Murcia El presidente de Murcia dimite para evitar un gobierno tripartito en la región

El presidente de la Comunidad de Murcia Pedro Antonio Sánchez, ha presentado su dimisión por "responsabilidad" ante el pueblo murciano y para evitar la conformación de un gobierno tripartido, algo que según Sánchez, sería un "desastre" para la región.  Sánchez seguirá presidiendo el PP de Murcia y mantendrá su escaño en la Asamblea regional. Fernando López Miras será el nuevo presidente de Murcia.

"Me voy por responsabilidad hacia el pueblo de Murcia. Sé que lo que está pasando no es justo, pero está en mi mano evitar una injusticia mayor que es condenar a la región de Murcia a un gobierno tripartito". Con estas palabras el presidente de la Comunidad murciana, Pedro Antonio Sánchez, ha anunciado lo que era un secreto a voces durante toda la mañana. Sobre todo después de que se conociera la convocatoria, la pasada medianoche, de una reunión "inexcusable" y de asistencia "obligatoria"en la sede del partido dirigida a la dirección de su formación.

Poco antes de ese encuentro,  Pedro Antonio Sánchez ha querido comparecer ante los medios de comunicación para explicar que "me quita el sueño que un tripartido pueda acabar con todo esto. Un gobierno de esas características sería desastroso para la región y en 48 horas ese tripartido puede ser una realidad", ha dicho Sánchez en referencia a un hipotético acuerdo de gobierno entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Anoche- ha asegurado- "tuve una información absolutamente segura de que el tripartito estaba cerrado. La comunidad iba estar gobernada por Tovar con un acuerdo de Ciudadanos y Podemos. Eso es no es lo que quiere la gran mayoría de los murcianos y tengo que hacer todo lo que esté en mis manos para evitarlo". 

En una breve alocución en la que no ha admitido preguntas de los medios de comunicación, Pedro Antonio Sánchez ha insistido en que "toma esta decisión sólo pensando en la gente, convencido de que no ha cometido ninguna irregularidad y pidiendo una reflexión sobre el respeto a la presunción de inocencia para fortalecer la democracia".

Fernando López Miras es el candidato presentado por el PP  para presidir la región de Murcia. Pedro Antonio Sánchez seguirá al frente del Partido Popular de Murcia y también mantendrá su escaño en la asamblea regional. Conservará, por tanto, el privilegio del aforamiento y las causas que tiene abiertas seguirán siendo investigadas en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Sánchez fue elegido presidente del PP murciano hace solo veinte días, en el congreso regional celebrado el pasado 18 de marzo.

Dimisión forzada por Génova

Finalmente Génova ha cedido a la presión y a la incertidumbre de perder uno de sus cinco gobiernos regionales y ha forzado la dimisión de Sánchez. Con ese fin se ha desplazado esta mañana hasta Murcia el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo quien ha presido la reunión de la ejecutiva de su partido, una convocatoria que se produjo mediante un SMS la pasada medianoche. Una hora antes el comité regional del PSOE, daba el visto bueno de forma unánime al programa de gobierno que iban a plantear los socialistas con el apoyo de Ciudadanos en la moción de censura de mañana y pasado. Ese debate y votación ya no se producirá. La moción decae y en su lugar se producirá en los próximos días una nueva investidura. Será la Junta Directiva Regional  la que propondrá el nombre del sustituto de Sánchez.

Posible nueva imputación judicial

El relevo en la Comunidad murciana se produce un día después de que el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, que instruye la causa de corrupción sobre la trama Púnica, elevara una exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Murcia para que impute a Sánchez por delitos de fraude, cohecho y delito de revelación de información reservada.

 El juez considera que Sánchez concertó con la red Púnica trabajos reputacionales en Internet y redes sociales, de carácter privado bajo el amparo de la prestación de servicios a la Consejería de Educación de Murcia. En el caso de que el tribunal superior atienda la petición del juez, la nueva imputación se sumaría a la de prevaricación, fraude y malversación por las que está siendo investigado en el caso Auditorio, sobre las irregularidades en la construcción de un equipamiento cultural en Puerto Lumbreras, localidad de la que el político fue alcalde.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba