Sociedad

La gestión de Cifuentes en la Comunidad de Madrid y el paso del tiempo silencian a las 'mareas' ciudadanas

Las movilizaciones sociales en favor de los servicios sociales, la educación y la sanidad eran una constante en las calles de las ciudades de España desde 2012 a 2014. El paso del tiempo y la llegada a la Comunidad de Madrid de Cristina Cifuentes han reducido su poder de convocatoria. "Por lo menos con Cifuentes nos escuchan, antes no lo hacían", explica el sindicalista de UGT, Eduardo Sabina.

Imagen de una 'Marea Blanca', en noviembre de 2015
Imagen de una 'Marea Blanca', en noviembre de 2015 Europa Press

Duros recortes en sanidad y educación, planes de privatización en los servicios públicos, denunciar la situación de los interinos en la Comunidad de Madrid, protestas contra la Lomce, etc. Estos son algunos de los motivos por los que surgieron las conocidas mareas ciudadanas. Este movimiento reúne a diferentes 'mareas' como la blanca, en defensa de la sanidad pública; la verde, por una educación pública; la naranja, por los servicios sociales, la roja, por la ciencia, o la azul, que nació contra la privatización del Canal de Isabel II. Agrupados en diversos movimientos sociales, vecinales y sindicales estas asociaciones vivieron sus años de mayor apogeo, en cuanto a manifestaciones se refiere, en 2012, 2013 y 2014, pero ¿qué ha sido de ellas en este último año?

"No estamos de acuerdo en que las protestas se realicen tan seguidas pese a que hay motivos, porque el poder de convocatoria es ridículo", cuenta Marta Hernández, portavoz de la AFEM

Aunque algunas de ellas como la Marea Blanca, que sigue con su actividad, una manifestación al mes - siempre el tercer domingo- para recordar a la sociedad la situación en la sanidad, reconocen que su poder de convocatoria es mucho menor. "Se mantienen un poco para seguir recordando a la sociedad y a la administración sanitaria que estas reivindicaciones siguen pendientes, pero no se hacen de la misma manera que antes. No es necesario el respaldo social que tuvieron en su día en el momento más álgido. Se hace una cosa testimonial para recordar la situación sanitaria", explica a VozpópuliMarciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública y parte fundamental de la Marea Blanca. Por su parte, Eduardo Sabina, Secretario General de la Federación de enseñanza de UGT de Madrid reconoce que las reivindicaciones en el sector educativo continúan, pero "la Marea verde tiene en la actualidad muy poca actividad".

Echando la vista a atrás, estos movimientos nacieron en el ciclo de protesta iniciado por el 15M en varias plazas de España y después de varios logros, de las elecciones municipales y autonómicas del 24M, de la gestión de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid y del paso del tiempo su poder de convocatoria se ha ido reduciendo. "No estamos de acuerdo en que las movilizaciones se realicen tan seguidas pese a que sigue habiendo motivos para salir a la calle, porque creemos que el poder de convocatoria es ridículo", cuenta Marta Hernández, vocal de medios de la AFEM, que participó en la Marea Blanca en momentos puntuales como la protesta por la privatización de los hospitales públicos.

Formas "más razonables con Cifuentes"

En el terreno educativo la Marea verde tuvo su punto de partida en el curso escolar 2011/2012. Por aquel entonces al frente de la Comunidad de Madrid estaba primero Esperanza Aguirre y luego Ignacio González, y en la consejería de Educación, Lucía Figar. El desencadenante de este conflicto fue la no renovación de más de 3.000 profesores interinos debido al aumento del horario lectivo del resto del profesorado de secundaria en dos horas, además del aumento de los ratios en colegios e institutos públicos y privados concertados o la supresión de las clases de compensatoria, entre otras. Tras muchas acciones de protesta, manifestaciones, encierros, vigilias y dos huelgas generales en la educación- una en mayo de 2012 y la segunda en octubre de 2013- los profesores, alumnos, padres, vecinos y sindicatos pedían -y siguen haciéndolo- mejoras por una educación pública de calidad y la derogación de la Lomce, aprobada en el Congreso de los Diputados sólo con el apoyo del PP.

Desde la llegada de Cifuentes en la educación se han conseguido alguna mejora. "Dan una cara más amable aunque su línea educativa es la misma", explica Eduardo Sabina

Después de años de lucha y aunque aún hay reivindicaciones que hacer, desde la llegada de Cristina Cifuentes a la Comunidad de Madrid- que gobierna con el apoyo de Ciudadanos- en el terreno educativo se han conseguido una serie de mejoras: el ratio de alumnos por clase ha vuelto al nivel previo a los recortes de 2012, volverán a salir oposiciones a plaza fija, etc. "Hemos conseguido que salgan oposiciones a plaza fija aunque exigimos que no sean sólo el 100% de los profesores que se jubilan. Por ello pedimos ahora que las condiciones de los interinos mejoren", afirma Eduardo Sabina. La explicación de estos logros, según el sindicalista en educación es que las formas son más razonables ahora con Cifuentes que con Aguirre y el diálogo se produce. "Dan una cara más amable aunque su línea educativa sigue siendo la misma ya que siguen invirtiendo más en la educación privada-concertada que en la pública. Los presupuestos no mejoran en cuanto a educación, pero por lo menos nos escuchan, antes no lo hacían", matiza el Secretario General de la Federación de enseñanza de UGT.

En el terreno estatal después de las elecciones del 20D están a la expectativa de que se forme un Gobierno que ponga fin a la Lomce. "Si se diera el caso de un Gobierno en el que no esté el PP existe un compromiso por las demás fuerzas políticas de derogar la Lomce, una ley bastante reaccionaria que privatiza los servicios públicos", concluye.

Reivindicaciones en sanidad

En el caso de la sanidad, el punto de partida de las movilizaciones que dieron lugar a la Marea Blanca se produce a finales de 2012 cuando el Gobierno presidido por Ignacio González, y con Javier Fernández Lasquetty de consejero de sanidad, presenta su plan para privatizar seis hospitales y 27 centros de salud en la Comunidad de Madrid. A esto se suma los recortes sufridos en la sanidad como la exclusión de la atención sanitaria a los inmigrantes, los copagos introducidos, etc.

La Marea Blanca se manifiesta el tercer domingo de cada mes "para recordar a la sociedad las reivindicaciones que siguen pendientes"

Durante los años 2012, 2013 y 2014 las batas blancas tomaron las calles para defender una sanidad pública y de calidad, que consiguió su mayor logro cuando la Justicia paralizó la privatización de esos seis hospitales y centros de salud. En la actualidad a nivel autonómico se han logrado algunas mejoras con alguna normativa interna de la Comunidad de Madrid que permite "con problemas" el acceso a la atención sanitaria de los inmigrantes sin regularizar o un ligero incremento de los presupuestos sanitarios. "Aunque ha habido un pequeño incremento en el presupuesto sanitario de la Comunidad de Madrid, la situación de recortes sigue siendo muy importante. Es un presupuesto muy por debajo del que hubo en 2009", reivindica Marciano Sánchez.

En el terreno de las privatización, la batalla se centra ahora en reivindicar que sigue habiendo muchas derivaciones hacia el sector privado como la realización de pruebas diagnósticas u operaciones quirúrgicas. Por este motivo la Marea Blanca se manifiesta el tercer domingo de cada mes "para recordar a la sociedad y a la administración que estas reivindicaciones siguen pendientes". Otro de los aspectos a mejorar es la lista de espera quirúrgica, que según la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) se ha ido incrementando como un claro reflejo "del fracaso de la política privatizadora" que ha sufrido la sanidad pública madrileña en estos últimos años.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba