La muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía ha generado una ola de disturbios en Estados Unidos y protestas a nivel mundial. También ha provocado que Anonymous vuelva a la carga y haya amenazado al presidente americano, Donald Trump: o hace justicia o comenzarán a difundir todos los crímenes organizados que oculta el país. 

Además de involucrar al mandatario en esto último, su nombre también aparece en una lista de personajes relacionados con la trata y explotación sexual de menores mantenida por el pedófilo Jeffrey Epstein, que se suicidó en su celda hace casi un año. La familia real británica también aparece en la lista y según explica el grupo de ciberactivistas, esta mandó asesinar supuestamente a Lady Di al tener pruebas que podían encriminar a la realeza y al príncipe Carlos de Inglaterra.

¿Quién es Anonymous?

El colectivo Anonymous, autodenominado ‘hacktivistas’, o ciberactivistas, es el seudónimo de un grupo internacional de hackers anónimos que no tiene una jerarquía, no hay ningún líder, no tienen rostro ni una ideología definida. No pertenecen a ningún partido político y están distribuidos por todo el mundo. Se juntan para realizar acciones de protesta en línea o a veces de manera presencial.

¿Cómo actúan?

Revelan información confidencial de gobiernos y algunas empresas privadas que afectan a la sociedad en general tras haber hackeado previamente sus páginas web. 

En sus vídeos, utilizan una máscara de Guy Fawkes, de la película de 'V de Vendetta' y distorsionan su voz para que no se les identifique. Su lema es: "El conocimiento es libre. Somos Anonymous. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos".

Tras tres años de inactividad, el grupo de ciberactivistas ha reaparecido tras la muerte de George Floyd para condenar el abuso y brutalidad policial. Anonymous publicó este vídeo en su cuenta de Facebook, en el que podemos ver a una persona con la cara oculta tras la mencionada máscara de Guy Fawkes y con la voz distorsionada.

En él aseguran que la brutalidad policial es un mal endémico que ha contagiado a las comisarias de todo el país y que los crímenes de la policía "se han saldado sin castigo durante demasiado tiempo". Después amenazan al Departamento de Policía de Mineápolis, -al que han hackeado su página web-, al considerarla una de las peores. "Lamentablemente, no confiamos en que vuestra organización corrupta para impartir justicia, así que expondremos vuestros crímenes ante el mundo. Somos legión. Esperadnos", señalan en el videocomunicado.

¿Cómo nació?

Anonymous nació como diversión en el año 2003 en los foros de 4Chan. Una comunidad donde cualquier usuario puede publicar un texto o una foto relacionada con un tema. A diferencia de lo que ocurre con Facebook, no necesita identificarse para dejar un comentario. Cuando esto sucede, el usuario aparece como “Anonymous”. Este nombre representa en una sola persona, a toda una comunidad, que tiene un mismo propósito.

Cuando verdaderamente su nombre se da a conocer a nivel mundial es cuando se destapó el escándalo de Wikileaks. El colectivo se declaró enemigo de todo aquel que no apoyara a Julian Assange, quien filtró  miles de documentos de empresas y gobiernos, entre ellos información sobre las acciones de Estados Unidos en la guerra en Afganistán e Irak.

El propósito de que la verdad quería ser libre y necesitaba ser liberada atrajo la atención de Anonymous para apoyar esta causa.

Otros ataques cibernéticos

Entre sus ataques cibernéticos más conocidos están el haber pirateado páginas web como las de la Asociación Americana de la Industria Musical (RIAA) o la Asociación Americana Cinematográfica (MPAA). También han ido contra la iglesia de la cienciología. También han ido en contra del gobierno de Túnez, Egipto o Colombia revelando informaciones delicadas.

También han provocado ciberataques contra el Estado Islámico y han filtrado lista de cuentas de Twitter afines a grupos yihadistas tras el atentado terrorista en 2015 contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo y los atentados en París provocados por ISIS.

En los últimos días también tumbaron la página web de la Policía de Mineápolis y han pirateado la emisora de radio de la Policía de Chicago para reproducir 'Fuck the Police'.