Juicio Gürtel

El 'llorón' de la Gürtel

José Antonio Sáenz Jiménez, exconcejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, rompe a llorar durante su interrogatorio en el juicio del 'caso Gürtel'. La Fiscalía Anticorrupción pide para él 2 años y tres meses de prisión y nueve años más de inhabilitación por los delitos de fraude y prevaricación.

José Antonio Sáenz Jiménez era uno de los procesados del 'caso Gürtel' más desconocidos. Concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón en aquella época en la que la trama Gürtel campaba a sus anchas por este municipio madrileño de la mano del alcalde 'popular' Jesús Sepúlveda, era un encausado de tercera fila, de esos cuya declaración pasa con más pena que gloria durante la vista sin conseguir atraer el interés de los periodistas. Sin embargo, este miércoles ha conseguido salir, muy a su pesar, de ese previsible anonimato informativo. Y lo ha hecho no por hacer tirar de la manta o hacer declaraciones 'a lo Alvaro Pérez' llenas de frases capaces de gestar mil y un titulares. José Antonio Sáenz Jiménez pasará a la fugaz historia judicial española por llorar ante el tribunal de tal manera que ha sido incapaz de articular palabra. Tal ha sido la imagen que ha dado, que el presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, ha asegurado que a la vista de "su expresión" se hacía una idea de "lo que le ha supuesto" estar sentado en el banquillo.

Anticorrupción pide 2 años y tres meses de cárcel para José Antonio Sáenz por su presunta implicación en el amaño de un contrato del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón

El concejal 'llorón' está acusado por la Fiscalía Anticorrupción de los delitos de fraude continuado a las Administraciones Públicas y prevaricación por su presunta "participación relevante"en el amaño de un contrato de más de 150.000 euros para la organización de XXXI Congreso Nacional de Parques y Jardines Públicos del año 2004 en Pozuelo de Alarcón. Le piden por ello dos años y tres meses de prisión y otros nueve años de inhabilitación para ocupar cargo público. En su escrito, el Ministerio Público detalla que, siguiendo indicaciones del alcalde Jesús Sepúlveda, entró en contacto con dos personajes claves de la trama: el 'número 2', Pablo Crespo, e Isabel Jordán, la administradora de varias empresas de Francisco Correa. De hecho, fue Jordán la que supuestamente le facilitó los pliegos del concurso que, con pequeñas modificaciones, sirvieron para que el mismo fuera adjudicado a una empresa 'pantalla' de 'Don Vito' quería.

Hijos en edad escolar

Con estas acusaciones se ha sentado este miércoles en la silla desde la que declaran los acusados... y se ha puesto a llorar. Su abogada defensora ha intentado que detallase al Tribunal lo que le había supuesto para su vida personal la imputación y el posterior procesamiento. No ha podido hablar. Tan sólo asentir a las afirmaciones de su letrada de que estaba en paro y que tenía tres hijos en "edad escolar y universitaria". El magistrado Ángel Hurtado ha pedido a la abogada que no ahondase más en esas cuestiones vista la reacción del exconcejal y su incapacidad para responder a las preguntas. Instantes después se levantaba y se dirigía a su lugar en el banquillo de los acusados. Sus lágrimas le habían convertido en el protagonista de la jornada del juicio del 'caso Gürtel', pero también han impedido que explicase su carrera política, iniciada en el Ayuntamiento de Madrid. Desde allí fue reclamado para su lista electoral por el antecesor de Sepúlveda al frente del Consistorio de Pozuelo, Martín Crespo, quien, sin embargo, terminó relegándole de sus funciones.

Cuando fue imputado en noviembre de 2012, Sáenz ocupaba un alto cargo en el Ayuntamiento de Getafe que entonces encabezaba el 'popular' Juan Soler

Fue, precisamente, la llegada del exmarido de Ana Mato a la alcaldía del municipio madrileño la que pareció reactivar su carrera política. Con él ocupó el cargo de concejal de Medio Ambiente desde el que se ha visto implicado en el 'caso Gürtel'. Sin embargo, esto se produjo mucho más tarde. En concreto, el 22 de noviembre de 2013. Ese día, el entonces titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, le llamaba a declarar como imputado por el congreso de 2004. Para entonces, José Antonio Sáenz ya no estaba en el Ayuntamiento de Pozuelo, sino en el de Getafe que entonces encabezaba el hoy senador 'popular' Juan Soler. Su puesto era el de director de Promoción de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Getafe (EMSV). Lo perdió, precisamente, por esa citación judicial. Desde entonces, ha asegurado asintiendo con la cabeza entre lloros, está en el paro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba