Elecciones Reino Unido Theresa May gana pero deja al Reino Unido más débil para negociar el 'brexit'

La figura de Theresa May queda muy debilitada a pocos días del comienzo de las negociaciones para salir de la Unión Europea. Se encuentra ante un Parlamento ingobernable y el laborista Jeremy Corbyn ya ha pedido su dimisión. Los independentistas escoceses se desinflan en las urnas.

Theresa May ha fracasado en su órdago electoral. A pesar de haber ganado las elecciones de Reino Unido, no ha logrado el refuerzo de la mayoría absoluta que buscaba con el adelanto de los comicios. Después de una intensa noche de recuento circunscripción por circunscripción y a falta de 1 escaño por adjudicar, el Partido Conservador ha conseguido 318 asientos mientras que los laboristas de Jeremy Corbyn han obtenido 261 sillas en el Parlamento. Este último ha pedido la dimisión de May, pero las voces que piden su renuncia comienzan a escucharse en sus propias filas.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha sufrido un notable pinchazo, pasando de 54 a 35 diputados. Los liberaldemócratas obtienen 12 puestos. Sin la mayoría absoluta, situada en 326 escaños, May se encuentra ante lo que se conoce como un parlamento 'colgado' en el que tendrá muy difícil gobernar en solitario, por lo que tendrá que contar con el apoyo -no coalición- de los unionistas de Irlanda del Norte (DUP), que han obtenidp diez escaños. No se daba un 'Hung Parliament' desde 2010.

A pesar del triunfo de la actual primera ministra en las urnas, su liderazgo ha quedado muy debilitado tras una campaña plagada de errores de estrategia. May es la segunda mujer en ocupar Downing Street, 25 años después de Margaret Thatcher. Adelantó los comicios inicialmente previstos para 2020 para reforzar su mayoría en Westminster y poder negociar con el suficiente respaldo el divorcio de la Unión Europea.

La jefa del Gobierno buscaba legitimarse en el cargó que heredó de su predecesor David Cameron tras el referéndum del brexit. A tenor de los resultados de esta noche, la apuesta de May ha sido un jarro de agua fría a diez días del comienzo de las negociaciones con Bruselas. Seis ministros del actual Ejecutivo conservador han perdido su escaño. 

Corbyn mantiene el tipo

El veterano Jeremy Corbyn ha conseguido reducir la brecha que hace unos meses le separaba de May. La primera ministra le sacaba veinte puntos de ventaja en las encuestas cuando anunció en abril el adelanto electoral. Los 261 parlamentarios laboristas supondrían un aumento de 32 diputados con respecto a las anteriores elecciones, algo impensable hace algunos meses. Durante la mayor parte de la noche, los laboristas han liderado el recuento de papeletas. "Lo que ha obtenido May es una pérdida de asientos, de votos y una pérdida de confianza. Creo que eso es suficiente para que se vaya", ha dicho Corbyn esta noche.

May ha obtenido una pérdida de asientos, de votos y de confianza. Creo que es suficiente para que se vaya"

Jeremy Corbyn

Por su parte, los Liberal-demócratas, que sufrieron una notable caída tras participar en el Ejecutivo de Cameron entre 2010 y 2015, obtendrían 14 escaños en los Comunes. Esto supone una mejora de cinco diputados con respecto a los comicios de 2015. Su líder, el proeuropeo Tim Farron, ha logrado mantener su escaño pero descarta entrar a formar parte de una nueva coalición. El que no ha corrido la misma suerte es el exlíder del partido, Nick Cleg, que no ha logrado revalidar su puesto en Westminster.

El Partido Nacional Escocés de Nicola Sturgeon ha salido peor parado, tras haberse hecho con sólo 35 escaños, lo que supone una caída de 19 parlamentarios. El líder de la formación, Angus Robertson, y el ex ministro principal de Escocia Alex Salmond, han perdido sus asientos. En cuanto al partido eurófobo UKIP, se han cumplido todos los pronósticos y ha perdido el único escaño que había logrado en 2015. El partido ha ratificado su desaparición del mapa político tras la dimisión de su líder Nigel Farage.

Los errores de May

Aunque May ha tratado de colocar al brexit en el centro de una campaña muy presidencialista, el programa de los 'tories' no convenció ni a los propios conservadores tras la introducción de un impuesto para los ancianos dependientes (dementia tax). 

La gesta de Corbyn -enfrentado a su propio grupo parlamentario- ha sido transformar una figura demonizada por toda la prensa. Aunque le caricaturizaban como el candidato de la izquierda con menos posibilidades de gobernar, el líder laborista de 68 años ha insuflado ilusión entre los jóvenes y ha logrado evitar la humillación en las urnas. Con su retorno a la esencia ideológica de la izquierda ha demostrado que esta aún tiene cabida en el Reino Unido posterior al brexit.

El líder laborista de 68 años ha insuflado ilusión entre los jóvenes y ha logrado evitar la humillación en las urnas

Los atentados terroristas de Manchester y Londres tampoco han beneficiado a Theresa May, pues se le acusó de haber reducido el número de efectivos policiales durante su etapa en el Ministerio del Interior en el Ejecutivo de Cameron (2010-2015). Corbyn llegó a pedir su dimisión y May replicó en un acto electoral que estaba dispuesta a modificar las leyes que protegen los derechos humanos si eso servía para combatir el terrorismo.

Con esta victoria que para May sabea a derrota, la primera ministra deberá hacer frente a las turbulencias políticas y económicas que planean sobre las islas británicas. No sólo tendrá que negociar la salida de la Unión Europea -cuya negociación comenzará previsiblemente el 19 de junio-, sino que deberá lidiar con la presión independentista de Escocia y con el pujante desafío del terrorismo yihadista. "Este país necesita un periodo de estabilidad. Si el Partido Conservador ha ganado la mayor cantidad de escaños y votos, le corresponderá asegurar esa estabilidad", aseguraba May tras conocer su victoria en su circunscripción.

Tras conocerse los primeros sondeos, la libra esterlina perdía un 1,2% frente al euro en el mercado continuo. May, que apostó en la campaña del brexit por la permanencia, deberá pelear con Bruselas las condiciones que ella misma ha impuesto a la salida: abandono del mercado común, de la unión aduanera y de la legislación comunitaria. Todas ellas, sin embargo, han quedado condicionadas por el incierto resultado que han arrojado las urnas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba