CRIMEN ISABEL CARRASCO

La asesina confesa: "Maté a Isabel Carrasco porque era ella o mi hija"

Montserrat es "responsable" del crimen y la defensa admite que fue un asesinato, pero considera que hay atenuantes que le permiten pedir menos años de cárcel que los 23 que solicita el fiscal. 

Montserrat González, acusada de la muerte de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco
Montserrat González, acusada de la muerte de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco EFE

Montserrat González, la acusada de disparar contra la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, decidió acabar con la vida de la dirigente del PP cuando constató que iba a seguir en ese cargo, porque el presidente del partido, Mariano Rajoy, no accedió a que la sustituyera Javier García Prieto.

González lo ha confesado en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de León por ese crimen y ha dicho que, cuando Rajoy se negó a que García Prieto sustituyera a Carrasco, tomó la decisión. Y lo hizo porque estaba convencida de que la víctima iba a seguir haciéndole "la vida imposible" a su primogénita.

"Decidí que la iba a matar", ha recalcado Montserrat González, quien ha roto en llanto en algún momento de su declaración, como cuando ha reconocido que su hija sufría depresiones y que se fue a vivir con ella prácticamente toda la semana, porque no quería que le pasara como a una amiga de Gijón y a otros conocidos, que se suicidaron.

Sólo responde a las preguntas de su abogado 

Montserrat González ha declarado que Carrasco y su hija, Triana Martínez, se llevaron bien durante dos años hasta que la dirigente del PP acosó sexualmente a la joven. González ha comparecido en la Audiencia Provincial de León por el crimen de Carrasco, cometido el 12 de mayo de 2014 en la capital leonesa, y por el están acusadas también Triana, su única hija, y la policía local Raquel Gago.

Triana y Carrasco se llevaron bien durante dos años hasta que la dirigente del PP acosó sexualmente a la joven

La madre de Triana, que solo ha querido responder a las preguntas de su abogado defensor, se ha mostrado titubeante y nerviosa en algún momento de su declaración, en la que ha querido dejar claro que su hija sufrió una "persecución increíble" por parte de "la Carrasco", como ha llamado en una ocasión a la dirigente del PP.

Cuando entró "la Carrasco" en la Diputación, ha manifestado Montserrat, ya se decía que "era mala" y que tendrían "problemas con ella y eso", pero Triana "estaba a gusto". "Se llevaban bien", ha apostillado. "Era raro, porque se llevaban bien y muy bien", ha continuado a preguntas de su abogado para señalar a renglón seguido que Carrasco ayudó a su hija a solucionar un problema con Hacienda de 2.000 euros por la compra de un coche en Alemania.

Y preguntada por su letrado no ha dudado en ratificar que en ese momento tuvieron conciencia de que "algo de mano tenía (Carrasco) con Hacienda". "¿Cuándo empezaron los problemas?", le ha inquirido su letrado, José Ramón García. Tras dos años de buena relación, un día de enero de 2010 Carrasco llamó a Triana para que le ayudara a solucionar un problema de teléfono móvil, ha relatado Montserrat.

La citó en su casa, Triana acudió, y Carrasco le propuso relaciones sexuales. Su hija, según le contó después, salió corriendo. "Ahí empezó mal todo", ha aseverado la acusada.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba