Juan Manuel Santos-Suárez Márquez, el consejero más antiguo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), asume desde este jueves la presidencia del organismo supervisor de los mercados españoles al finalizar el mandato de la hasta ahora presidenta Elvira Rodríguez.

En un comunicado, la CNMV ha explicado que tras expirar este jueves el mandato "legalmente establecido" de la presidenta y la vicepresidenta, Lourdes Centeno, y ante la imposibilidad de que un Gobierno en funciones haga nuevos nombramientos, Santos-Suárez, como consejero no nato de mayor antigüedad en el cargo, "asume todas las funciones de la presidencia".

Como consecuencia del fin de los mandatos, el Comité Ejecutivo de la CNMV deja de tener el quorum necesario para tomar decisiones, por lo que sus funciones serán asumidas por el Consejo, que sigue plenamente operativo, al contar con cuatro miembros.

El próximo martes se reunirá el Consejo para fijar el nuevo orden de competencias, según la CNMV, que ha asegurado que la existencia de un Consejo y una presidencia con todas las facultades "garantiza el funcionamiento normal del supervisor".

La continuidad de Rodríguez habría necesitado la aprobación de un Real Decreto Ley como ha ocurrido con la presidencia de la CNMC

Un Gobierno en funciones no puede renovar la presidencia de la CNMV, por lo que hubiera sido necesario modificar la Ley, y así permitir que tanto Rodríguez como Centeno pudieran seguir en el puesto de manera interina, como ha ocurrido en otros organismos como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

No obstante, la oposición de algunos partidos políticos como PSOE y Ciudadanos a aprobar un Real Decreto Ley que permitiera mantener a Rodríguez y Centeno en el cargo ha provocado la salida de ambas.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, explicó esta misma semana que esta es una "solución interina para salir al paso de esta falta de presidencia y vicepresidencia de la CNMV, pero que va a mantener sin duda el funcionamiento del organismo.