Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros españoles superaron los 7,2 millones en mayo, por encima de los 4 millones que hubo en abril y de las 271.000 de mayo de 2020, en pleno estado de alarma provocado por el coronavirus, con casi todos los establecimientos cerrados.

Según los datos de la Encuesta de Coyuntura Hotelera, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en mayo de 2019, antes de la pandemia, las pernoctaciones rozaron los 32 millones, lo que representa un descenso del 77,4 % frente al mismo mes de 2021.

En mayo, los diferentes establecimientos hoteleros facturaron de media 75,9 euros por habitación ocupada. Atendiendo a la procedencia de los viajeros, las pernoctaciones de los residentes en España superaron los 4,6 millones, es decir, el 64,2 % del total, mientras que las de los no residentes se situaron por encima de los 2,5 millones.

Reducción de un 53,6%

En los cinco primeros meses de 2021 las pernoctaciones hoteleras se redujeron un 53,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Las de residentes bajaron un 16,6 % y las de extranjeros disminuyeron un 76,3 %.

Según el INE, al cierre de mayo estaban abiertos en España 10.464 establecimientos hoteleros, frente a los 1.575 del mismo mes de 2020, lo que representa un 56,1 % del total del directorio de establecimientos.

Andalucía, Cataluña y las Islas Baleares fueron los destinos más elegidos por quienes viajaron en España durante el mes de mayo, con el 17,7 %; 14,7 % y 12,8 % del total de pernoctaciones. Los destinos principales de los viajeros residentes en España fueron Andalucía, Cataluña y la comunidad de Madrid, en tanto que los no residentes se decantaron por Baleares, con casi un 30 % de las pernoctaciones, seguido de Canarias y Cataluña.