JUICIO GÜRTEL Los tres puntos débiles de la defensa de Bárcenas

Las sesiones del juicio Gürtel celebradas hasta ahora han dañado la previsible estrategia de defensa del extesorero del PP de negar cualquier relación con la trama. Las acusaciones de Correa, el mote de 'Luis el Cabrón' y el permiso de Suiza a que se use su documentación bancaria como prueba para sustentar las acusaciones por delitos fiscales son su talón de Aquiles.

El extesorero del PP Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.
El extesorero del PP Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Si es cierto que la mejor defensa es un buen ataque, Luis Bárcenas deberá lanzar este lunes una auténtica ofensiva durante su primer día de declaración en el juicio por la primera etapa de la trama Gürtel. Sobre todo porque durante las sesiones de la vista celebradas hasta ahora, varios hechos le han perjudicado en su intento por salir indemne en la causa. En primer lugar, la pseudoconfesión del principal implicado de la trama, Francisco Correa, que mientras intentaba salvar a sus colaboradores no dudó en señalar al extesorero del PP como uno de los políticos a los que entregó 'mordidas'. El segundo, el testimonio de una de las implicadas, Isabel Jordán, que le identificó como 'Luis el Cabrón', el mote que figura ligado en los apuntes de la caja B de la red de corrupción a una entrega de 72.000 euros. Y, en tercer lugar, la decisión de Suiza de autorizar a la Justicia española para usar la información de las millonarias cuentas en Ginebra del político para acusarle también de delitos fiscales, que suponen más de la mitad de la petición de 46 años de cárcel de la Fiscalía Anticorrupción. Son los tres puntos débiles del extesorero del PP, que este lunes comienza a jugarse buena parte de su futuro judicial.

Las acusaciones de Correa

El primer día de la esperada declaración de Francisco Correa, considerado el cabecilla de la trama, fue un auténtico jarro de agua fría para Bárcenas. Él fue, de hecho, el mayor afectado por las palabras del principal implicado en la Gürtel, quien había anunciado su disposición a colaborar con la Justicia, aunque su declaración fue finalmente sólo una pseudoconfesión. Así, mientras 'Don Vito' se esforzaba en exculpar de cualquier responsabilidad a sus colaboradores y a otros procesados, no dudó en cargar contra el extesorero del PP, del que llegó a afirmar que fue él quien le propuso cobrar 'mordidas' por ayudar a empresarios a conseguir contratos públicos en Castilla y León. Sin reparos para señalarle como el destinatario de las comisiones del "2 ó 3%" que recibían por esos amaños, Correa llegó a afirmar que le llevó "grandes cantidades" de dinero a su despacho en la sede del PP de la calle Génova. Incluso aseguró que era el político 'popular' el encargado de repartir la comisión con otros beneficiarios.

Correa aseguró al tribunal que fue Bárcenas quién le propuso cobrar 'mordidas' del "2 ó 3%" a empresarios por conseguirles contratos públicos

No obstante, la declaración de Correa no fue del todo negativa para Bárcenas, una de las pocas personas que se sientan en el banquillo de los acusados con la que el 'cabecilla' de la trama no ha cruzado palabra durante las jornadas del juicio. Así, en sus respuesta intentó desligar a la mujer del extesorero, Rosalía Iglesias, también en el banquillo de los acusados, de uno de los 'pelotazos' de la trama del que se encontraron documentos con su nombre. En otra ocasión, quiso desvincular al político del célebre apelativo 'Luis el Cabrón'. 'Don Vito' aseguró al Tribunal que esa era la forma coloquial con la que él se refería al empresario Luis Delso, ahora salpicado en otros escándalos como el 'caso Pujol' o el de los comisionista Pedro Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui, pero nunca al político.

El mote que nadie quiere

Un gesto este último que fue corroborado en los días siguiente por otros dos destacados procesados, Pablo Crespo, señalado como el lugarteniente de Correa, y Álvaro Pérez 'El Bigotes'. Sin embargo, la 'coartada' se comenzó a tambalear cuando le tocó el turno de declarar a Isabel Jordán, administradora de varias empresas de la trama. Ésta aseguró dos veces al tribunal que cuando oía al cabecilla hablar por teléfono de 'Luis el Cabrón' ella "y mucha gente" tenían claro que se referían al entonces senador 'popular'. En las siguientes días de su declaración, Jordán intentó rectificar. Aseguró que quizá se excedió con aquella afirmación y que, realmente, lo que oyó fueron los insultos en genérico. Todo ello, 'ayudada' por las preguntas de los abogados del propio Bárcenas y de 'El Bigotes', que le pidieron que especificase cuándo y en qué circunstancias había oído a 'Don Vito' referirse con ese apelativo al ex tesorero.

Bárcenas intenta evitar a toda costa que se le vincule con el mote de 'Luis el Cabrón' para evitar la acusación de cohecho por recibir una 'mordida' de 72.000 euros

La identificación de quién es realmente 'Luis el Cabrón', quien figura como receptor de 72.000 euros en los apuntes contables de la caja 'B' de Correa, se ha convertido en una pieza capital para el juicio. El propio presidente del Tribunal, el magistrado Ángel Hurtado, lo dejó claro durante el interrogatorio de uno de estos letrados a la antigua administradora de las empresas de la trama al afirmar que la adjudicación final del alias "tiene su importancia". De hecho, ha admitido que se cite a declarar como testigo a Luis Delso, el otro 'candidato' a recibir tal denominación.Al fin y al cabo, la adjudicación en la futura sentencia de ese mote al ex tesorero o al empresario es importante tanto para el propio Bárcenas como para Álvaro Pérez. Al primero, porque de evitar finalmente que le atribuyan dicho sobrenombre evitaría el delito de cohecho. Al segundo, porque supuestamente fue él quien entregó el dinero al misterioso personaje, y no tendría las mismas consecuencias jurídicas ser el responsable de dar una 'mordida' al entonces senador 'popular' que haber entregado simplemente dinero a un empresario con el que asegura que tenía una deuda.

La carta Suiza

La gran batalla judicial que ha librado Bárcenas en los meses anteriores a la celebración del juicio ha sido la de evitar que las autoridades de Berna autorizasen a la Justicia española utilizar durante la vista los datos remitidos a Madrid de sus cuentas en Ginebra. Y la ha perdido. El primer día del juicio, la representante de la Fiscalía Anticorrupción ya anunció que Suiza estaba a punto de dar luz verde a dicho uso tras recibir una misiva de sus colegas helvéticos. Aquella afirmación provocó la airada reacción de varias de las defensas, que veían como con la misiva se hundía buena parte de su estrategia para torpedear una parte relevante de las acusaciones que pesan sobre sus clientes. En el caso del ex tesorero del PP, los ocho delitos fiscales de los que se le acusa y que representan 26 de los 46 años que le pide Anticorrupción en su escrito de acusación. Más de la mitad de la condena. No era el único afectado. También puede influir en la condenas finales de Francisco Correa; su lugarteniente, Pablo Crespo; el supuesto testaferro de Bárcenas, el 'broker' Iván Yáñez; y los alcaldes de Majadahonda y Boadilla del Monte, Guillermo Ortega y Arturo García Panero, 'El Albondiguilla' (este último es el único que no se sienta en el banquillo en el juicio por la primera etapa del 'caso Gürtel' ya que está procesado en otra pieza de la causa).

La autorización de Suiza para que la Justicia española pueda usar los datos de las cuentas suizas de Bárcenas permite acusarle de delito fiscal

El anuncio se confirmaba días después. Al inicio de la séptima sesión del juicio, la fiscal Concepción Sabadell anunció que había recibido una segunda misiva de Suiza, la que confirmaba que el Tribunal Federal había dictado el 5 de octubre el fallo definitivo que autorizaba finalmente al tribunal a utilizar "para la represión de los delitos contra el Tesoro Público, la documentación bancaria que se transmitió a España por delitos de falsificación de documentos, corrupción y blanqueo de capitales". En la misma se recogía los datos bancarios tanto a nombre del extesorero del PP y su mujer, como de las empresas 'pantalla' Sinequanon, Tesedul SL y Grandal Global. Acababan así dos años de pleitos entre Bárcenas y la Justicia española en Suiza. Surgía también el que posiblemente sea el principal punto débil del extesorero.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba