Sociedad

El glifosato, objeto de varios estudios sobre sus daños que luego fueron desmentidos

En los últimos años han salido diversos informes que relacionaban su uso con problemas en los fetos, contaminación de aguas subterráneas o casos de cáncer en adultos. Divulgadores científicos tratan de echar por tierra las conclusiones de estos estudios.

Un operario esparciendo glifosato
Un operario esparciendo glifosato

La batalla de los grupos ecologistas contra el glifosato se ha basado siempre en la publicación de estudios que han tratado de demostrar su potencial capacidad tóxica hacia el ser humano o hacia el entorno. Son muchos los efectos nocivos que se le han atribuido: desde la contaminación de acuíferos hasta que producía defectos en los fetos y también que causaba cáncer. Por el momento, lo único que hay respecto a organismos oficiales es lo siguiente: en noviembre de 2015 la EFSA (autoridad sanitaria europea) dijo que era "improbable" que causara cáncer. En verano de ese mismo 2015, la OMS lo había colocado en el nivel 2, el mismo que ocupan la carne procesada, el mate y los productos de peluquería y por debajo del alcohol o el tabaco. Es decir se trata de un producto que puede ser potencialmente carcinógeno, pero en dosis muy altas, superiores a las de otros productos de uso y consumo diario.

El profesor de biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, JM Mulet, es muy crítico con las campañas contra el glifosato que realizan los grupos ecologistas. Hemos comentado con el experto alguno de los informes referidos a este producto que se han publicado en los últimos años.

- Un 41% de las aguas subterráneas de Cataluña contienen altos niveles de glifosato (2011). Este estudio publicado en noviembre de ese año en la revista Analytical Chemistry and Bioanalytical aseguraba que el agua dulce había contaminado buena parte de los acuíferos catalanes. Lo firmaba el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, adscrito al CSIC.

La respuesta del experto: "Lo único que dice es que encuentras niveles por encima del umbral de detección. Pero eso no es que hay mucho glifosato, sino que los aparatos de medida cada vez son mejores. De hecho te dice que en un caso encuentran 2,5 microgramos por litro, pero que en las muestras donde han encontrado la media es 200 nanogramos por litro (1 microgramo son 1.000 nanogramos).

"Con la concentración de glifosato en los acuíferos catalanes, habría que beber 15 millones de litros para que fuera letal"

Vamos a hacer cálculos: la dosis letal 50 (DL50) es 5,6 g/kg de peso en ratas. Para una persona de 70kg equivale a 5,6*70, es decir una dosis de 392 gramos. El nivel más alto que encuentran es de 2,5 microgramos por litro. Por lo tanto para llegar a la dosis letal deberías (en el caso donde más contaminación encuentran) beberte 392/0,0000025 =15,680,000 litros de agua. Con la concentración de este estudio deberías beber 15 millones de litros de agua para que fuera letal. Y antes morirías por otras causas que no serían precisamente el glifosato".

De igual modo opina Gonzalo Pérez del Arco, responsable de relaciones públicas de la patronal de fitosanitarios Aepla: "Con la cantidad de glifosato encontrada en los tomates, para llegar al índice máximo de residuos una persona tendría que comer 70 tomates todos los días y en el caso de cervezas habría que consumir 1.000 cervezas al día. Aunque quede presencia, está dentro de los límites y umbrales que exige la legislación y en los que supuestamente confiamos".

Según indicaba Mulet en este artículo, tanto la cafeína como la aspirina son más tóxicas en comparación que el glifosato. Tomando menos se muere. "No es una cuestión de qué tomar sino de cuánto se toma".

Por ello, el defensor del glifosato y los transgénicos Patrick Moore rechazó con un "no soy idiota" el ofrecimiento en una televisión francesa para que bebiera un vaso de glifosato.

- El glifosato produce malformaciones en los fetos. Este titular también fue publicado en el año 2011, dando por cierta esta realidad tan preocupante. "Un grupo de científicos heterogéneos -Cambridge University, the King's College, London School of Medicine y Institute of Biology, Unicamp, de Sao Paulo- descubrieron que "el glifosato causa malformaciones en animales en dosis altas, y también puede producir estos efectos en dosis medias".

Sin embargo, la respuesta del experto Mulet es que el estudio partía de un error de planteamiento dado que se había realizado "inyectando glifosato directamente en un feto. Si inyectas glifosato en un embrión se producen severas malforaciones, de acuerdo, pero conviene tener en cuenta que el embrión es un sistema muy delicado y cualquier sustancia extraña que inyectes va a tener efectos perjudiciales. Inyectar agua en el embrión produce un choque hipotónico que puede resultar fatal y a pesar de eso yo sigo bebiendo agua todos los días. Es como financiar un estudio para ver si tirándote de un sexto piso te mueres".

- El pesticida produce cáncer en adultos. El caso de Monte Maíz (Argentina) también ha surgido de forma recurrente. Se comentó que era un pueblo envenenado por el glifosato donde los casos de cáncer, neumopatías y abortos espontáneos superaban ampliamente la media nacional, ya que la tasa de cáncer prácticamente triplicaba la media nacional. Los datos en este caso parecen más evidentes e incluso el diario 'El País' trató esta situación en un artículo citando estudios del Centro de Investigación de Medio Ambiente de la Universidad de la Plata.

Sin embargo, Mulet considera que "lo que allí se realizó fue de todo menos un estudio científico, ya que los 'investigadores' se pusieron en mitad de la plaza del pueblo o fueron casa por casa preguntando quién tenía cáncer o cualquier otro tipo de enfermedad. Y se obvia que en esta zona, como en muchas otras zonas de Argentina, los acuíferos contienen arsénico, pero porque lo contienen de forma natural". Además, según afirmaron los que en su momento se plantaron contra esta ligazón directa entre glifosato e incidencia del cáncer, se había comprobado que departamentos argentinos sin agricultura tenían una tasa de cáncer mayor que otros que disponían de una agricultura con transgénicos y con uso del glifosato.

El glifosato obtiene una prórroga de 7 años gracias al Parlamento Europeo, algo "habitual en estos casos" según Mulet

Para el científico y divulgador Mulet, la votación producida este miércoles en el Parlamento Europeo carece de sentido, "ya que estamos debatiendo sobre un producto que sería nocivo si en una concentración alta resulta que ingiriéramos 15 milones de litros de agua que contuviera trazas de este compuesto", lo cual no representa un peligro real. En su opinión, "los ecologistas parecen tener perdida la batalla sobre los productos transgénicos en una mayor medida, por eso han decidido volcarse en el caso del glifosato utilizándolo como campaña de marketing".

El valenciano, que ya ha actuado como 'bestia negra' de los ecologistas en múltiples ocasiones, no pudo dar una charla explicando sus posiciones el pasado año tras un incidente en el Pabellón Argentino de la Universidad Nacional de Córdoba: "Cómo puede ser que un modelo de negocio de las multinacionales se cargue un modelo de vida de hace un montón de años? ¡Fuera Monsanto, te interesa la plata y no la vida de la gente! ¡Doce millones de personas fumigadas alrededor de los pueblos!" Aquí puede verse el vídeo con el incidente.

 "Existen otros compuestos que se han demostrado muy tóxicos como la atrazina o el paraquat. Tienden a utilizarse cada vez menos porque son muy dañinos. Sin embargo, no escucho a los ecologistas clamar contra estos productos", asegura Mulet, quien observa detrás de las actitudes de algunos activistas intereses económicos e incluso industriales. "A mí me han acusado siempre de estar pagado por Monsanto y yo siempre les he dicho que me miren donde está el cheque. Sin embargo, incluso el 'New York Times' descubrió casos como el de Charles Benbrook, opositor al glifosato del que se descubrió que había sido pagado por las empresas de plantaciones orgánicas"

un producto muy utilizado en españa

El herbicida/pesticida más utilizado del mundo, inventado por Monsanto hace casi cuatro décadas, ha vivido otra escaramuza este miércoles cuando el Parlamento Europeo ha rechazado prohibirlo a nivel comunitario y emplaza a volver a hablar del tema dentro de 7 años. Este principio activo es un genérico desde los años 90 y seguramente es el herbicida más utilizado del mundo: su eficacia está probada en la eliminación de hierbas que pueden afectar a la producción agrícola, y también se usa en jardinería en las ciudades o para evitar que aparezcan malas hierbas en arcenes de las carreteras.

En España se consumen unos 15.000 litros de glifosato al año, una cuantía muy superior a la de otros países como los nórdicos. Esto está causado, según los expertos, por el tipo de cultivo que prolifera con más abundancia en unos y otros ecosistemas. La vid, oliva o almendra, muy comunes en España, son plantaciones en las que los agricultores usan masivamente esa molécula.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba