Digital de Movistar, es importante consensuar con los niños unas normas de usoque deben respetar en función del grado de madurez del niño: 

  • Establece las normas de uso que deben respetar: fijar los límites y tiempos de uso. Preferencia por el uso en zonas comunes en lugar de su habitación. Determinar los usos del smartphone (música, juegos, cámara, acceso a Internet, aplicaciones, redes sociales, etc.). Limitar el gasto mensual.
  • Implícate y genera un clima de confianza. Las nuevas tecnologías están para quedarse y cuanto antes comiencen tus hijos a aprender a manejarlas responsablemente, será mejor para ellos.
  • Protege la privacidad de los niños desactivando las conexiones Wi-Fi, Bluethooth o GPS cuando no las vayan a usar.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba