Actualidad

Siete mil quinientos españoles se han ‘apuntado’ al CNI para ser espía

El director del CNI reitera que cumplen con las directrices del Gobierno y que se buscaron las urnas del referéndum catalán y no se encontraron

Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia
Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia Europa Press.

Siete mil quinientos españoles se han apuntado por Internet para intentar ser espía en la página web del CNI, según contó el director del centro, el general Félix Sanz Roldán, en un encuentro con los socios de la Fundación Independiente.

El general dijo que estos datos demuestran que hay una buena cantera para trabajar (“tenemos muchas biografías”) en el centro, donde 3.500 personas, un 32% mujeres, dedican su jornada a seguir las directrices que les marca el Gobierno a quienes facilitan “elementos de juicio”.

Los asistentes preguntaron en varias ocasiones por qué no se encontraron las urnas del falso referéndum en Cataluña, a lo que el general contestó que el CNI hace lo que se le ordena y se buscaron y no se encontraron.

La sensación que quedó entre los asistentes, tras sus palabras, es que el Gobierno no puso mucho empeño en encontrar las famosas urnas.

Explicó el largo proceso que tiene que superar un aspirante donde, además de los nueves meses de academia, tiene que pasar cinco años para ser oficial que pueden terminar con una decisión negativa para el aspirante. “Lo más peligroso para unos servicios secretos es una persona desleal”, señaló en otro momento de su intervención.

Hacienda le ha confirmado que el próximo año tendrá un 5% más de presupuesto en unos servicios que aspiran a ser cada vez más secretos, “pero tenemos que ser discretos”.

El 27% de los que trabajan en el CNI son militares, mientras que cada vez son más los especialistas universitarios que desempeñan funciones en el centro donde hay traductores en 31 idiomas. Últimamente han incluido en su catálogo dos dialectos árabes más a los nueve de los que ya tenían especialistas.

No cree que en la actualidad haya seguridad interior y exterior sino solo seguridad.

El director del CNI considera que el funcionamiento de los servicios secretos es el mejor termómetro de una democracia.

El centro no apuesta por una opción, por personas, sino por todos “con respeto a la ley”. Da instrumentos al Gobierno “para que tome buenas decisiones” y no “para saber quién duerme con quién” y los hacemos todo “dentro de la legalidad”.

El CNI, que es un instrumento de seguridad, tiene en la actualidad como primera prioridad la lucha contra el terrorismo yihadista. La coordinación de los países de la Unión Europea “no puede ser mayor” y citó que en los dos primeros meses en los que funciona la nueva plataforma de información se ha logrado detener a 19 personas, algunos gracias a informaciones españolas.

Uno de los asistentes preguntó al director por qué no hacen algo por mejorar la imagen del CNI, a lo que el general contestó que además de las once comparecencias que ha hecho en el Congreso de los Diputados mantiene unas cuarenta reuniones al año similares a la que estaba participando para explicar el trabajo que realizan y “hacemos lo que podemos”.

Sus últimas palabras fueron para decir que “de nada se dicen mentiras más grandes que del CNI” y para expresar la gran voluntad de servir a España de todos los profesionales que trabajan en el centro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba