Investigación

El Gobierno recula ante la presión de los investigadores por el cambio en sus contratos

La presión de los jóvenes investigadores y la petición de los rectores de las universidades obligan al Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha decidido, en coordinación con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, volver a encuadrar los contratos predoctorales en el epígrafe destinado a "obra y servicios" y no a "prácticas".

Imagen del trabajo en un laboratorio.
Imagen del trabajo en un laboratorio. CC

El Ministerio de Empleo ha decidido poner freno a las protestas de los investigadores predoctorales afectados por una modificación sin aviso en la nomenclatura de sus contratos, pasando de "obra y servicio" (401) a "prácticas" (420). En coordinación con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la institución volverá a encuadrar los documentos en el epígrafe 401 a efectos del código identificativo del tipo de contrato, que se utiliza para su clasificación administrativa, tal y como le pidió este jueves la Conferencia de Rectores de la Universidad Española (CRUE), así como representantes sindicales y grupos parlamentarios.

Según informa el ministerio, fue la CRUE la que en mayo de 2014 solicitó al ministerio que se enmarcaran estos contratos en el epígrafe 420, junto con otros contratos formativos. Asimismo, señala que el pasado miércoles 1 de marzo los secretarios de Estado de Educación, Empleo y Seguridad Social se reunieron con representantes de la CRUE para confirmarles que el contrato predoctoral "en ningún momento ha variado su naturaleza jurídica" fruto del cambio al epígrafe 420 en 2015 por ellos solicitado, tal y como adelantó Vozpópuli. Además, han asegurado que el documento mantiene todos sus derechos independientemente del epígrafe en el que se encuadre, ya que está regulado como modalidad específica de contratación laboral del personal investigador en formación prevista en el artículo 21 de la Ley 14/2011 de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

Código 401

De acuerdo a fuentes ministeriales, la cartera dirigida por Fátima Báñez solicitó que comunicaran urgentemente al Ministerio de común acuerdo con representantes de los trabajadores el código que consideran se adecúa con mayor precisión a la naturaleza de estos contratos. "En el día de ayer (este jueves), tal y como le fue requerido, la CRUE remitió un comunicado al Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el que solicitaban el retorno al epígrafe 401, tal y como también han solicitado representantes sindicales y grupos parlamentarios", añade. Por todo ello, el Ministerio ha procedido a reasignar el código 401 y se pone a disposición de rectores y agentes sociales como siempre para seguir garantizando los derechos de los investigadores en relación con el encuadramiento de contratos.

Así, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social solicitará a los empleadores que trasladen a los titulares de esos contratos predoctorales la información pertinente sobre estas modificaciones, que no alteran las condiciones de esos contratos. "El Ministerio de Empleo y Seguridad Social coincide con la CRUE con el objetivo de que sean diseñadas las mejores condiciones para el desarrollo de la carrera investigadora, materia que circunscribe su regulación a la Ley 14/2011 de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación", conlcuye.

Tarjeta sanitaria

Si bien el Gobierno asegura que las condiciones laborales de los investigadores no se veían de ningún modo alteradas con este cambio, pues solo "es un cambio de nomenclatura a efectos administrativos", del otro lado, el de los jóvenes afectados, explican que la modificación disminuye "nuestra cotización a la Seguridad Social, elimina nuestro derecho a indemnización al finalizar nuestro periodo contractual y dificulta el futuro acceso al mercado laboral". Además de imposibilitar el acceso a la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) en caso de solicitar estancias en centros de investigación fuera del país, un obstáculo que parece haberse superado. "Nadie ha estado nunca sin cobertura sanitaria", garantizan desde el Gobierno. 

Según Empleo, "únicamente" se ha producido un cambio en el documento al que pueden optar para acreditar su derecho a asistencia sanitaria en la Unión Europea, ya que en lugar de la TSE recibían el Certificado Provisional Sustitutorio (CPS), por falta de acreditación del tiempo necesario para acceder a la primera. Ambos garantizan la misma cobertura, si bien el segundo tiene una duración de noventa días, prorrogable durante la vigencia del contrato, como en el caso del resto de contratos temporales, a no ser que se justifique por parte del empleador que la duración del contrato supera los dos años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba