Pedro Morenés será el encargado de entenderse con la Administración de Donald Trump: será embajador por España en Estados Unidos. El Gobierno ha pedido ya el place para que el exministro de Defensa se asiente en Washington. A doce días de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la decisión que ya había sido adelantada el pasado diciembre se hace oficial. 

Morenés ya mantuvo relaciones con Estados Unidos en su época al frente de la cartera de Defensa, entre 2011 y 2016.